Boletín de enero 2012

Pablo Neruda, el Winnipeg y los republicanos españoles

Por: Julio Feo

El director de cine Dominique Gautier y el profesor de la universidad de Pau, Jean Ortiz son los autores del documental “La travesía solidaria” que cuenta la epopeya del Winnipeg. Un barco carguero, el Winnipeg, fue fletado en 1939 por el poeta chileno Pablo Neruda, entonces cónsul de Chile en París que condujo a 2.500 republicanos españoles, desde el puerto de Pauillac, cerca de Burdeos hasta el puerto chileno de Valparaiso. La película difundida por la televisión francesa se ha estrenado en Pauillac, y será proyectada el 12 de enero en el Festival de cine político, social y derechos humanos de Valparaiso en Chile. En el verano de 1939, las tropas de Franco han entrado ya en Barcelona, la retirada hacia Francia de los republicanos españoles armas en mano ha empezado, a su llegada decenas de miles de hombres, mujeres y niños son detenidos y hacinados en campos de concentración en el sur de Francia. Varios países latinoamericanos se ofrecen para acoger a esos refugiados, entre ellos México y Chile. El gobierno chileno del presidente Aguirre Cerda encarga a Pablo Neruda el traslado a Chile de más de dos mil refugiados, miembros de organizaciones políticas republicanas, socialistas, comunistas, anarquistas o trotskistas. La compañía marítima comunista “France Navegation” que había participado activamente en el apoyo logístico al campo republicano, rompiendo el embargo en vigor en Francia, con envío de armas, municiones y con el transporte de las brigadas internacionales, organiza el viaje del Winnipeg. Se trata de un viejo carguero que es habilitado para trasladar a Chile un total de dos mil quinientos refugiados. Considerados indeseables por las autoridades francesas que los han encerrado en campos de concentración, los “rojos” españoles se embarcan con destino a Chile. El Winnipeg sale de Pauillac, puerto cercano a Burdeos, el 4 de agosto de 1939, con destino a Valparaiso en Chile, a donde llega el 2 de septiembre. Si una parte de la opinión en Chile acoge solidariamente a los refugiados españoles, la derecha chilena se insurge contra la llegada de esos emigrantes. A través de los emocionantes testimonios de algunos supervivientes de esa travesía y con el análisis de historiadores y especialistas, el documental relata esa epopeya desde un punto de vista muy contemporáneo, al mostrar como a lo largo de la historia se repiten las mismas actitudes con respecto al emigrante y al extranjero, considerados como un peligro por los sectores mas retrógrados de la sociedad. “Es una historia de hoy, de solidaridad internacionalista, de esperanza -afirma Jean Ortiz- Hemos hecho el documental con una lectura actual, para mostrar que los inmigrantes no son una amenaza, son un valor añadido, enriquecen el país, contribuyen al mestizaje, y le dan su aporte cultural, lingüístico y económico. En Francia hay toda una campaña para decir que los inmigrantes son un peligro. Es terrible. Nosotros queremos mostrar como ese barco solidaridad, ese barco utopia es útil para hoy”. “La travesía solidaria” muestra también el caso específico de los refugiados españoles que se instalaron en Chile y como años mas tarde con la llegada al poder de la dictadura en 1973, sus familias padecieron un doble exilio o exilio circular. “Los países latinoamericanos como Chile, Argentina o Uruguay, que habían acogido a los exiliados de la guerra civil española, se convirtieron a su vez en sus perseguidores durante las dictaduras militares de la década de los setenta”. Explica Isabel Pinter, universitaria chilena entrevistada por los autores del documental.

Un programa de actos recordará el bombardeo de Eibar hace 75 años

Pánico, miedo y confusión. La vida de los eibarreses cambió de manera repentina aquel 25 de abril de 1937. El próximo año se cumplirán 75 años desde que los Flechas Negras italianos bombardearan y sacudieran Eibar. Unos hechos que se repetían en numerosas localidades vascas como Elorrio o anteriormente en Otxandio. Coincidiendo con ese aniversario, el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado una moción presentada por el PNV en la que se aprueba elaborar un programa de actos para conmemorar el 75 aniversario de la batalla, bombardeo y destrucción de Eibar a través de un proceso de participación ciudadana. Según, el PNV, «los hechos históricos de 1937 tuvieron incidencia en el desarrollo de la guerra y en el futuro de la ciudad por lo que esta iniciativa trata de ponerlos en valor con el máximo respeto hacia todas las personas». La iniciativa responde al doble reto de activar propuestas que proyecten al exterior la imagen de la ciudad y consoliden también el proyecto de memoria histórica que convierta a Eibar en destino referente. Por otro lado, también se trata de recuperar y poner en valor unos hechos históricos que se prolongaron más allá de la Guerra Civil, que desencadenaron diversas circunstancias encadenadas. «Entre ellas estaban que durante meses se abrió un frente activo de combate en los alrededores de Eibar (en las laderas de Kalamua, Ixua, Akondia ) que opuso seria resistencia al avance del bando nacional. Después vino el posterior bombardeo y destrucción tras un incendio de la ciudad, lo que transformó y condicionó, por último, el futuro de Eibar en aspectos sociales, económicos e incluso en su trama urbana, tras la declaración de Eibar como ‘zona devastada’ y posterior reconstrucción». En esta dirección, desde el PNV se indica también que «en un contexto de crisis económica y donde el Ayuntamiento ya está anticipando una drástica reducción de los ingresos se propone esta iniciativa que supone un beneficio para Eibar, con una inversión económica moderada pero muy rentable buscando la proyección de imagen al exterior. La participación ciudadana, la energía y creatividad de los eibarreses y las eibarresas puede resultar clave para diseñar un programa de actos que debe captar en 2012 el foco de atención de medios de comunicación, visitantes.». Toda la programación se desea poner en marcha en un proceso de participación ciudadana que recoja las propuestas de colectivos y personas que tienen algo que aportar o que llevan mucho tiempo trabajando por recuperar nuestra memoria histórica. «Creemos que de alguna manera ellos también merecen un homenaje en el marco de esta conmemoración. Los hechos y circunstancias que vivió a lo largo de aquel periodo nuestra localidad son parte de nuestro patrimonio y legado que hay que poner en valor», según la moción del PNV. Esta iniciativa se encuadra, también, en el proyecto de memoria histórica (propuesto en 2007 por PNV) en fase de desarrollo que busca poner en valor el patrimonio histórico eibarrés, «recuperando un legado inmaterial que debe ser difundido y proponerse como objeto de estudio para situar a Eibar en el mapa y atraer visitas de forma continuada en el tiempo». Tras la destrucción de Eibar y sus fábricas, sobre todo en la zona del casco antiguo alrededores de la iglesia de San Andrés, Eibar fue declarada ‘Región Devastada’, lo que permitió su reconstrucción.

Un pensamiento en recuerdo de don Carlos

Sé que algún día todos vamos a morir, pero para mí es muy difícil saber que don Carlos se nos adelantó. Él para mí fue un jefe de corazón noble y muy humano, aprendí muchas cosas durante su mandato y siempre tenía un gesto amable aún cuando me corregía los puntos y comas de los escritos. Recuerdo que cuando sabía que iba a ser postulado para Presidencia del Ateneo me llamó y me dijo: cuento con usted en caso de ser elegido. Dije desde luego que sí. A partir de ese momento teníamos comunicación todos los días. Él llegaba al Ateneo siempre muy elegante con ese portafolio que cargaba. En momentos difíciles como cuando mi madre murió, él estuvo acompañándome en el velatorio. Lo conocieron mis hermanos y le agradezco la compañía. Por eso, al saber que llegarían sus cenizas, yo no sabía cómo iba a reaccionar porque días anteriores por dentro tenía una sensación de tristeza, sentía que si yo entraba al lugar donde se colocaría la urna me soltaría a llorar. Poco antes que llegara, entré a la oficina donde estaba Carmen Tagüeña y le pregunté ¿te puedo dar un abrazo? y rompí en llanto. Carmen me dijo desahógate y eso hice. Me sentí más tranquila en ese momento. Siempre recordaré a don Carlos y doy gracias a la vida por haberlo conocido ya que me dejó buenas enseñanzas que siempre recordaré, como de todas las personas que he conocido en esta institución y gracias siempre diré.

 Ma. Teresa Trejo

Mexicana por nacimiento y fundida de corazón con el exilio republicano español.

 

Muere Wislawa Szymborska

 

Wislawa Szymborska, un verdadero mito en Polonia, nació el 2 de julio de 1923 en Bnin (Kórnik), cerca de Poznan, pero la mayor parte de su vida transcurrió en Cracovia. Allí pasó sus últimos años, recluida en un piso sin lujo alguno y con aires de vivienda de protección oficial pero en el que nunca faltaban ni los bombones ni el brandy. En él recibía a sus amigos, a sus traductores y a periodistas a los que preguntaba ella para evitar tener que ponerse demasiado seria. A partir de esa fecha —y en títulos como El gran número, Fin y principio, Instante o Aquí, el último que publicó, de 2009— su voz cambió poco. En los últimos años, además, autorizó la traducción de las agudas y desternillantes notas de lecturas que publicó durante 30 años en la prensa polaca. Ella, que siempre dudaba de todo y cuya expresión favorita era “no sé”, nunca las consideró “prosa seria”. Y eso que respondían a un viejo aviso suyo: “Solo las preguntas un poco ingenuas son verdaderamente profundas”.

Las cartas de los difuntos

Leemos las cartas de los difuntos como impotentes dioses,
pero dioses a fin de cuentas porque conocemos las fechas
posteriores.
Sabemos qué dinero no ha sido devuelto.
Con quién se casaron rápidamente las viudas.
Pobres difuntos, inocentes difuntos,
engañados, falibles, ineptamente precavidos.
Vemos los gestos y las señas que hacen a sus espaldas.
Cazamos con el oído el rumor de los testamentos rotos.
Están sentados frente a nosotros, ridículos, como en panecillos
con mantequilla,
o se echan a correr tras los sombreros que vuelan de sus cabezas.
Su mal gusto, Napoleón, el vapor y la electricidad,
sus mortales curas para enfermedades curables,
el insensato Apocalipsis según San Juan,
el falso paraíso en la tierra según Juan Jacobo…
Observamos en silencio sus peones en el tablero,
sólo que tres casillas más allá.
Todo lo previsto por ellos salió de una manera totalmente
diferente,
o un poco diferente, es decir, también totalmente diferente.
Los más diligentes nos miran ingenuamente a los ojos,
porque hacían cuenta de que encontrarían en ellos la perfección.

Wislawa Szymborska

 

Posted in Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *