Conmemoración de los 80 años del Exilio Republicano Español en el Puerto de Veracruz.

Conmemoración del 80 aniversario del Exilio Republicano Español en el Teatro Clavijero de Veracruz. DE IZQUIERDA A DERECHA: Al micrófono, Silvia Giorguli Saucedo, Presidenta de El Colegio de México. Sentados: Enrique Márquez Jaramillo, Director Ejecutivo de DIplomacia Cultural de la SRE; Juan López–Dóriga Pérez, Embajador de España en México; Cuitláhuac García Jiménez, Gobernador del Estado de Veracruz; Irene Lozano Domingo, Secretaria de Estado de España Global; Marcelo Ebrard Casaubon, Secretario de Relaciones Exteriores; Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, presidente de la Comisión para la Organización de Actividades Conmemorativas; Ernesto Casanova Caloto, Presidente del Ateneo Español de México; Cristina Latorre Sancho, Subsecretaria de Justicia de España; Fernando Yunes Márquez, Presidente Municipal de Veracruz; Sara Ladrón de Guevara, Rectora de la Universidad Veracruzana; el Arq. Lázaro Cárdenas Batel y la Sen. Gloria Sánchez Hernández

El 13 de junio de 1939 arribó al Puerto de Veracruz el Buque Sinaia, el primer barco que llegó a México con el fin exclusivo de trasladar a miles de ciudadanos españoles que debieron salir de su tierra de origen tras la derrota del Gobierno legítimo de la República y la instauración de la dictadura franquista. Al Sinaia siguieron numerosas embarcaciones y se estima que a nuestro país arribaron más de veinte mil españoles buscando refugio. En este 2019, ocho décadas después, el Ateneo Español de México, A.C., y la Comisión para la Organización de Actos Conmemorativos de los 80 Años del Exilio Republicano Español, realizamos un gran acto en el Teatro Francisco Javier Clavijero de Veracruz para recordar estos importantes hechos históricos. El mismo día, en la Plaza de la República del Puerto, se develó una placa donde quedará plasmado el agradecimiento de los exiliados y sus descendientes a México y al Presidente Lázaro Cárdenas.

Queremos destacar que estos actos se realizaron gracias al importante apoyo brindado por los Gobiernos de México y España, así como del Gobierno del Estado de Veracruz, la Presidencia Municipal de Veracruz, la Universidad Veracruzana, el Instituto Veracruzano de Cultura, la Administración Portuaria Integral de Veracruz, El Colegio de México, el Colegio Madrid, el Patronato del Ateneo Español de México y a El País.

El acto inició con la participación del Mtro. Fernando Yunes Márquez, Presidente Municipal de Veracruz, quien aprovechó la ocasión para dar la bienvenida a todos los asistentes al Puerto al que arribaron algunos de los más emblemáticos barcos del exilio español. Destacó que la ciudad los recibió con los brazos abiertos y aprovechó para mencionar a algunos de los refugiados más ilustres, quienes brindaron sus aportaciones a nuestro país y dejaron “una huella imborrable que forma parte de la historia de Veracruz y de México”. Uno de los momentos más emotivos del evento fue cuando Yunes recordó a Lázaro Cárdenas e inmediatamente el público se puso de pie para ovacionar al Presidente que encabezó la recepción del Exilio Español hace ochenta años.

Posteriormente, el Lic. Ernesto Casanova Caloto, presidente del Ateneo Español de México, tomó la palabra para expresar su emoción y sincero agradecimiento a todas las personas e instituciones que brindaron su apoyo para la organización de las actividades que se realizaron en el Puerto de Veracruz para conmemorar los 80 años del Exilio Español, en el aniversario de la llegada del Sinaia, el más emblemático de los barco que arribaron “cargados de los recuerdos de una España democrática derrotada por las fuerzas fascistas, pero también de la esperanza en una nueva tierra, para muchos incógnita, que generosamente abrió sus puertas en aquellos tiempos de necesidad”.  En ese sentido, reconoció la deuda impagable con México por haberlos acogido

Mencionó que en su última estancia en México, el Presidente de España, Pedro Sánchez, tuvo ocasión de recordar al Exilio Español en México, así como visitar el Ateneo Español de México. TambIén, el mismo día 13 de junio, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, otorgó un espacio en su Conferencia Matutina para recordar la efeméride y entregar un diploma en refrendo de la amistad entre el Gobierno de México y el Exilio Español, el cual fue recibido por el decano del exilio, nuestro muy querido Ing. Fernando Rodríguez Miaja.

Cuauhtémoc Cárdenas y Emiliana Claraco. Fotografía de cortesía del diario El País

Ernesto Casanova Caloto, Presidente del Ateneo Español de México. Fotografía por Grecia Catherine Roa.

Publico en el teatro Clavijero. Fotografía por Grecia Catherine Roa

A continuación, nuestro querido asociado Juan Ramiro Ruiz Durá, uno de los varios “embotellados de origen” que se encontraba presente, leyó su poema “Ochenta años” , del cual destacamos las siguientes líneas:

  Hace ya ochenta años.

Ochenta abriles de levantar el puño

para que desde allá nos vieran.

Ochenta nochebuenas de enviar el abrazo

a los que se quedaron.

Ochenta veces consultando el pasaporte

para saber quién somos, sin saberlo.

Ochenta sobremesas trasminando nostalgias

a los hijos y nietos

que aún guardan esa historia que no es suya.

Hace ya ochenta años.

Ochenta años cumplidos de la orfandad remota.

¡Ochenta años y un siempre de la adopción fraterna!

La Dra. Silvia Giorguli Saucedo, Presidenta de El Colegio de México hizó uso de la palabra para destacar las importantes contribuciones de los exiliados a la educación y la cultura mexicanas, a través de su incorporación a instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, el Fondo de Cultura Económica e incluso la fundación de diversas instituciones que hasta la fecha siguen siendo puntos de referencia, como el Colegio Madrid, el Ateneo Español de México o el propio Colegio de México. Concluyó destacando la experiencia de integración de los transterrados, retomando la idea de José Gaos, según la cual “hay un proceso de conciliación de los valores españoles en paralelo con una fidelidad y adhesión a los mexicanos”, que conforma la identidad de este colectivo y sus descendientes.

Por su parte, la subsecretaria de Justicia de España, Dña. Cristina Latorre Sancho, brindó un emotivo discurso donde se refirió al compromiso del actual Gobierno de España para recuperar la memoria de las enormes contribuciones que hicieron los exiliados en todos los países donde fueron acogidos. También aprovecho para agradecer a México, a su pueblo y sus autoridades, por el ejemplo de solidaridad y compromiso que mostraron al recibir a los españoles en tiempo de necesidad: “su apoyo a España en tiempos convulsos forma parte de ese legado inmaterial que constituye un hito en nuestra historia reciente y debe formar parte de nuestra memoria colectiva”, concluyó la funcionaria.

Acto seguido, Dña. Irene  Lozano Domingo, habló del orgullo de encontrarse en el Puerto de Veracruz, que acogió a tantos miles de españoles que llegaron a México en busca de una segunda patria y, al mismo tiempo, forman parte de la historia de la construcción de la democracia española. Aprovechó la ocasión para recordar a Amalia Solórzano, quien promovió la llegada de los llamados Niños de Morelia, lo que ameritó el aplauso espontáneo del público.

Juan Ramiro Ruiz Durá. Fotografía por Grecia Catherine Roa

Lázaro Cárdenas Batel, Cuitláhuac García Jiménez, Cuauhtémoc Cárdenas y Ernesto Casanova Caloto. Fotografía por Grecia Catherine Roa.

Irene Lozano mencionó asimismo algunos de los destacados nombres de exiliados españoles que arribaron a México, de quienes dijo “eran lo mejor de España”: Trinidad Martínez, Manuel Altolaguirre, Concha Méndez, Joaquín Diez Canedo, Luis Cernuda, León Felipe, Max Aub, José Bergamín o María Zambrano, de quien destacó el deseo de que no volvieran a haber exiliados en el mundo. Concluyó agradeciendo la fraternidad y el cuidado de los mejores valores humanos.

El Gobernador de Veracruz, el Ing. Cuitláhuac García Jiménez, destacó que el pueblo veracruzano recibió a los republicanos españoles con las puertas abiertas, por ser representantes del pensamiento y la democracia española. Señaló, en ese sentido, que “la Guerra Civil española la ganó México” por haber recibido a lo mejor de España que llegó con el Exilio.

Se anunció que ese mismo día, en el Puerto de Sète, Francia, lugar de partida del Sinaia, también se develó una placa en conmemoración de los 80 años del Exilio Español, para lo cual, minutos antes de iniciar el acto en el Teatro Clavijero, el presidente del Ateneo, Ernesto Casanova, se enlazó en vivo a través de una videoconferencia con Eloy Martínez Monegal, presidente de la Association pour le Souvenir de l’Exil Républicain Espagnol en France (ASEREF), en la que tuvo oportunidad de saludar a los asistentes y celebrar la realización de estas actividades en ambos lados del Atlántico, con las que se contribuye significativamente a preservar la Memoria Histórica.

Acto seguido, se dio inicio a la entrega de reconocimientos a algunos de los presentes, para lo cual el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Presidente de la Comisión Organizadora de Actos de Conmemoración del 80 Aniversario del Exilio Español, junto con Ernesto Casanova Caloto, Presidente del Ateneo Español de México, bajaron del estrado para entregar personalmente los diplomas a las personas que formaron parte de la comunidad de exiliados que arribó a nuestro país en los Barcos de la Libertad, “con España presente en el recuerdo, con México presente en la esperanza”, como dice el poema que Pedro Garfias escribió a bordo del Sinaia. La emotividad del acto se hizo visible en los abrazos que los homenajeados prodigaron especialmente al hijo de aquel presidente que abrió las puertas de México para salvar la vida y la libertad de miles de españoles.

Posteriormente, Cárdenas subió al estrado para rememorar el contexto de la Guerra Civil Española como una conflagración internacional, antesala de la Segunda Guerra Mundial, ya que el bando franquista recibió el apoyo de las fuerzas fascistas encabezadas por Hitler y Mussolini; por su parte, el Gobierno de México –recordó el Ingeniero– brindó en todo momento su apoyo a la República Española con todos los medios posibles, en virtud de que ambos países eran miembros de la Sociedad de las Naciones, además de las afinidades ideológicas que existían. El apoyo mexicano consistió en el envío de pertrechos y presionando en distintos foros internacionales.

Tras la derrota republicana, México anunció que abriría las puertas del país a todos los españoles que buscaran refugio, por lo que nuestro país recibió los beneficios de este exilio, no solo a través de la destacada presencia de artistas, científicos, académicos e intelectuales, sino mediante su integración plena a la sociedad. Cárdenas recordó que nuestro país ha sido tradicionalmente un país de asilo, por lo que exhortó a resolver los problemas migratorios de la actualidad a través de la cooperación y la cordialidad. Finalmente, aprovechó el foro para pedir a los presentes que sumen voluntades para la rehabilitación arquitectónica del Municipio de La Antigua, Veracruz, en virtud de su importancia histórica para nuestro país.

Para finalizar el acto en el Teatro Francisco Javier Claviero, el Canciller Marcelo Ebrard Casaubon transmitió el mensaje del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que resumió en un agradecimiento por todo lo que el Exilio ha brindado a México. Destacó, como egresado de El Colegio de México, que el triunfo de la democracia en España le parece muy especial por ser una herencia de los republicanos.

En contraparte, expresó su satisfacción por la presencia de los representantes del Gobierno español y por el importante reconocimiento que han brindado al Exilio, a su historia, su sufrimiento y su esperanza de regresar a España durante largas décadas. “El día de hoy España les dice que son lo mejor de España”, dijo dirigiéndose a los exiliados y sus descendientes.

El Canciller concluyó con una reflexión en la que advirtió sobre el crecimiento de posturas en la actualidad que alientan el odio, el racismo y otras ideas que ocasionan el sufrimiento humano; por el contrario, reiteró el compromiso de luchar por la esperanza, la dignidad humana y el respeto a todas y a todos, lo que en su opinión, es en gran medida una enseñanza del Exilio Español en México, ante la que manifestó su convicción.

Una vez culminado el acto en el Teatro Francisco Javier Clavijero, los integrantes del presídium se dirigieron a la Plaza de la República, donde se encuentra el monolito con las placas conmemorativas que se han develado en aniversarios anteriores de la llegada del Exilio. En recuerdo de la efeméride, con el apoyo de los Gobiernos de España y México, se develó una placa con la siguiente inscripción:

GRACIAS MÉXICO

GRACIAS PRESIDENTE

LÁZARO CÁRDENAS

13 de junio de 1939 – 13 de junio de 2019

80 AÑOS DEL EXILIO REPUBLICANO ESPAÑOL

Ahí, el Presidente del Ateneo Español de México, Ernesto Casanova Caloto, comentó que el objetivo fue agradecer por el recibimiento a los exiliados, quienes inyectaron gran vida a la sociedad, por lo que resaltó nuevamente que las instituciones deben tener muy claro que la Memoria Histórica del Exilio Republicano Español no se debe perder.

La develación culminó con los gritos de “¡Viva México! ¡Viva España!”

Posted in Noticias.