Inauguración de la exposición “Mirada y presencia” en la Diputación de Huelva

Este gran proyecto ha sido posible gracias al respaldo de la propia Diputación que nos abrió sus puertas, así como de la generosa contribución de la Fundación y Museo Kaluz, y el apoyo de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática de España.

El pasado lunes 16 de enero, tuvimos el enorme gusto de inaugurar la exposición “Mirada y presencia. Obras del exilio republicano español en México. Colección del Ateneo Español de México” en la Sala de la Provincia de la Diputación de Huelva.

En el acto inaugural estuvieron presentes Juan Antonio García, Vicepresidente de la Diputación de Huelva, Fernando Martínez López, Secretario de Estado de Memoria Democrática, Juan Luis Bonilla, integrante de la Mesa Directiva del Ateneo Español de México, y Salvador Gómez, Diputado de Memoria Democrática.

La exposición pretende rendir un homenaje al importante legado que el Exilio Español produjo en prácticamente todas las áreas de la cultura mexicana, así como recordarnos que, más allá de la tragedia que representó para el pueblo español la Guerra Civil y los acontecimientos posteriores, ambos pueblos supimos construir un nuevo vínculo de fraternidad que forma parte de la Memoria común a nuestras naciones, el cual afortunadamente está en proceso de ser recuperado a través de diversas acciones. Asimismo, se ha incluido un programa de conferencias magistrales, a cargo de los especialistas académicos José Luis Mora, Jesús Ramírez Copeiro del Villar y Ma. Luz Bort Caballero. Puedes consultar el programa de las conferencias AQUÍ.

Con el título “Mirada y presencia”, se recuperan las reflexiones que la filósofa María Zambrano realizó a propósito de la obra pictórica de Ramón Gaya (otro pintor español exiliado en México). Al respecto, la pensadora afirmaba que hay algo que nos hace posible acceder a una presencia oculta en las obras, se trata de una forma más profunda e intensa de ver, que es la mirada, lo cual no es otra cosa que nuestra capacidad de penetrar más allá de las formas y colores que aparecen ante los ojos para encontrar el sentido que se esconde en ellos: reconocer un ideal, aceptar la propuesta de una nueva manera de ver el mundo y de una forma diferente de habitarlo.

La exposición, cuya curaduría estuvo a cargo de Karina Torres Vega, está estructurada en dos secciones: en la primera, se aproxima al fenómeno de la Guerra Civil y el posterior exilio a través de manifestaciones plásticas y documentos diversos que puedan mostrar la terrible herida que estos acontecimientos ocasionaron a España. En la segunda sección, a través de la enorme diversidad de estilos artísticos, es posible apreciar la gran pluralidad de formas en las que los exiliados en México afrontaron un nuevo panorama y construyeron para sí un nuevo lugar al que pudieran llamar hogar.

El objetivo ulterior de la muestra es promover la enorme importancia los valores de la democracia en nuestra sociedad, así como de honrar el profundo lazo de amistad entre México y España. Un fenómeno como el exilio español en México nunca terminará de calcularse en su justa dimensión, pues hasta el día de hoy sigue rindiendo frutos a través de instituciones fundadas por los exiliados y a través de las nuevas generaciones de descendientes de aquel éxodo, lo cual podrá ser apreciado por el público que visite la exposición.

Agradecemos la disposición y la generosidad de la Diputación de Huelva y de su presidenta, Dña. María Eugenia Limón, por abrirnos sus puertas para que una muestra representativa de la obra plástica del Ateneo Español de México —precisamente una de las instituciones fundadas por los refugiados españoles en México—, pueda exhibirse en España por primera vez. La exposición incluye 40 obras de 26 artistas, entre quienes se encuentran Cristóbal Ruiz, Fidel Cuesta, José Bardasano, Elvira Gascón, Roberto Fernández Balbuena, Manuel Ballester, Josep Renau, entre otros, así como numerosos documentos históricos del Archivo y Biblioteca del Ateneo.

Agradecemos también la presencia y participación del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, al Ministro Don Félix Bolaños y, en especial, a Don Fernando Martínez López, quien encabeza la Secretaría de Estado responsable de poner en marcha las acciones que se están llevando a cabo por parte del Gobierno español para recuperar la Memoria Democrática.

Asimismo, reconocemos y agradecemos a nuestro querido Antonio Rus, quien encabeza el área de Memoria Democrática de la Diputación de Huelva, por todas las atenciones que brindó para hacer posible este proyecto, junto con todo el equipo de trabajó detrás de la transformación de la sala, el montaje de la exposición y todos los procesos paralelos.

De igual manera, hacemos mención del enorme apoyo que nos brindó el Museo y Fundación Kaluz para poder llevar a cabo la muestra, en especial a don Antonio del Valle, a José Ignacio Aldama y a todo el equipo del Museo, quienes asesoraron, acompañaron y pusieron mucho de su parte para hacer este proyecto realidad.

Damos las gracias al Museo Vázquez Díaz de Nerva por el préstamo de tres obras del artista exiliado Demetro Llordén, así como a María Clauss, fotógrafa y comisaria de la exposición “Que no habite el olvido”, la cual estuvo exhibida en la misma sala, por la pieza sobre los exiliados onubenses que se puede apreciar en la muestra. También, muchas gracias a María Luz Bort Caballero, catedrática de la Universidad de Huelva, por sus aportaciones y por el énfasis de su trabajo en la presencia de las mujeres del exilio español.

La exposición se encontrará en la Diputación hasta el 28 de febrero, por lo que invitamos a todos nuestros asociados y amigos en España que no pierdan la oportunidad de visitarla.

Posted in Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.