Recibimos la visita del Secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe y el Español en el Mundo

Con gran gusto les compartimos que el pasado 17 de enero tuvimos la visita de Don Juan Fernández Trigo, Secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe y el Español en el Mundo, acompañado de Don Juan López-Dóriga, Embajador de España en México, Doña María Salcedo Ortiz, Directora del Gabinete de la Secretaría de Estado para Iberoamérica y el Caribe y el Español en el Mundo, y de Don Rodrgio Reyero Pita, Primer Secretario de la Consejería Política de la Embajada de España en México.

Recibidos por el presidente del Ateneo, Ernesto Casanova Caloto, durante su visita  pudieron apreciar parte de la colección plástica del Ateneo, así como una pequeña muestra del importante acervo bibliográfico que conservamos, al consultar la revista Estampa y el Informe Quintanilla.

El Secretario reconoció la destacada labor del Ateneo por preservar la memoria histórica del exilio español, y agradeció por el cálido recibimiento.

Desde el Ateneo nos congratulamos por tan destacada visita, expresando que siempre serán bien recibidos y con los brazos abiertos.

Juan López Dóriga, Embajador de España en México; Juan Fernández Trigo, Secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe y el Español en el Mundo; y Ernesto Casanova Caloto, presidente del Ateneo.

“Memoria” de Luis Moro, carpeta homenaje a María Zambrano

A manera de homenaje a la gran filósofa María Zambrano, el artista Luis Moro produjo Memoria, carpeta de grabados inspirados en la vida y obra de tan ilustre pensadora.

Acompañado de José María Espinasa, el pasado 9 de diciembre fue la presentación de la obra en el Ateneo Español de México, actividad con la cual se ha retornado a las actividades presenciales en el Ateneo, en colaboración con la UNED-México.

Ambos ponentes coincidieron en la gran influencia del trabajo de Zambrano, exiliada en México, quien a través de sus reflexiones plasmadas en su obra se acercan a la poesía. En ésta hay dos temas en los cuales ha basado su proyecto Moro: los gatos y la luz.

Durante la presentación de la carpeta se proyectaron dos audiovisuales con animaciones de las pinturas, sonorizadas con las voces de Marifé Santiago Bolaños, filósofa, escritora y Patrona de la Fundación María Zambrano, y de Elena Poniatowska, responsable también del texto introductorio de la carpeta.

Agradecemos a Luis Moro por considerar a nuestra asociación como el espacio para presentar su nuevo proyecto. Asimismo, a José María Espinasa por su brillante participación y colaboración; a la UNED-México por su apoyo en la realización de esta actividad y principalmente al público asistente por tenernos confianza y brindarnos su amistad.

Visita al Ateneo de los Consejeros de Turismo, de Agricultura y la Consejera Comercial de España en México

El pasado 9 de diciembre visitaron la Biblioteca del exilio la Consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Doña Guadalupe Díaz González; la Consejera Comercial de la Oficina Económica y Comercial de España en México, Doña Alicia Sánchez Muñoz, y Don Fernando Villalba Torres, Consejero de Turismo, acompañados de Josefina Tomé, vicepresidenta, y Ernesto Casanova Caloto, presidente de nuestra asociación.

Ernesto Casanova Caloto, presidente del Ateneo; Don Fernando Villalba Torres, Consejero de Turismo; Doña Guadalupe Díaz González, Consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación; Doña Alicia Sánchez Muñoz, Consejera Comercial de la Oficina Económica y Comercial de España en México; y Josefina Tomé Méndez, vicepresidenta del Ateneo.

Durante su visita expresaron su reconocimiento por la destacada labor del Ateneo por preservar la memoria histórica del exilio español y agradecieron por el cálido recibimiento. De igual manera comunicaron su sorpresa por el vasto catálogo bibliográfico y archivístico en resguardo.

Asimismo, nos acompañaron en la presentación de Memoria, carpeta de grabados del artista Luis Moro, en homenaje por los 30 años del fallecimiento de la gran filósofa María Zambrano.

Agradecemos la visita y felicitaciones del cuerpo diplomático, expresándoles que en el Ateneo Español de México encontrarán siempre una afectuosa amistad y recibimiento con los brazos abiertos por parte de sus integrantes.

Palabras de reconocimiento de José Luis Rodríguez Zapatero al exilio español en México

Les compartimos las palabras que dedicó al exilio español José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno de España de 2004 al 2011, en su visita a México, además de su reconocimiento al presidente Lázaro Cárdenas. Lo acompaña Josefina Tomé, vicepresidenta de nuestra asociación.

Ernesto Casanova: “Si se declara la III República en España igual llevo las cenizas de mi abuelito”

Les compartimos la siguiente entrevista al presidente de nuestra asociación, Ernesto Casanova Caloto, publicada el 3 de diciembre en el diario El País.

 

Ernesto Casanova: “Si se declara la III República en España igual llevo las cenizas de mi abuelito”

El presidente del Ateneo Español de México cree que la institución debe abrirse a otros debates sin perder su razón de ser: la memoria

Ernesto Casanova actual presidente del Ateneo Español de México.  El Ateneo Español de México fomenta y divulga la cultura española y mantiene viva la memoria histórica, perpetuando la voz del exilio

 

Por Carmen Morán Breña

Para los más jóvenes: hubo en el siglo pasado una guerra civil en España, como resultado de la cual alrededor de 20.000 personas entre los vencidos tomaron el camino del exilio y acabaron en México, cuyo Gobierno les abrió gentilmente las puertas para que rehicieran su vida. Ernesto Casanova Caloto (Ciudad de México, 60 años) dice que las nuevas generaciones ya no saben de esto, una de las razones por las que el Ateneo Español de México, que él preside, languidece en esta nueva era. Pero en la década de los cuarenta y los cincuenta y más allá, aún con la esperanza de que el dictador Franco se muriera de una vez, el centro fue un faro de vida y encuentro, de política y de cultura, donde españoles de todas las raleas apiñaban sus anhelos republicanos. El niño Ernesto iba entonces de la mano de su abuelo Hilario, el comunista. Las peleas entre comunistas, anarquistas y socialistas se repetían en aquel Ateneo, al punto de que si presidían la institución los unos, los otros se daban de baja. Décadas atrás había cerca de 2.000 socios, hoy apenas 188. Pero su archivo de aquel exilio, bien lo saben los historiadores, siempre guarda un tesoro por descubrir. Casanova Caloto, economista de formación, se niega a pensar que un día ese barco de memoria se vaya a pique. Recién ha viajado a España en busca de ayudas y promoción. Hay que seguir recordando al abuelo Hilario Caloto, que espiaba las máquinas tragaperras en Francia para echar la monedita justo en el momento de escupir el premio, unos francos para sobrevivir en aquel primer exilio, antes de llegar a México y dedicarse a hacer rosarios y objetos religiosos. Él, comunista irredento, comecuras, ateo. Y tantos otros. El Ateneo conserva sus recuerdos.

Pregunta. En 2015, los apuros económicos del Ateneo estallaron las alarmas. No se puede decir que la institución esté boyante.

Respuesta. Los descendientes, que estamos obligados a conservar esto, no están interesados. Les pasa a mis primos. Acaba de fallecer mi tía Emiliana, con 97 años, que llegó a México en el barco Sinaia, y sus hijos no se interesan. Yo estoy enojado. En 2017 quisimos acercar el Ateneo lo a los jóvenes, nos equivocamos. A los 20 o 30 años, piensan en sus carreras y sus familias. Es a los 40 o 50 cuando echan la mirada atrás, a sus padres y abuelitos.

P. En España, sin embargo, el republicanismo goza ahora de un vigor renovado gracias a la caza de elefantes y algunas finanzas oscuras. Algunos acarician la III República. ¿No ha pensado en instalar una sede en España, aprovechando el tirón republicano entre los jóvenes?

R. Recién he estado allí 20 días y he hecho más de 2.000 kilómetros en coche y otros tantos en tren. Tuve una entrevista con el presidente del Ateneo de Madrid y me dijo que tenemos sus puertas abiertas para montar una oficinita allí, solo necesitamos un escritorio con internet.

P. ¿Cree que usted verá esa III República con la que soñaron sus abuelos?

R. Hay ateneos en Europa que se han puesto ese objetivo, pero eso está muy lejos de nuestro origen. El Ateneo de México se creó para el conocimiento cultural de España en todos los ámbitos y tendencias. Ese tiene que ser el cauce. Si ocurriera esa III República, para mí, fabuloso. Yo ese día a lo mejor llevo las cenizas de mis abuelitos allá. Pero aquí en México, con tantos kilómetros de distancia no me parecería ni justo para los fundadores ni factible para los actuales socios. Yo preferiría lo que se vive en España, un Estado democrático, con un nivel de vida equiparable con Europa.

P. Uy, si su abuelo Caloto levantara la cabeza, diría que usted se ha hecho socialista.

R. Yo soy socialista. Se lo dije un día: ‘mira, abuelito, yo no puedo ser tan radical’. Y me di cuenta de ello cuando hacía la tesis de mi carrera de Economía sobre planificación cubana. Yo quiero mucho a Cuba, pero me di cuenta de que las empresas estatales tienen muchos vicios, muchos.

P. ¿Y qué le contestó?

R. Se enojó. Pero preferí ser sincero.

P. Pues será consciente de que su abuelo habría dejado de ser asociado ahora que usted preside el Ateneo.

R. Ja ja. Yo antes era de Izquierda Unida. Pero le dije a mi abuelo, ‘mira, me voy a ir al PSOE’. Creo en una socialdemocracia que implemente una economía benefactora, donde el Estado intervenga regulando. Eso es mejor que una compañía eléctrica nacional.

P. En España, Iberdrola ha vaciado pantanos para ganar más con la factura de la luz.

R. El Estado debe ser regulador, pero no es una empresa.

P. ¿Cómo piensa revitalizar el Ateneo?

R. Hay que implementar cosas nuevas sin perder el pasado. Vincularse a las redes sociales, abrirse a otras maneras de pensar, abordar debates sobre paridad de género, igualdad, racismo, ecología. No solo la memoria y el exilio.

P. Hay quien piensa que se podría donar su gran archivo a una universidad y que le dieran una nueva vida académica.

R. Eso supondría desprendernos de nuestra razón de ser: la memoria.

P. ¿Hasta dónde es el Ateneo presa de los cambios de gobierno en España?

R. Cuando entra la izquierda tenemos más afectividad y eso ayuda a nuestro desempeño y funcionamiento. Por desgracia, la derecha se aleja de nosotros. Y es importante aclarar que el Ateneo no se fundó como una asociación política, aunque se hable de política. No se toma posición. Sí son eje fundamental los principios republicanos, pero esos son universales: libertad, democracia, igualdad. Solo queremos preservar la memoria y difundir un acontecimiento que es sano que la gente conozca.

P. ¿No irá a decir que el Ateneo no era un nido de rojos? Incluso hoy…

R. Hay dos versiones sobre su origen en 1949; la de Fernando Rodríguez Miaja, que ha fallecido recientemente con 103 años, sobrino del general Miaja. Explicaba que se fundó por intelectuales mexicanos y refugiados españoles con el sentido de darle cauce cultural a la II República. Mi abuelo Hilario Caloto usaba una tesis más ligera, decía: “Nos reuníamos en los bares y no parábamos de discutir, hasta que alguien dijo, por qué no montamos un Ateneo y hablamos de otras cosas menos de política”. Pero con el tiempo volvieron a las andadas. El Ateneo tendrá posibilidad de sobrevivir si no se hace de ello una cuestión política.

P. El Ateneo ha tenido fama por décadas, y quizá también ahora, de estar muy ligado al PRI. ¿Se siente cómodo con esa vinculación?

R. El PRI gobernó muchos años y fue cambiando. Si la socialdemocracia se ha mostrado en México fue a través del PRI. Originó un sistema político único en el mundo que tuvo a una masa de campesinos y obreros junto con un cuerpo empresarial.

P. Pero también hubo la matanza de decenas de estudiantes en 1968, en Tlatelolco, ¿qué tiene que ver el PRI de Lázaro Cárdenas o Ávila Camacho con el de Díaz Ordaz?

R. O con el de Salinas de Gortari, con el neoliberalismo en México. El neoliberalismo se pensó en todo el mundo que iba a funcionar y ya se vio que no. Hay que pensar en otro sistema que genere mejores oportunidades. El PRI ha sido camaleónico y tuvo muchos principios republicanos. En 2015, cuando estuvimos a punto de desaparecer, nos salvó la Fundación Telefónica y el Gobierno de Peña Nieto, no el español. Esa es la verdad, puede incomodar, pero es así. No teníamos ni para pagar las nóminas ya.

P. ¿Tiene nostalgia del PRI?

R. Sentimientos encontrados. Hizo muchas cosas malas, estos sí tenían que pedir perdón por las fechorías que hicieron. Pero le estoy agradecido porque siempre fue un aliado del exilio republicano.

P. ¿El actual Gobierno también?

R. No. Queremos hacer un monumento al exilio, que no hay ninguno. Mandé carta al Gobierno de la ciudad y ni me han contestado. Solo queremos poner una puerta, es el símbolo. El historiador Javier García Diego dijo que México le abrió las puertas al exilio republicano español y el exilio español le abrió las ventanas a México. Todo lo que perdió España lo ganó México. Y no solo vinieron los poetas reconocidos, o el arquitecto o el ingeniero, también la gente del campo y la fábrica. Y se compenetraron en una sociedad a la que le hacía falta el empuje.

P. Hay quien piensa que los españoles que llegaron, de buenas clases sociales, construyeron en México su utopía, que se encerraron en su isla y desarrollaron cierto elitismo. Eran muy endogámicos.

R. Elitismo no creo. Endogamia, sí. Ocurre que vivían cerca unos de otros, casi en la misma calle muchos de ellos. Y ahí pues uno ponía paella en su bar, hablaban de las mismas preocupaciones…

P. El exilio español en México fue contumaz, se negaron a volver si el dictador no estaba muerto y enterrado. Fue diferente al de otros países.

R. En México se hicieron fuertes. Yo creo que se debe a los 500 años de relación con los españoles.

P. Pero eso también pasaba en Argentina, por ejemplo.

R. Pero el mestizaje que se hace en México no se logra en América Latina. No sabría por qué, pero hay un algo más, una compenetración. Y así como se dio la conquista, la colonia, la independencia… siempre ha habido una hermandad. Mi abuelo nunca pudo explicarse por qué el pueblo veracruzano estuvo horas concentrado en el puerto esperando que los exiliados bajaran del barco en el que llegaron. Una multitud.

P. La conquista o a la colonia, esos lazos que invoca se presentan ahora más bien como lazos de horca.

R. No estoy de acuerdo, creo que la unión de dos pueblos, cualesquiera, es la gran evolución del ser humano en el planeta. Y cuando se aceptan y se compenetran es cuando un país crece y evoluciona.

P. ¿Qué tanto le habría costado a la monarquía española pedir perdón por los desmanes de la conquista?

R. Son muchos años. Hay heridas, sí, que quedan abiertas, pero yo soy más práctico. No se puede andar siempre pidiendo perdón. Lo del perdón lo veo muy religioso, como el narcotraficante que ha matado a no sé cuántos y pide perdón para ir al cielo: pues no lo hubieras hecho. El perdón es algo emotivo, y después qué. ¿Pedimos perdón por todas las fechorías? Pues Estados Unidos de aquí a 500 años tendrá que pasarse la vida pidiendo perdón a cada sitio que lleguen. No soy monárquico, pero sí realista: hay problemas más profundos y urgentes que atender.

P. ¿Hay todavía en México transmisión de padres a hijos de lo que fue la Guerra Civil, el exilio?

R. En mi casa se hablaba poco de la guerra, la verdad. Tampoco en mi familia de España. Ahora me dijo una prima que conservan un reloj que fue lo único que quedó en pie en casa de mi bisabuela tras un bombardeo en Madrid. En España lo pasaron muy mal. Fui por primera vez en 1969 tres meses y conocí a dos bisabuelas. Tengo mucha familia y espero pasar allí parte de mi vejez. Se puede pasear de noche sin miedo.

México y España. Fusión poética

El pasado 3 de diciembre se llevó a cabo el recital antológico México y España. Fusión poética, con la participación de Elia Domenzain y Basilio Rodríguez Cañada.

El acto, realizado en el Ágora del Museo de la Ciudad de México, fue una experiencia maravillosa en la cual ambos artistas hicieron gala de su virtuosismo. Muchas felicidades a los artistas por tan gratificante encuentro, a través del cual se muestra cómo es psobile estrechar los vínculos culturales de México y España. De igual manera, agradecemos al Museo de la Ciudad de México y su directiva, por llevar a cabo esta iniciativa.

 

 

 

 

Donación de documentos de Eduardo López Gimeno por parte de la Residencia de Estudiantes

Como parte de su gira de trabajo en España, Ernesto Casanova Caloto, en calidad de presidente y representante del Ateneo Español de México, firmó un acta de donación/recepción con la Residencia de Estudiantes, representada por su Directora Alicia Gómez-Navarro, acto celebrado el pasado 4 de noviembre.

Por medio de este acuerdo, se entregó al Ateneo para su resguardo diversos documentos de Eduardo López Gimeno, otorgados por su hija Carmen López. Asimismo, el Ateneo se comprometió a proporcionar una copia digital de dicha documentación a la Residencia.

Agradecemos a Doña Carmen López, a Doña Alicia Gómez-Navarro y a su equipo de la Residencia de Estudiantes, por tan valioso aporte al acervo de nuestra asociación, permitiendo seguir con nuestro objetivo de preservar la memoria del exilio español.

 

 

 

Antonio Prats Marí, el nuevo Consejero Cultural y Científico de España en México, visita el Ateneo Español de México

El pasado 4 de noviembre tuvimos el gusto de recibir en nuestras instalaciones a Don Antonio Prats Marí, nuevo Consejero Cultural y Científico de España en México.

Durante su visita estuvo acompañado por Josefina Tomé Méndez, vicepresidenta del Ateneo, con quien recorrió la Biblioteca del Exilio y le mostró nuestro nuevo archivo fotográfico de Don Fernando Rodríguez Miaja; el Documento Quintanilla; una recopilación de Cartas de los niños de Morelia y diferentes ejemplares de la Revista Estampa.

Agradecemos la gratificante visita de Don Antonio, esperando continuar con la cordial colaboración cultural que existe entre ambas instituciones. Asimismo, le deseamos un gran éxito en su nuevo cargo.

Manuel Azaña, figura clave en la Segunda República Española

El día 10 de enero de 1889 nace en Alcalá de Henares, España, el político, escritor y periodista Manuel Azaña, quien participó activamente en la reforma de la vida política española y llegó a ser presidente de la Segunda República de 1936 a 1939. Falleció en el exilio el 3 de noviembre de 1940.

Manuel Azaña como periodista consiguió ser corresponsal en París (1919-20), luego al frente de La Pluma (1920-23) y finalmente como director de la revista España. En su crecimiento intelectual, publico grandes obras como El jardín de los frailes o los Ensayos sobre Valera, dedicados al novelista español Juan Valera. En 1925, justo bajo la dictadura de Miguel Primo de Rivera, Azaña se declara partidario de la República y funda la Acción Republicana, posteriormente en 1930 accede a la presidencia del Ateneo y, ya como figura de alcance nacional, participó en el Pacto de San Sebastián para derrocar la monarquía de Alfonso XIII.

El 14 de abril de 1931 en la proclamación de la República española, Manuel Azaña se integró en el gobierno provisional como ministro de la Guerra. Participó activamente en las Cortes constituyentes, y asumió la presidencia del Consejo de Ministros cuando las discrepancias sobre las relaciones Iglesia-Estado llevaron a Niceto Alcalá Zamora a abandonar el gabinete.

Manuel Azaña impulsó un amplio programa de reformas: secularizó la vida pública (legalizando el matrimonio civil y el divorcio), reformó el ejército, puso en marcha una reforma agraria y concedió la autonomía a Cataluña.

En 1934 fusionó su partido con los radicales de Marcelino Domingo, formando Izquierda Republicana (1934), partido con el cual realizó una efectiva campaña de oposición al gobierno, posteriormente se integró en un Frente Popular con todas las fuerzas de izquierdas, que lo llevó al triunfo de las elecciones de febrero de 1936, que devolvió a Manuel Azaña a la jefatura del gobierno y posteriormente a la Presidencia de la República. Retomó el programa reformista del primer bienio republicano, pero apenas tuvo tiempo de desarrollarlo a causa del golpe de Estado que, a partir de julio, dio paso a la Guerra Civil.

Para recordar a Don Manuel Azaña les compartimos un pequeño fragmento del discurso que rindió en el Ayuntamiento de Barcelona el 18 de julio de 1938, en plena Guerra Civil: “Paz, piedad y perdón” .

“Guerras emprendidas para imponer la monarquía universal han producido el levantamiento liberal, entre otros, del pueblo español. Guerras emprendidas para abatir un militarismo, lo han dejado más vivo, lo han hecho retoñar todavía más poderoso y han desencadenado una revolución social donde menos se esperaba. Nuestras propias tierras son ejemplo de lo que digo… Después de un terremoto es difícil reconocer el perfil del terreno. Imaginad una montaña volcánica pero apagada en cuyos flancos viven durante generaciones muchas familias pacíficas, y un día la montaña entra de pronto en erupción, causa estragos y cuando la erupción cesa y se disipan las humaredas los habitantes supervivientes miran a la montaña y ya no parece la misma. No reconocen su perfil, no reconocen su fondo. Es la misma montaña, pero de otra manera, y las mismas materias en fusión que expelía el cráter, cuando caen a tierra y se enfrían y solidifican, forma parte del perfil del terreno y hay que contar con ellas para las edificaciones del día de mañana.

Este fenómeno que se da en todas las guerras me impide a mí hablar del porvenir de España, en el orden político y moral, porque es un profundo misterio en este país de las sorpresas y de las reacciones inesperadas lo que podrá resultar el día que los españoles en paz, se pongan a considerar lo que han hecho durante la guerra,  cuando se acabe, como nosotros queremos que se acabe, sacar de la lección y de la musa del escarmiento el mayor bien posible y cuando la antorcha pase a otras manos, a otros hombres, a otras generaciones, que se acordarán, si alguna vez sienten que les hierve la sangre iracunda y otra vez el genio español vuelve a enfurecerse, con la intolerancia y el odio y con el apetito de destrucción, que piensen en los muertos y escuchen su lección: la de esos hombres que han caído embravecidos en la batalla luchando magnánimamente por un ideal grandioso y que ahora, abrigados en la tierra materna, ya no tienen odio, ya no tienen rencor, y nos envían, con los destellos de su luz tranquila y remota como la de una estrella, el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: Paz, Piedad y Perdón”.


Grupo familiar en Pyla-sur-mer, verano de 1940. De izquierda a derecha: José Xirau, Adelia de Rivas Cherif, María Teresa Xirau, Dolores de Rivas Cherif, Carmen Ibáñez y Cipriano de Rivas Cherif. Sentado Manuel Azaña con Susana de Rivas Cherif Ibáñez / Fotografía tomadas del libro “Manuel Azaña, entre el mito y la leyenda” por Ángeles Egido León, documento que pertenece a la Biblioteca del Exilio del Ateneo Español de México.

La UGR celebra, con la presencia del ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, un acto de reparación y reconocimiento de sus miembros fusilados o represaliados durante la Guerra Civil y dictadura

Canal /  UGR

  • El acto es el primero de un programa de actividades sobre ‘Universidad y Memoria Democrática’

    La Universidad de Granada ha celebrado hoy un acto de reparación y reconocimiento de los miembros de su comunidad fusilados o represaliados durante la Guerra Civil y la dictadura. El acto ha estado presidido por la rectora de la Universidad, Pilar Aranda Ramírez, y por el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática del Gobierno de España, Félix Bolaños. La actividad de hoy, organizada a instancias del vicerrectorado de Política Institucional y Planificación de la UGR, es la primera de un programa completo de actividades que pone en marcha la Universidad de Granada bajo el título de Universidad y Memoria Democrática.

    El acto de este jueves en el Hospital Real, repleto de emoción y recuerdo, ha comenzado con la inauguración de la Sala Salvador Vila, en recuerdo a quien fuera rector de la UGR y murió fusilado hará 85 años el próximo sábado. A continuación, se ha celebrado un emotivo acto de entrega por parte del ministro Bolaños de las Declaraciones de reparación y reconocimiento personal a los familiares de los 28 represaliados y fusilados de la universidad. Pedro Mercado, vicerrector de Política Institucional y Planificación de la UGR, ha reconocido que “la universidad tenía una deuda con la historia pero, sobre todo con los familiares de los represaliados y, a través de ellos, con la sociedad en general”. En este momento, existen cuatro personas más para los que aún no se ha concluido el proceso de reparación.

    Por su parte, la investigadora Mercedes del Amo, responsable del equipo de científicos que ha investigado para que se pueda conocer el listado completo de los universitarios represaliados, ha comentado que este era “una acto muy pospuesto, 40 años de dictadura y 45 de democracia, para unas personas que hoy honramos y que sufrieron por no cometer ningún delito sino por pertenecer a la edad de plata de la cultura española, un periodo de renacimiento que se cortó en seco en 1936”. Finalmente ha intervenido Federico Hernández Méyer, familiar de Claudio Hernández López, que ha mostrado su felicidad y emoción por el acto que se ha celebrado y ha reconocido que “nuestro gran deseo, el que no se olvide a nuestros familiares, se cumple hoy aquí, en la Universidad de Granada”.

    Todos los intervinientes han reconocido que la Universidad de Granada fue una de las que más sufrió las represalias durante la guerra y la posterior dictadura. Pilar Aranda, rectora, ha recordado que, efectivamente “la sociedad española perdió muchos intelectuales pero que, sobre todo, lo que se perdieron fueron muchas vidas”. La rectora ha insistido en la importancia de recordar y de la memoria: “Tenemos futuro porque tenemos memoria”, ha concluido. El ministro Félix Bolaños ha recordado que “la memoria supone el reconocimiento del dolor y la contribución al futuro de estas personas. La memoria democrática no significa hablar de pasado. Significa pensar en lo que ocurrió hace 80 años para conocer mejor nuestro pasado y poder dibujar así un presente y un futuro mejor”. El ministro ha reivindicado el valor que los represaliados representan y las libertades por las que lucharon. Por parte del Ministerio de Universidades ha acudido al acto Luis Cerdán Ortíz-Quintana, Subsecretario de Universidades, quien ha recordado en su intervención el exilio sufrido por el rector Alejandro Otero que lo llevó a vivir a México y ha recordado que la “represión franquista se cebó con los maestros, profesores, catedráticos, escuelas y universidad y en ningún lugar la represión tuvo tanta dureza como en la Universidad de Granada”.

    Tras el acto, se ha inaugurado un monolito en el que será desde hoy el Lugar de Memoria Democrática de la Universidad de Granada, situado en uno de los patios del Hospital Real. La jornada matinal ha concluido con la inauguración de la exposición Azaña: intelectual y estadista. A los 80 años de su fallecimiento en el exilio, sobre la figura del presidente de la Segunda República fallecido en su exilio francés, organizada por Acción Cultural Española (AC/E), la Secretaría de Estado de Memoria Democrática y la Universidad de Granada con la colaboración de la Biblioteca Nacional de España.

    Azaña: intelectual y estadista. A los 80 años de su fallecimiento en el exilio, La muestra ofrece una imagen completa de quien fuera presidente de la Segunda República y de quien el 3 de noviembre se cumplen 80 años de su fallecimiento en el exilio. Se trata de un recorrido por la dimensión humana, intelectual y política de un hombre que fue, a la vez, un intelectual de prestigio.

    La muestra hace un recorrido cronológico por la vida de Azaña a través de unas doscientas piezas procedentes tanto de la Biblioteca Nacional de España como de otras instituciones españolas y extranjeras y permite conocer mejor no solo a Azaña sino el tiempo en el que le tocó vivir.

    Universidad y Memoria Democrática es un programa de actos que se inicia esta misma tarde de jueves con la proyección, a las 18.30 horas en la Sala Máxima del V Centenario, de la película Palabras para un fin del mundo, de Manuel Menchón, quien asistirá a la proyección y presentará la película. Durante los próximos meses el ciclo se completará con conferencias y mesas redondas en el Palacio de La Madraza, proyección de películas, exposiciones y un programa de EducaUGR, etc. organizadas por el vicerrectorado de Extensión Universitaria y Patrimonio.

    Lee la nota completa: https://canal.ugr.es/noticia/la-ugr-celebra-con-la-presencia-del-ministro-de-presidencia-y-memoria-democratica-un-acto-de-reparacion-y-reconocimiento-de-sus-miembros-fusilados-o-represaliados-durante-la-guerra-civil-y-dictadura/

En el siguiente link encontraras el discurso completo de Luis Cerdán Ortíz-Quintana, Subsecretario de Universidades: 20211021 UGranada. Intervención.pdf

 

Firman convenio de colaboración el Ateneo de Huelva, la Asociación Cultural Iberoamericana y el Ateneo Español de México

Con gusto les comunicamos que hoy se formalizó un convenio de colaboración entre el Ateneo de Huelva, la Asociación Cultural Iberoamericana y el Ateneo Español de México, con el fin de promover el intercambio interinstitucional en beneficio de sus asociados, la comunidad académica y el personal de las instituciones, con lo que se fortalecerá el intercambio de experiencias exitosas, coincidiendo en su carácter humanístico y cultural, con los valores del respeto, la tolerancia, solidaridad y convivencia.

Don Salvador Gómez de los Ángeles, Don Ernesto Casanova Caloto, Don Antonio Rus Pérez y Don Jaime de Vicente Núñez

Durante el acto estuvieron presentes Don Antonio Rus Pérez, presidente del Ateneo de Huelva, Don Jaime de Vicente Núñez, presidente de la Asociación Cultural Iberoamericana, Don Salvador Gómez de los Ángeles, portavoz de la Diputación de Huelva, y el presidente del Ateneo Español de México, Ernesto Casanova Caloto, como parte de sus actividades en su gira de trabajo por España.

Con la firma de este convenio se estrechan aún más los lazos de colaboración entre España y México.

Agradecemos a Don Antonio, Don Jaime y a Don Salvador por su cálido recibimiento.

Don Salvador Gómez de los Ángeles, Don Ernesto Casanova Caloto, Don Jaime de Vicente Núñez y Don Antonio Rus Pérez

El exilio altoaragonés en América, 1939-1977

Han pasado más de 80 años del exilio español republicano de 1939. Al terminar la Guerra Civil, miles de personas de todas condiciones salieron de España por diferentes puntos fronterizos para salvar la vida, mantener sus ideas o intentar tener una oportunidad de futuro. Entre estas personas, uno de los porcentajes mayores fue de exiliados altoaragoneses que dejaron su tierra, llevándose consigo un caudal enorme de talento. Artistas, científicos, líderes políticos, escritores, cineastas, profesores, labradores, obreros salieron por el Pirineo o en barco con destino a ultramar. Algunos de ellos atesoran historias increíbles e incluso conocieron a grandes protagonistas del siglo XX. Y de ellos, muy poco se sabe.

El documental “El exilio altoaragonés en América, 1939-1977” pretende recuperar todas estas historias y, al hilo de su relato, mostrar toda la ciencia, cultura y trabajo que muchos altoaragoneses dejaron en América. Es necesario evaluar las pérdidas que ocasionó el conflicto civil también en talento expulsado. Además, busca ofrecer al espectador un trabajo original, investigando en personalidades que aún arrojan muchas lagunas temporales.

El equipo de producción del documental está conformado por: Documentación, entrevistas y guión histórico: Alberto Sabio; dirección y producción: Vicky Calavia; cámara principal: Carlos Navarro; segunda cámara: Alberto Belenguer; maquillaje y peluquería: Virginia Maza.

Desde el Ateneo Español de México felicitamos y agradecemos a Vicky Calavia y a Alberto Sabio, junto con su equipo de producción, por este gran proyecto documental de rescate y difusión, el cual una vez concluido en su producción, lo compartiremos a través de nuestra asociación.

Asimismo, reconocemos el apoyo de doña Lucía Pérez Corvinos, alcaldesa de Sangarrén, por las facilidades aportadas para la realización de este documental.

1ª. Línea: Ernesto Casanova Caloto, María Jesús Lienas, Adolfo Cajal. 2ª. Línea: Virginia Maza, Vicky Calavia, Carlos Navarro, Alberto Sabio. 3ª. Línea: Alberto Belenguer, María Eugenia Colsa.

Una nueva etapa de relaciones entre España y México

  • El Museo de la Emigración inauguró la sala del Ateneo Español de México

Con gran júbilo les comunicamos que el pasado 20 de octubre se inauguró la sala dedicada al Ateneo Español de México en el Museo de la Emigración de la Fundación Archivo de Indianos, ubicado en Colombres, Asturias.

En el acto inaugural se contó con la presencia de D. Santiago González Romero, Director General de la Fundación Archivo de Indianos; D. Ernesto Casanova Caloto, Presidente del Ateneo; Dña. María Antonia Fernández Felgueroso, Presidenta del Consejo de Comunidades Asturianas, en representación del Presidente del Principado de Asturias; D. Jesús Javier Perea Cortijo, Secretario de Estado de Migraciones; y D. Francisco Rodríguez García, Presidente de la Fundación Archivo de Indianos.

Asimismo, estuvieron presentes la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, y Antonio Suárez, presidente de la Asociación de Amigos del Archivo de Indianos.

Ernesto Casonova Caloto, María Antonia Fernández Felgueroso, Francisco Rodríguez García, Jesús Javier Perea Cortijo y Santiago González Romero

Durante la ceremonia, el Secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea Cortijo, comentó que “es un testimonio de la hermandad entre dos países unidos por la historia y por el porvenir de lo que tenemos que hacer juntos”. Mientras que Santiago González, director de la Fundación Archivo de Indianos, mencionó que “no sólo es un reconocimiento al Ateneo; es también un espacio de trabajo para ahondar en la búsqueda de la memoria”.

Jesús Javier Perea Cortijo, Secretario de Estado de Migraciones

Por su parte, Ernesto Casanova Caloto dijo que “es un día memorable para el Ateneo por la oportunidad que tiene para dar a conocer parte del legado que resguarda la institución cumpliendo con los valores de quienes lo fundaron y abriéndose así una nueva etapa en la relación de España y México. Con la presente muestra destacamos la importancia del Ateneo Español de México el día de hoy, después de más de 70 años, en la que vemos que es un ente vivo que muestra cómo los vínculos entre España y México, así como con otros países, permiten un enriquecimiento cultural”.

Con el objetivo de aportar un testimonio de la memoria histórica sobre el exilio español en México, la sala cuenta con diversas secciones en las que, mediante reproducciones de documentos y otros objetos, se relata la historia de nuestra Asociación Civil hasta nuestros días, así como el poderoso vínculo que une a España y a México. Por ejemplo, se puede encontrar las palabras pronunciadas por Alfonso Reyes en la inauguración del Ateneo en 1949; una escultura de Gilberto Bosques Saldívar, destacado diplomático mexicano responsable de ayudar a muchos españoles durante el exilio; ejemplares originales sobre las aportaciones culturales de los refugiados españoles a México, con obras de Ramón Xirau o Fernando Gamboa, por mencionar algunos.

Asimismo, también se cuenta con reproducciones de los primeros estatutos de la asociación con fecha de 1949; fotografías de la travesía, llegada y recepción del buque Sinaia a México en 1939; una fotografía del presidente Lázaro Cárdenas con su firma; o un video sobre la actualidad del Ateneo, entre otros documentos.

Desde el Ateneo estamos muy contentos y agradecidos con nuestro entrañable amigo Don Santiago González Romero, director del Museo de la Emigración, por su gran hospitalidad y dedicación para llevar a cabo este proyecto, así como con la Fundación Archivo de Indianos, la Asociación de Amigos del Archivo de Indianos, la comunidad asturiana, y con España en general. También damos un especial reconocimiento a D. Antonio del Valle, a D. Antonio Suárez, a D. Ángel Peña y a D. Carlos Casanueva, por su apoyo para hacer posible esta nueva etapa.

Ernesto Casanova, María Eugenia Colsa, María Antonia Fernández, Santiago González y Paz Fernández