Palabras de Angelina Muñiz-Huberman y Carmen Tagüeña al recibir la condecoración de la Orden de Isabel la Católica de España

ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA, ENCOMIENDA

(5 marzo 2012)

Angelina Muñiz-Huberman

Es un honor recibir la Orden de Isabel de Castilla en grado de encomienda. Me pregunto por qué la recibo. A lo largo de mis libros y de mis clases he procurado mantener un equilibrio entre mis antecedentes sefardíes, el exilio de la guerra civil española y mi vida entera en México desde la infancia. Equilibrio difícil, pero que supe mantener. Ahora, otro acto de equilibrio es recibir esta honrosa condecoración.

Me vuelvo a preguntar, ¿por qué a alguien descendiente de los sefardíes expulsados por esta reina se le otorga su medalla? Y recuerdo la historia de Sefarad en la Edad Media con su esmerada cultura judía y el amor por la lengua española. Los poetas, los filósofos, los médicos, los astrónomos, los traductores, todos ellos se elevaron a un punto cimero difícil de igualar. Recuerdo también el dolor de la expulsión o de la doble vida de aquellos pensadores que tuvieron que desarrollarse fuera de su querida patria y que enriquecieron la cultura de otros países: Juan Luis Vives, Antonio Enríquez Gómez, Baruj Spinoza, León Hebreo. Porque para los sefardíes, luego de catorce siglos de permanencia en ella, España fue y siguió siendo su verdadera tierra. Prueba de ello es haber conservado hasta nuestros días la lengua de 1492, en la que Fernando de Rojas, converso, escribió La Celestina o tragicomedia de Calixto y Melibea.

La lengua que se multiplicó en jarchas, romances, canciones, refranes, cantos de boda, cantos de muerte, tratados de ética y, según avanzaba el tiempo, novelas, obras de teatro, enciclopedias y todo género literario.

Así, la lengua se convirtió en otra patria, ideal, cadenciosa, sin maldades ni persecuciones. Lengua que heredé y quise unir la historia de los pueblos cuando mi familia salió al exilio no en 1492, sino en 1939 por la guerra civil. Una familia milenaria bajo la sombra de los exilios.

Como ciclo que se cierra hoy, en la tierra mexicana, es un acto conciliatorio recibir esta condecoración. Sólo me queda repetir un poema anónimo de los sefardíes en el destierro, en la que he llamado lengua florida:

A ti lingua santa,

a ti te adoro,

más que toda plata,

más que todo oro.

Tú sos la más linda

de todo lenguaje,

a ti dan las ciencias

todo el avantage.

Con ti nos rogamos

al Dio de la altura,

Padrón del universo

y de la natura.

Si mi pueblo santo

él fue captivado

con ti mi querida

él fue consolado.

Palabras de Carmen Tagüeña Parga

Muy buenas noches a todos.

Es para mi un alto honor recibir esta distinción otorgada por el Estado Español que acepto con mucho agradecimiento aún reconociendo, que seguramente hay muchas personas más merecedoras de la misma.

De acuerdo a la amable carta del Sr. Embajador la recibo en “atención a los méritos y circunstancias que concurren en mi persona”.

En ese orden de ideas, si reviso mi vida me han guiado el amor a mi familia y amigos y dos sentimientos muy dominantes. Un enorme amor y agradecimiento a México y un no menor amor apasionado y nostálgico por España, la patria de mis padres y que no pude tener. Por cierto, que antes de conocerla por vez primera al cruzar la frontera desde Francia, no pude dormir de la emoción.

Desde que pisé la facultad de Ciencias de la UNAM descubrí este país y he dedicado mi vida profesional, todos mis esfuerzos, a distintos aspectos siempre relacionados con la educación y la cultura, que ha sido mi tributo personal a México, la patria de adopción. Soy una “mexicana del Norte”, en honor a mi lugar de nacimiento, y como tal he trabajado con mucho empeño.

Me acerqué al Ateneo por amor a mis padres y a España y he sido muy recompensada en presidirlo ahora que estamos viviendo una nueva etapa en la que contamos con el apoyo de la Embajada, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y, en general, del Gobierno Español.

Tenemos una sede digna, por primera vez nuestros acervos están totalmente catalogados y se han establecido muchas relaciones institucionales que han permitido plantear nuevos proyectos. El Ateneo ha sido y es un centro de encuentro, comunicación, preservación y difusión del legado del exilio español en México.

Además, la enorme importancia del Ateneo se basa en el gran repositorio de registros históricos, logrados por el esfuerzo de muchas mesas directivas que nos precedieron, por sus socios y donadores, que son en un acervo imprescindible y único para que los investigadores de diversas latitudes puedan explorar, comprender y dar a conocer la compleja historia de los republicanos españoles en el tránsito de la derrota al éxodo y su desarrollo ulterior.

El Ateneo, es la memoria histórica del Exilio y no es solamente una mirada al pasado, es una mirada al futuro para las nuevas generaciones de españoles a los que permite vislumbrar una parte de la historia de España que no aprendieron en las aulas, no solamente en su un lado trágico que es imprescindible conocer para no repetir lo sucedido, sino en todos los demás aspectos luminosos, sobre todo los relacionados con el desarrollo de la cultura, de los que pueden sentirse orgullosos.

Dado que las migraciones, los exilios y la violación de derechos humanos sigue siendo una constante del mundo en el que vivimos para los jóvenes españoles y mexicanos los acervos del Ateneo pueden servir de referencia y punto de partida para las investigaciones y toma de conciencia para enfrentar los problemas actuales.

Por último quisiera felicitar a mis compañeros condecorados y agradecer de una manera muy especial el apoyo generoso y solidario de la Embajada de España en México, a sus funcionarios, y muy especialmente al Señor embajador. A mi familia y amigos algunos de ellos de la Mesa Directiva del Ateneo gracias por acompañarme y ayudarme durante tantos años y a todos por estar hoy conmigo una vez más. Muchas gracias.

Condecora España a Angelina Muñiz-Huberman y a Carmen Tagüeña Parga

CONDECORA ESPAÑA A ANGELINA MUÑIZ-HUBERMAN

La escritora Angelina Muñiz-Huberman fue reconocida con la Orden de Isabel la Católica en grado de encomienda, por el embajador de España en México, Manuel Alabart.

Carmen Tagueña Parga, presidenta del Ateneo Español, Aurelio González Pérez, profesor e investigador de El Colegio de México, y Tomás Pérez Vejo, docente de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), también recibieron la condecoración en el domicilio del representante diplomático, se informó en un comunicado.

Cierre de ciclo

Muñiz-Huberman se preguntó: ¿Por qué a alguien descendiente de los sefardíes expulsados por esta reina se le otorga su medalla? Y matizó que esta entrega, “como ciclo que se cierra hoy, en la tierra mexicana, es un acto conciliatorio recibir esta condecoración.

A lo largo de mis libros y de mis clases he procurado mantener un equilibrio entre mis antecedentes sefardíes, el exilio de la Guerra Civil española y mi vida entera en México desde la infancia (…) Ahora, otro acto de equilibrio es recibir esta honrosa condecoración, explicó Angelina Muñiz-Huberman, profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), nacida en Francia y naturalizada mexicana.

El reconocimiento, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, se entrega a la esfuerzos realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la nación española con el resto de la comunidad internacional.

ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA, ENCOMIENDA

(5 marzo 2012)

Angelina Muñiz-Huberman

Es un honor recibir la Orden de Isabel de Castilla en grado de encomienda. Me pregunto por qué la recibo. A lo largo de mis libros y de mis clases he procurado mantener un equilibrio entre mis antecedentes sefardíes, el exilio de la guerra civil española y mi vida entera en México desde la infancia. Equilibrio difícil, pero que supe mantener. Ahora, otro acto de equilibrio es recibir esta honrosa condecoración.

Me vuelvo a preguntar, ¿por qué a alguien descendiente de los sefardíes expulsados por esta reina se le otorga su medalla? Y recuerdo la historia de Sefarad en la Edad Media con su esmerada cultura judía y el amor por la lengua española. Los poetas, los filósofos, los médicos, los astrónomos, los traductores, todos ellos se elevaron a un punto cimero difícil de igualar. Recuerdo también el dolor de la expulsión o de la doble vida de aquellos pensadores que tuvieron que desarrollarse fuera de su querida patria y que enriquecieron la cultura de otros países: Juan Luis Vives, Antonio Enríquez Gómez, Baruj Spinoza, León Hebreo. Porque para los sefardíes, luego de catorce siglos de permanencia en ella, España fue y siguió siendo su verdadera tierra. Prueba de ello es haber conservado hasta nuestros días la lengua de 1492, en la que Fernando de Rojas, converso, escribió La Celestina o tragicomedia de Calixto y Melibea.

La lengua que se multiplicó en jarchas, romances, canciones, refranes, cantos de boda, cantos de muerte, tratados de ética y, según avanzaba el tiempo, novelas, obras de teatro, enciclopedias y todo género literario.

Así, la lengua se convirtió en otra patria, ideal, cadenciosa, sin maldades ni persecuciones. Lengua que heredé y quise unir la historia de los pueblos cuando mi familia salió al exilio no en 1492, sino en 1939 por la guerra civil. Una familia milenaria bajo la sombra de los exilios.

Como ciclo que se cierra hoy, en la tierra mexicana, es un acto conciliatorio recibir esta condecoración. Sólo me queda repetir un poema anónimo de los sefardíes en el destierro, en la que he llamado lengua florida:

A ti lingua santa,

a ti te adoro,

más que toda plata,

más que todo oro.

Tú sos la más linda

de todo lenguaje,

a ti dan las ciencias

todo el avantage.

Con ti nos rogamos

al Dio de la altura,

Padrón del universo

y de la natura.

Si mi pueblo santo

él fue captivado

con ti mi querida

él fue consolado.


Palabras de Carmen Tagüeña Parga

Muy buenas noches a todos.

Es para mi un alto honor recibir esta distinción otorgada por el Estado Español que acepto con mucho agradecimiento aún reconociendo, que seguramente hay muchas personas más merecedoras de la misma.

De acuerdo a la amable carta del Sr. Embajador la recibo en “atención a los méritos y circunstancias que concurren en mi persona”.

En ese orden de ideas, si reviso mi vida me han guiado el amor a mi familia y amigos y dos sentimientos muy dominantes. Un enorme amor y agradecimiento a México y un no menor amor apasionado y nostálgico por España, la patria de mis padres y que no pude tener. Por cierto, que antes de conocerla por vez primera al cruzar la frontera desde Francia, no pude dormir de la emoción.

Desde que pisé la facultad de Ciencias de la UNAM descubrí este país y he dedicado mi vida profesional, todos mis esfuerzos, a distintos aspectos siempre relacionados con la educación y la cultura, que ha sido mi tributo personal a México, la patria de adopción. Soy una “mexicana del Norte”, en honor a mi lugar de nacimiento, y como tal he trabajado con mucho empeño.

Me acerqué al Ateneo por amor a mis padres y a España y he sido muy recompensada en presidirlo ahora que estamos viviendo una nueva etapa en la que contamos con el apoyo de la Embajada, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y, en general, del Gobierno Español.

Tenemos una sede digna, por primera vez nuestros acervos están totalmente catalogados y se han establecido muchas relaciones institucionales que han permitido plantear nuevos proyectos. El Ateneo ha sido y es un centro de encuentro, comunicación, preservación y difusión del legado del exilio español en México.

Además, la enorme importancia del Ateneo se basa en el gran repositorio de registros históricos, logrados por el esfuerzo de muchas mesas directivas que nos precedieron, por sus socios y donadores, que son en un acervo imprescindible y único para que los investigadores de diversas latitudes puedan explorar, comprender y dar a conocer la compleja historia de los republicanos españoles en el tránsito de la derrota al éxodo y su desarrollo ulterior.

El Ateneo, es la memoria histórica del Exilio y no es solamente una mirada al pasado, es una mirada al futuro para las nuevas generaciones de españoles a los que permite vislumbrar una parte de la historia de España que no aprendieron en las aulas, no solamente en su un lado trágico que es imprescindible conocer para no repetir lo sucedido, sino en todos los demás aspectos luminosos, sobre todo los relacionados con el desarrollo de la cultura, de los que pueden sentirse orgullosos.

Dado que las migraciones, los exilios y la violación de derechos humanos sigue siendo una constante del mundo en el que vivimos para los jóvenes españoles y mexicanos los acervos del Ateneo pueden servir de referencia y punto de partida para las investigaciones y toma de conciencia para enfrentar los problemas actuales.

Por último quisiera felicitar a mis compañeros condecorados y agradecer de una manera muy especial el apoyo generoso y solidario de la Embajada de España en México, a sus funcionarios, y muy especialmente al Señor embajador. A mi familia y amigos algunos de ellos de la Mesa Directiva del Ateneo gracias por acompañarme y ayudarme durante tantos años y a todos por estar hoy conmigo una vez más. Muchas gracias.

Boletín de Marzo

Andalucía declara 14 enclaves representativos de la represión franquista

Los espacios, en las ocho provincias, incluyen fosas comunes, cementerios, cárceles, antiguas trincheras, refugios antiaéreos y campos de concentración

El Consejo de Gobierno andaluz aprobó este martes la declaración de 14 Lugares de Memoria Histórica en las ocho provincias andaluzas, de acuerdo con el decreto de agosto de 2011 que instaura esta figura para recordar los principales emplazamientos de la represión franquista y homenajear a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

Estos enclaves son el monumento a los asesinados en el Campo de Concentración de Mauthausen y la antigua cárcel del Ingenio, en Almería; el Castillo de San Sebastián, en Cádiz; la fosa común del Cortijo El Marrufo, en Jerez de la Frontera (Cádiz); los Muros de la Memoria en los cementerios de la Salud y de San Rafael, en Córdoba; las tapias del cementerio de Granada y la carretera entre los municipios granadinos de Víznar y Alfacar; la fosa común del cementerio de Nerva (Huelva); el refugio antiaéreo de Jaén y los vestigios de la Batalla de Lopera en este municipio jiennense; la carretera Málaga-Almería y el cementerio de San Rafael de Málaga, y las antiguas cárcel de la Ranilla y Comisaría de Investigación y Vigilancia de la calle Jesús del Gran Poder, en Sevilla.

Los 14 nuevos Lugares de Memoria Histórica se suman a los dos primeros que fueron declarados en diciembre de 2011: la Casa de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla) y el lugar de su fusilamiento en el kilómetro 4 de la antigua Carretera de Carmona, en el término municipal hispalense.

De acuerdo con el decreto regulador de esta figura, la consideración de un emplazamiento como Lugar de Memoria Histórica obliga a la administración pública titular a garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio. Cuando la propiedad sea privada, la Junta fomentará la firma de acuerdos con las personas y entidades titulares.

La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre el lugar, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.

El inicio del procedimiento de declaración es competencia del Comisariado para la Recuperación de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia. Este proceso se prolonga durante un periodo total de seis meses desde su inicio hasta su resolución y aprobación por el Consejo de Gobierno.

Los Lugares de Memoria Histórica se inscriben en un catálogo específico de carácter público que contiene la documentación de cada emplazamiento y la adicional que se pueda generar y sea de utilidad para estudios e investigaciones.

Todo este proceso cuenta con el apoyo de un grupo de seis expertos, designados entre profesionales e investigadores de reconocido prestigio a propuesta del Comisariado (tres), el Consejo Andaluz de Universidades (dos) y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (uno).

Dos supervivientes españoles de Mauthausen: “Hay que localizar a los desaparecidos en conflictos”

Dos supervivientes españoles del campo de concentración de Mauthausen consideran necesaria la localización de desaparecidos y fallecidos en conflictos bélicos para “cerrar heridas” y, aunque han tratado de “olvidar” para retomar sus vidas, piden que estos episodios atroces no mueran en la memoria de la sociedad. Solo así las familias podrán “descansar”.

 

Es la opinión de dos alicantinos, Antonio Ballesta, de 101 años, y Francisco Aura, de 94, quienes han dado su testimonio de vida y horror en el documental Estación de peaje, elaborado por la Fundación General de la Universidad de Alicante, bajo la dirección histórica del catedrático Josep Miquel Santacreu.

Ballesta ha comentado, entre fotografía y fotografía, algunos aspectos de aquel horror, como la falta de alimentos: “Los mendrugos de pan que ellos (los nazis)

tiraban, para nosotros eran un banquete”, ha rememorado.

Aunque intenta decir más cosas de las que su salud le deja, recuerda que perdió a Raúl, su mejor amigo, mientras su hermana, con la que vive, relata que “Antonio subía aquella escalera famosa de Mauthausen casi desnudo y cargando sobre su espalda ladrillos”.

Mientras habla, de forma pausada y áspera, enseña las cartas que enviaba a su familia y algunos carnés identificativos de aquellos años “cuando yo tenía el pelo negro”, dice entre risas. “Yo pensaba que las cartas las tiraban al retrete, pero llegaron”, afirma aún sorprendido.

Sobrevivir al horror nazi

El documental, cuyo título responde a la traducción en español de Mauthausen, plasma con entrevistas e imágenes “la supervivencia” de estos dos antiguos combatientes del Ejército republicano que, tras huir a Francia finalizado el conflicto bélico español, fueron apresados por las tropas nazis.

En declaraciones, Santacreu ha explicado que, a pesar de que más de 500 valencianos estuvieron presos en Mauthausen (de los que alrededor de 200 lograron sobrevivir), “muy pocos de estos últimos han querido rememorar ante una cámara lo que padecieron”.

La mayoría de los supervivientes “aún tiene miedo de narrar lo ocurrido”, pero Ballesta y Aura son “partidarios de hablar, pues para ellos supone una liberación”.

Ambos presentan problemas de salud, pero “tienen lucidez mental”, lo que les permite “recordar y comentar”. “Son dos supervivientes natos”, ha añadido el catedrático.

“Mientras los entrevistaba me preguntaba constantemente cómo pueden pasar esas cosas, cómo el ser humano puede llegar a esos niveles de degradar al prójimo, pero también de cómo una persona es capaz de sobrevivir”, señala Santacreu.

Viaje a Mauthausen

Además del testimonio de estos dos alicantinos, que permanecieron en Mauthausen entre 1941 y 1945, los realizadores viajaron hasta el campo de concentración para rodar imágenes y entrevistaron a jóvenes alemanes, italianos y españoles que visitan con sus colegios estas históricas instalaciones del horror.

A pesar de que ambos combatieron con el ejército republicano y sufrieron las condiciones de Mauthausen, Ballesta y Aura no se conocen.

Salieron de España por lugares distintos y los franceses los recogieron en campos de exiliados. Sin embargo, al cabo de un tiempo les comunicaron que no podían seguir allí, que “si querían podían enrolarse en la Legión francesa, formar parte de los batallones de trabajadores de la línea Maginot (fortificación defensiva gala en la frontera con Alemania) o buscar trabajo”.

Ballesta, que decidió por lo segundo, fue apresado por los alemanes cuando estos invadieron Francia.

En el campo de concentración, vio “caer a muchos”, sufrió severos castigos, algunos “por el simple hecho de no saber decir bien su número en alemán”, y siempre intentó situarse en medio de los pelotones de trabajo para evitar los golpes de los alemanes.

Las familias de estos dos alicantinos guardan la correspondencia que estos les remitían desde Mauthausen, lo que les permitía conocer que aún seguían vivos y dónde estaban.

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!

Pablo Neruda

Para la libertad

Miguel Hernández

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.


Andalucía declara 14 enclaves representativos de la represión franquista

 

Los espacios, en las ocho provincias, incluyen fosas comunes, cementerios, cárceles, antiguas trincheras, refugios antiaéreos y campos de concentración

El Consejo de Gobierno andaluz aprobó este martes la declaración de 14 Lugares de Memoria Histórica en las ocho provincias andaluzas, de acuerdo con el decreto de agosto de 2011 que instaura esta figura para recordar los principales emplazamientos de la represión franquista y homenajear a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

Estos enclaves son el monumento a los asesinados en el Campo de Concentración de Mauthausen y la antigua cárcel del Ingenio, en Almería; el Castillo de San Sebastián, en Cádiz; la fosa común del Cortijo El Marrufo, en Jerez de la Frontera (Cádiz); los Muros de la Memoria en los cementerios de la Salud y de San Rafael, en Córdoba; las tapias del cementerio de Granada y la carretera entre los municipios granadinos de Víznar y Alfacar; la fosa común del cementerio de Nerva (Huelva); el refugio antiaéreo de Jaén y los vestigios de la Batalla de Lopera en este municipio jiennense; la carretera Málaga-Almería y el cementerio de San Rafael de Málaga, y las antiguas cárcel de la Ranilla y Comisaría de Investigación y Vigilancia de la calle Jesús del Gran Poder, en Sevilla.

Los 14 nuevos Lugares de Memoria Histórica se suman a los dos primeros que fueron declarados en diciembre de 2011: la Casa de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla) y el lugar de su fusilamiento en el kilómetro 4 de la antigua Carretera de Carmona, en el término municipal hispalense.

De acuerdo con el decreto regulador de esta figura, la consideración de un emplazamiento como Lugar de Memoria Histórica obliga a la administración pública titular a garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio. Cuando la propiedad sea privada, la Junta fomentará la firma de acuerdos con las personas y entidades titulares.

La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre el lugar, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.

El inicio del procedimiento de declaración es competencia del Comisariado para la Recuperación de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia. Este proceso se prolonga durante un periodo total de seis meses desde su inicio hasta su resolución y aprobación por el Consejo de Gobierno.

Los Lugares de Memoria Histórica se inscriben en un catálogo específico de carácter público que contiene la documentación de cada emplazamiento y la adicional que se pueda generar y sea de utilidad para estudios e investigaciones.

Todo este proceso cuenta con el apoyo de un grupo de seis expertos, designados entre profesionales e investigadores de reconocido prestigio a propuesta del Comisariado (tres), el Consejo Andaluz de Universidades (dos) y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (uno).

Dos supervivientes españoles de Mauthausen: “Hay que localizar a los desaparecidos en conflictos”

Dos supervivientes españoles del campo de concentración de Mauthausen consideran necesaria la localización de desaparecidos y fallecidos en conflictos bélicos para “cerrar heridas” y, aunque han tratado de “olvidar” para retomar sus vidas, piden que estos episodios atroces no mueran en la memoria de la sociedad. Solo así las familias podrán “descansar”.

 

Es la opinión de dos alicantinos, Antonio Ballesta, de 101 años, y Francisco Aura, de 94, quienes han dado su testimonio de vida y horror en el documental Estación de peaje, elaborado por la Fundación General de la Universidad de Alicante, bajo la dirección histórica del catedrático Josep Miquel Santacreu.

Ballesta ha comentado, entre fotografía y fotografía, algunos aspectos de aquel horror, como la falta de alimentos: “Los mendrugos de pan que ellos (los nazis)

tiraban, para nosotros eran un banquete”, ha rememorado.

Aunque intenta decir más cosas de las que su salud le deja, recuerda que perdió a Raúl, su mejor amigo, mientras su hermana, con la que vive, relata que “Antonio subía aquella escalera famosa de Mauthausen casi desnudo y cargando sobre su espalda ladrillos”.

Mientras habla, de forma pausada y áspera, enseña las cartas que enviaba a su familia y algunos carnés identificativos de aquellos años “cuando yo tenía el pelo negro”, dice entre risas. “Yo pensaba que las cartas las tiraban al retrete, pero llegaron”, afirma aún sorprendido.

Sobrevivir al horror nazi

El documental, cuyo título responde a la traducción en español de Mauthausen, plasma con entrevistas e imágenes “la supervivencia” de estos dos antiguos combatientes del Ejército republicano que, tras huir a Francia finalizado el conflicto bélico español, fueron apresados por las tropas nazis.

En declaraciones, Santacreu ha explicado que, a pesar de que más de 500 valencianos estuvieron presos en Mauthausen (de los que alrededor de 200 lograron sobrevivir), “muy pocos de estos últimos han querido rememorar ante una cámara lo que padecieron”.

La mayoría de los supervivientes “aún tiene miedo de narrar lo ocurrido”, pero Ballesta y Aura son “partidarios de hablar, pues para ellos supone una liberación”.

Ambos presentan problemas de salud, pero “tienen lucidez mental”, lo que les permite “recordar y comentar”. “Son dos supervivientes natos”, ha añadido el catedrático.

“Mientras los entrevistaba me preguntaba constantemente cómo pueden pasar esas cosas, cómo el ser humano puede llegar a esos niveles de degradar al prójimo, pero también de cómo una persona es capaz de sobrevivir”, señala Santacreu.

Viaje a Mauthausen

Además del testimonio de estos dos alicantinos, que permanecieron en Mauthausen entre 1941 y 1945, los realizadores viajaron hasta el campo de concentración para rodar imágenes y entrevistaron a jóvenes alemanes, italianos y españoles que visitan con sus colegios estas históricas instalaciones del horror.

A pesar de que ambos combatieron con el ejército republicano y sufrieron las condiciones de Mauthausen, Ballesta y Aura no se conocen.

Salieron de España por lugares distintos y los franceses los recogieron en campos de exiliados. Sin embargo, al cabo de un tiempo les comunicaron que no podían seguir allí, que “si querían podían enrolarse en la Legión francesa, formar parte de los batallones de trabajadores de la línea Maginot (fortificación defensiva gala en la frontera con Alemania) o buscar trabajo”.

Ballesta, que decidió por lo segundo, fue apresado por los alemanes cuando estos invadieron Francia.

En el campo de concentración, vio “caer a muchos”, sufrió severos castigos, algunos “por el simple hecho de no saber decir bien su número en alemán”, y siempre intentó situarse en medio de los pelotones de trabajo para evitar los golpes de los alemanes.

Las familias de estos dos alicantinos guardan la correspondencia que estos les remitían desde Mauthausen, lo que les permitía conocer que aún seguían vivos y dónde estaban.

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!

Pablo Neruda

Para la libertad

Miguel Hernández

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.

Boletín de enero 2012

Pablo Neruda, el Winnipeg y los republicanos españoles

Por: Julio Feo

El director de cine Dominique Gautier y el profesor de la universidad de Pau, Jean Ortiz son los autores del documental “La travesía solidaria” que cuenta la epopeya del Winnipeg. Un barco carguero, el Winnipeg, fue fletado en 1939 por el poeta chileno Pablo Neruda, entonces cónsul de Chile en París que condujo a 2.500 republicanos españoles, desde el puerto de Pauillac, cerca de Burdeos hasta el puerto chileno de Valparaiso. La película difundida por la televisión francesa se ha estrenado en Pauillac, y será proyectada el 12 de enero en el Festival de cine político, social y derechos humanos de Valparaiso en Chile. En el verano de 1939, las tropas de Franco han entrado ya en Barcelona, la retirada hacia Francia de los republicanos españoles armas en mano ha empezado, a su llegada decenas de miles de hombres, mujeres y niños son detenidos y hacinados en campos de concentración en el sur de Francia. Varios países latinoamericanos se ofrecen para acoger a esos refugiados, entre ellos México y Chile. El gobierno chileno del presidente Aguirre Cerda encarga a Pablo Neruda el traslado a Chile de más de dos mil refugiados, miembros de organizaciones políticas republicanas, socialistas, comunistas, anarquistas o trotskistas. La compañía marítima comunista “France Navegation” que había participado activamente en el apoyo logístico al campo republicano, rompiendo el embargo en vigor en Francia, con envío de armas, municiones y con el transporte de las brigadas internacionales, organiza el viaje del Winnipeg. Se trata de un viejo carguero que es habilitado para trasladar a Chile un total de dos mil quinientos refugiados. Considerados indeseables por las autoridades francesas que los han encerrado en campos de concentración, los “rojos” españoles se embarcan con destino a Chile. El Winnipeg sale de Pauillac, puerto cercano a Burdeos, el 4 de agosto de 1939, con destino a Valparaiso en Chile, a donde llega el 2 de septiembre. Si una parte de la opinión en Chile acoge solidariamente a los refugiados españoles, la derecha chilena se insurge contra la llegada de esos emigrantes. A través de los emocionantes testimonios de algunos supervivientes de esa travesía y con el análisis de historiadores y especialistas, el documental relata esa epopeya desde un punto de vista muy contemporáneo, al mostrar como a lo largo de la historia se repiten las mismas actitudes con respecto al emigrante y al extranjero, considerados como un peligro por los sectores mas retrógrados de la sociedad. “Es una historia de hoy, de solidaridad internacionalista, de esperanza -afirma Jean Ortiz- Hemos hecho el documental con una lectura actual, para mostrar que los inmigrantes no son una amenaza, son un valor añadido, enriquecen el país, contribuyen al mestizaje, y le dan su aporte cultural, lingüístico y económico. En Francia hay toda una campaña para decir que los inmigrantes son un peligro. Es terrible. Nosotros queremos mostrar como ese barco solidaridad, ese barco utopia es útil para hoy”. “La travesía solidaria” muestra también el caso específico de los refugiados españoles que se instalaron en Chile y como años mas tarde con la llegada al poder de la dictadura en 1973, sus familias padecieron un doble exilio o exilio circular. “Los países latinoamericanos como Chile, Argentina o Uruguay, que habían acogido a los exiliados de la guerra civil española, se convirtieron a su vez en sus perseguidores durante las dictaduras militares de la década de los setenta”. Explica Isabel Pinter, universitaria chilena entrevistada por los autores del documental.

Un programa de actos recordará el bombardeo de Eibar hace 75 años

Pánico, miedo y confusión. La vida de los eibarreses cambió de manera repentina aquel 25 de abril de 1937. El próximo año se cumplirán 75 años desde que los Flechas Negras italianos bombardearan y sacudieran Eibar. Unos hechos que se repetían en numerosas localidades vascas como Elorrio o anteriormente en Otxandio. Coincidiendo con ese aniversario, el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado una moción presentada por el PNV en la que se aprueba elaborar un programa de actos para conmemorar el 75 aniversario de la batalla, bombardeo y destrucción de Eibar a través de un proceso de participación ciudadana. Según, el PNV, «los hechos históricos de 1937 tuvieron incidencia en el desarrollo de la guerra y en el futuro de la ciudad por lo que esta iniciativa trata de ponerlos en valor con el máximo respeto hacia todas las personas». La iniciativa responde al doble reto de activar propuestas que proyecten al exterior la imagen de la ciudad y consoliden también el proyecto de memoria histórica que convierta a Eibar en destino referente. Por otro lado, también se trata de recuperar y poner en valor unos hechos históricos que se prolongaron más allá de la Guerra Civil, que desencadenaron diversas circunstancias encadenadas. «Entre ellas estaban que durante meses se abrió un frente activo de combate en los alrededores de Eibar (en las laderas de Kalamua, Ixua, Akondia ) que opuso seria resistencia al avance del bando nacional. Después vino el posterior bombardeo y destrucción tras un incendio de la ciudad, lo que transformó y condicionó, por último, el futuro de Eibar en aspectos sociales, económicos e incluso en su trama urbana, tras la declaración de Eibar como ‘zona devastada’ y posterior reconstrucción». En esta dirección, desde el PNV se indica también que «en un contexto de crisis económica y donde el Ayuntamiento ya está anticipando una drástica reducción de los ingresos se propone esta iniciativa que supone un beneficio para Eibar, con una inversión económica moderada pero muy rentable buscando la proyección de imagen al exterior. La participación ciudadana, la energía y creatividad de los eibarreses y las eibarresas puede resultar clave para diseñar un programa de actos que debe captar en 2012 el foco de atención de medios de comunicación, visitantes.». Toda la programación se desea poner en marcha en un proceso de participación ciudadana que recoja las propuestas de colectivos y personas que tienen algo que aportar o que llevan mucho tiempo trabajando por recuperar nuestra memoria histórica. «Creemos que de alguna manera ellos también merecen un homenaje en el marco de esta conmemoración. Los hechos y circunstancias que vivió a lo largo de aquel periodo nuestra localidad son parte de nuestro patrimonio y legado que hay que poner en valor», según la moción del PNV. Esta iniciativa se encuadra, también, en el proyecto de memoria histórica (propuesto en 2007 por PNV) en fase de desarrollo que busca poner en valor el patrimonio histórico eibarrés, «recuperando un legado inmaterial que debe ser difundido y proponerse como objeto de estudio para situar a Eibar en el mapa y atraer visitas de forma continuada en el tiempo». Tras la destrucción de Eibar y sus fábricas, sobre todo en la zona del casco antiguo alrededores de la iglesia de San Andrés, Eibar fue declarada ‘Región Devastada’, lo que permitió su reconstrucción.

Un pensamiento en recuerdo de don Carlos

Sé que algún día todos vamos a morir, pero para mí es muy difícil saber que don Carlos se nos adelantó. Él para mí fue un jefe de corazón noble y muy humano, aprendí muchas cosas durante su mandato y siempre tenía un gesto amable aún cuando me corregía los puntos y comas de los escritos. Recuerdo que cuando sabía que iba a ser postulado para Presidencia del Ateneo me llamó y me dijo: cuento con usted en caso de ser elegido. Dije desde luego que sí. A partir de ese momento teníamos comunicación todos los días. Él llegaba al Ateneo siempre muy elegante con ese portafolio que cargaba. En momentos difíciles como cuando mi madre murió, él estuvo acompañándome en el velatorio. Lo conocieron mis hermanos y le agradezco la compañía. Por eso, al saber que llegarían sus cenizas, yo no sabía cómo iba a reaccionar porque días anteriores por dentro tenía una sensación de tristeza, sentía que si yo entraba al lugar donde se colocaría la urna me soltaría a llorar. Poco antes que llegara, entré a la oficina donde estaba Carmen Tagüeña y le pregunté ¿te puedo dar un abrazo? y rompí en llanto. Carmen me dijo desahógate y eso hice. Me sentí más tranquila en ese momento. Siempre recordaré a don Carlos y doy gracias a la vida por haberlo conocido ya que me dejó buenas enseñanzas que siempre recordaré, como de todas las personas que he conocido en esta institución y gracias siempre diré.

 Ma. Teresa Trejo

Mexicana por nacimiento y fundida de corazón con el exilio republicano español.

 

Muere Wislawa Szymborska

 

Wislawa Szymborska, un verdadero mito en Polonia, nació el 2 de julio de 1923 en Bnin (Kórnik), cerca de Poznan, pero la mayor parte de su vida transcurrió en Cracovia. Allí pasó sus últimos años, recluida en un piso sin lujo alguno y con aires de vivienda de protección oficial pero en el que nunca faltaban ni los bombones ni el brandy. En él recibía a sus amigos, a sus traductores y a periodistas a los que preguntaba ella para evitar tener que ponerse demasiado seria. A partir de esa fecha —y en títulos como El gran número, Fin y principio, Instante o Aquí, el último que publicó, de 2009— su voz cambió poco. En los últimos años, además, autorizó la traducción de las agudas y desternillantes notas de lecturas que publicó durante 30 años en la prensa polaca. Ella, que siempre dudaba de todo y cuya expresión favorita era “no sé”, nunca las consideró “prosa seria”. Y eso que respondían a un viejo aviso suyo: “Solo las preguntas un poco ingenuas son verdaderamente profundas”.

Las cartas de los difuntos

Leemos las cartas de los difuntos como impotentes dioses,
pero dioses a fin de cuentas porque conocemos las fechas
posteriores.
Sabemos qué dinero no ha sido devuelto.
Con quién se casaron rápidamente las viudas.
Pobres difuntos, inocentes difuntos,
engañados, falibles, ineptamente precavidos.
Vemos los gestos y las señas que hacen a sus espaldas.
Cazamos con el oído el rumor de los testamentos rotos.
Están sentados frente a nosotros, ridículos, como en panecillos
con mantequilla,
o se echan a correr tras los sombreros que vuelan de sus cabezas.
Su mal gusto, Napoleón, el vapor y la electricidad,
sus mortales curas para enfermedades curables,
el insensato Apocalipsis según San Juan,
el falso paraíso en la tierra según Juan Jacobo…
Observamos en silencio sus peones en el tablero,
sólo que tres casillas más allá.
Todo lo previsto por ellos salió de una manera totalmente
diferente,
o un poco diferente, es decir, también totalmente diferente.
Los más diligentes nos miran ingenuamente a los ojos,
porque hacían cuenta de que encontrarían en ellos la perfección.

Wislawa Szymborska

 

Homenaje póstumo al Dr. Carlos Vélez en el Ateneo Español de México

El martes 24 de enero, con motivo de la muerte del Dr. Carlos Vélez Ocón, el Ateneo Español de México abrió sus puertas para que amigos le dieran el pésame a la familia de quien fue presidente emérito del Ateneo y presidente del PSOE en México. Conformé se abrieron las puertas, el lugar se llenó de personas cercanas y que admiraron su labor. Se dieron algunos discursos sobre su persona y se firmó un libro para que la familia tuviera el recuerdo cariñoso de las personas que asistieron al evento. Así, le dijeron adiós al ilustre Dr. Carlos Vélez Ocón.


Fallece el presidente emérito del Ateneo Español de México, Carlos Velez

Queridos amigos:

seguramente se enteraron del fallecimiento de Carlos Vélez, nuestro presidente emérito. Es una noticia tristísima y solo nos consuela el pensar con mucho cariño que disfrutamos de su amistad y bondad. Fue un hombre bueno y dada su situación médica lo que sucedió fue, aunque sea difícil de aceptar, lo más compasivo. También eso deberá de consolarnos.
Hemos ofrecido las instalaciones del Ateneo para que su familia pueda recibir el duelo de todos sus amigos. Los invitamos a acompañarnos. Eso sucederá el martes 24 de enero. Estamos en espera de que nos avisen y los mantendremos informados. Les envío como siempre un saludo con mucho afecto.

Carmen Tagüeña Parga

Presidenta del Ateneo Español de México

Nota en La Jornada sobre homenaje a Elvira Gascón

Rinden homenaje a Elvira Gascón, una de las pocas artistas del exilio

El Ateneo Español de México presenta exposición con 378 trabajos de la pintora

El espíritu de su obra se centró en tres temas: el erotismo, la religión y la estética helénica.

La muestra sólo incluye retratos de hombres, reprocha Angelina Muñiz-Huberman

Carlos Paul

Periódico La Jornada

Sábado 14 de enero de 2012, p. 5

Rendir homenaje a las mujeres antifranquistas y reivindicar su papel dentro de la memoria histórica republicana fue la temática de la mesa redonda desarrollada alrededor de la estética de Elvira Gascón, el pasado jueves, en el contexto de la exposición Pequeños retratos/ grandes personajes, que reúne obras de la artista. La muestra, que se presenta en la sede del Ateneo Español de México y el Centro de Estudios de Migración y Exilios de la UNED, reúne la vasta producción retratística de Gascón, alrededor de 378 trabajos, cuyos protagonistas fueron los intelectuales, escritores, filósofos, músicos y humanistas más importantes de su época y del exilio. Durante el exilio español, en 1939, la pintora republicana arribó a México, donde adquirió relevancia. Elvira Gascón realizó pinturas murales y al óleo, esmaltes, grabados, carteles, folletos y programas; ilustró artículos en periódicos y más de 210 libros de reconocidos escritores publicados por el Fondo de Cultura Económica. De acuerdo con la crítica de arte Angustias Freijo, el dibujo con referencias historicistas fue lo que más desarrolló Elvira Gascón.

 Rareza y poética

 La exposición Pequeños retratos/grandes personajes reúne obras creadas con diferentes técnicas de dibujo, como la línea, la tinta sobre papel, la aguada y el esgrafiado, que Elvira Gascón utilizó para retratar a Ramón del Valle Inclán, Benito Pérez Galdós, Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, León Felipe, Max Aub, Luis Cernuda, Ramón Xirau, Pablo Casals y quien fue su esposo, el arquitecto Roberto Fernández Balbuena, también parte del exilio.

 Durante el debate, Guadalupe Fernández Gascón, hija de la pintora, leyó un texto de Angustias Freijo, en el que la crítica de arte recordó que Elvira Gascón tenía 28 años cuando llegó a México, como una de las pocas mujeres artistas del exilio español. Siempre dibujó muchísimo como parte de todos sus trabajos, como disciplina y como punto de partida de su estética; influida por las vanguardias y del México de la época. El espíritu de su obra se centró en tres temas claves: el erotismo, la religión y la estética helénica.

 Elvira Gascón (1911-2000) Foto de Luis Miguel Vargas Contreras

 Retrato de Federico García Lorca hecho por Elvira Gascón incluido en la exposición de la artista española que se presenta en la sede del Ateneo Español. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

Retrato de Benito Pérez Galdós hecho por Elvira Gascón. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

 

Retrato de Ramón del Valle Inclán hecho por Elvira Gascón. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

El investigador Mauricio Ramírez, en amplia ponencia sobre la vida y la obra de la pintora, destacó el trabajo muralístico que Gascón realizó en el templo de San Francisco, en Zongolica, Veracruz. Por su parte, el poeta y editor José María Espinasa resaltó la rareza y la poética que caracterizan los dibujos y retratos realizados por Gascón a destacados escritores de su época. Tal es el don que tiene la pintora al dibujar los rostros, que sus retratos son una manera de empezar a leer esos autores. Luego de que el arquitecto Juan Ignacio del Cueto habló sobre la arquitectura española en el exilio, y destacó los murales realizados por la pintora en la iglesia de San Antonio de Padua, ubicada en San Cosme, la escritora y poeta Angelina Muñiz-Huberman subrayó, entre otros puntos, el trabajo que reúne Gascón en su libro 100 dibujos, publicado en 1972 por la editorial Siglo XXI, en el que –apuntó la narradora– “la simplicidad del dibujo, la compenetración con la leyenda y el misticismo se resumió en una de las facetas más puras del erotismo. Un erotismo pleno, vital, en la joie de vivre. Donde sagrado y profano son uno mismo. Donde el sentido del humor no se pierde”. Luego de llamar la atención de que en la muestra no se incluyó el retrato de ninguna mujer y recordar los extraordinarios dibujos de Sor Juana Inés de la Cruz realizados por Gascón, Muñiz-Huberman resaltó “el talento y la mano hábil de Elvira Gascón, siempre en el perpetuum mobile, siempre dispuesta al trazo que vuela”.

 La exposición Pequeños retratos/grandes personajes, se presenta en el Ateneo Español de México (Hamburgo 6, esquina Berlín, colonia Juárez).

Mesa redonda sobre la exposición de Elvira Gascón

Pequeños Retratos

Grandes Personajes

de

Elvira Gascón.

 

El Ateneo Español de México A.C. y el Centro de Estudios de Migraciones y Exilios de la UNED (CEME) invitan a la mesa redonda sobre Elvira Gascón que con motivo de la exposición: Pequeños Retratos/Grandes Personajes de la pintora tendrá lugar el jueves 12 de enero, a las 19:00 horas, en la calle de Hamburgo, 6, esq. Berlín, col. Juárez, y que fue posible gracias a la generosidad de su hija Guadalupe Fernández Gascón.

“Elvira Gascón (1911-2000) – al decir de Angustias Freijo, Directora de Freijo Fine Artfue una de las pocas mujeres que integraron la lista de los creadores plásticos del exilio español de 1939. Se tituló como profesora de dibujo en la Academia de Bellas Artes de Madrid. Durante su carrera recibió menciones honoríficas y premios en dibujo, anatomía, historia del arte y perspectiva, aspectos que trabajó durante su vida, creando un lenguaje basado en el dibujo y con referentes historicistas. La línea y estética del “retorno al orden” marcan el perfil que recorre el estilo de su trabajo. En México forjó un nombre importante como artista; realizó pinturas murales, obras al óleo, esmaltes, grabados, carteles, folletos, programas e ilustró más de 210 libros de grandes escritores. De la enorme producción retratista de Elvira Gascón se cuenta con alrededor de 378 retratos. Sus protagonistas fueron los intelectuales más importantes de la época y el exilio: escritores, filósofos, políticos, músicos y humanistas.”

            La exposición Pequeños Retratos/Grandes Personajes, con diversas técnicas como la línea, la tinta sobre papel, la aguada y el esgrafiado, nos acerca a personajes del mundo de las letras como Luis de Góngora y Argote, Juan Ruiz de Alarcón, Miguel de Cervantes Saavedra, Benito Pérez Galdós, Ramón María del Valle Inclán, Juan Ramón Jiménez, Ramón Gómez de la Serna, Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, León Felipe, Luis Cernuda, Max Aub, Ramón Xirau, Agustí Bartra, de la música como Isaac Albéniz, Rodolfo Halfter, Pablo Casals, de la historia como Américo Castro y Agustín Millares Carlo, de la filología y la lingüística como Amado Alonso,  de la edición como  Joaquín Díez–Canedo, de la pedagogía como Luis Santullano, de la política como  Pablo Iglesias, de la pintura como Roberto Fernández Balbuena o cristalógrafos como Luis Garrido. Esta exposición y por ende la mesa redonda, siguen la misma línea de la exposición anterior presentada en nuestra sede, Mujeres Republicanas, porque trata de rendir homenaje a las mujeres antifranquistas, de modo que “no queden eclipsadas por una Historia que se escribe en masculino”, es decir, se trata de “reivindicar su papel dentro de la memoria histórica republicana”, en palabras de Javi Larrauri, artista de la exposición mencionada.

          Tanto la exposición como la mesa redonda forman parte de las actividades del Coloquio Internacional Félix Candela, vida, obra y legado, organizado por Juan Ignacio del Cueto y que tuvo lugar el diciembre pasado, con la participación de connotados especialistas de la vida y la obra de Candela, de prestigiosas Universidades de México, España, Venezuela, Estados Unidos y Reino Unido, así como del proyecto elaborado por la galería de Arte y Proyectos, Freijo Fine Art, de Madrid, llamado El debate de Elvira  Gascón: el amor, la religión y la estética helénica cuya curadora es Angustias Freijo, autora asimismo de algunos textos usados en esta exposición.

            Participarán en la mesa redonda: con la presencia de Guadalupe Fernández Gascón, hija de la pintora: Angelina Muñiz, escritora, que se referirá a la exposición que presentamos; José María Espinasa, poeta y editor que hablará sobre la relación de Elvira Gascón con la literatura; Juan Ignacio del Cueto, arquitecto, que repasará la relación de la pintora con Félix Candela y con su marido Roberto Fernández Balbuena y de su colaboración en la iglesia de San Antonio de las Huertas; de Mauricio Ramírez, estudioso de la vida y la obra de nuestra pintora, que dará a conocer la presencia de  México en la obra de Elvira Gascón y de Angustias Freijo, crítica de arte,  que nos ofrecerá las reflexiones que acompañaron a su proyecto de exposición para dar a conocer la obra de  Elvira Gascón, fuera de México.

            El Ateneo Español de México es hoy uno (si no el único) de los espacios dedicados a conservar la memoria del exilio español en México, sin quedarse anclado en el pasado sino para ofrecerlo a las generaciones actuales y a las que están por venir. En esta pretensión coincide con el Centro de Estudios de Migraciones y Exilios de la UNED (CEME) que intenta consolidarse como un espacio de reflexión e investigación de estos temas; además reúne documentación archivística, audiovisual, artística y la pone al alcance de todos los interesados. Ambas instituciones, El Ateneo Español de México y el CEME no tienen a la República Española detrás sino en el horizonte, adelante, porque hay todavía tanto que defender.

Cronología de Elvira Gascón

 

1911 – Elvira Gascón nace en Almenar, Soria.

1930 – Ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid y en los años sucesivos obtiene numerosos reconocimientos.

1935 – Obtiene el título de Profesora de Dibujo y comienza a trabajar en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid como profesora de perspectiva.

1937 – Trabaja como auxiliar técnico en la Junta Delegada de Incautación, Protección y Salvamento del Tesoro Artístico en Madrid. En diciembre consigue el puesto de profesora en el Instituto Lope de Vega.

1939 – Llega a México como exiliada donde trabaja para el Fondo de Cultura Española.

1940-1990 -Trabaja como ilustradora en publicaciones periódicas y libros. Además participa en subastas y obras de caridad.

2000 – Fallece en México y sus restos yacen en el Panteón Español.

 

 

Poema de Rubén Bonifaz Nuño

dedicado a Elvira Gascón

Como el rostro del aire cuando giraestablece la luz; como la helada

el agua móvil de la madrugada,

funda las cosas tu dibujo Elvira.

 

Lo que quiere nacer, tiende y aspira

a la forma que mira tu mirada;

a que lo saque, aspira, de su nada

y vuelva verdadera su mentira.

 

Solo tiene verdad lo que finje

entre los cuatro aspectos de la esfinge

cobra peso y fulgor lo oscuro y vano.

 

Y las llamas, el mar, la tierra, el cielo,

existen, limitados por el vuelo

de la línea que come de tu mano

 

Rubén Bonifaz Nuño, 1969

 

 

Boletín – Noviembre 2011

Poema de Luis Cernuda a un brigadista

Félix Población

José Iturmendi, ex decano de la Facultad de Derecho, aspiró al rectorado de la Universidad Complutense en las pasadas elecciones. Fue derrotado por José Carrillo, que el pasado 22 de octubre inauguró un monumento a las Brigadas Internacionales, donde muchos de estos voluntarios perdieron la vida defendiendo a Madrid de los bombardeos nazis.

En esa misma fecha, Iturmendi comentó en el diario La Razón que con ese monolito en honor de los voluntarios extranjeros que lucharon contra el fascismo en la Guerra de España, Carrillo pretendía reescribir de manera unilateral la memoria histórica y que tal monumento no es pertinente, adecuado ni oportuno puesto que no conmemora algo pacífico.

Las palabras del ex decano de la Facultad de Derecho parecen haber surtido su efecto el pasado fin de semana. Sobre el monolito apareció una pintada en la que sus autores califican de asesinos a quienes acudieron a defender la Segunda República contra el golpe de estado del general Franco, apoyado militarmente por los regímenes fascistas de Alemania e Italia. Esa rebelión armada contra el estado de derecho legítima y democráticamente instaurado es lo que, como bien debería saber el señor Iturmendi, nunca se debió conmemorar, aunque aquí lo estuvimos haciendo y padeciendo durante casi cuatro décadas. Pocos años antes de morir, Luis Cernuda, visitó una universidad de los Estados Unidos con objeto de leer allí algunos de sus poemas. Fue en ese acto, cuando Cernuda se encontró con un ex soldado voluntario de la Brigada Lincoln que lo saludó con la emoción reverdecida por la evocación que los versos habían sembrado en su memoria. No espero que quienes pretendieron enlodar la memoria de esos luchadores en el campus de la Complutense lean ese poema, escrito por Cernuda en su hotel la misma noche del encuentro con el brigadista, pues probablemente su sensibilidad esté embotada para tales menesteres, pero que un profesor de Derecho ignore, pase por alto o desprecie el significado de esos versos y los manche con su opinión acerca del proceder de aquellos voluntarios me parece desolador y vergonzoso. El poema se titula 1936 y dice así:

Recuérdalo tú y recuérdalo a otros,
cuando asqueados de la bajeza humana, cuando iracundos de la dureza humana:
Este hombre solo, este acto solo, esta fe sola. Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.

En 1961 y en ciudad extraña, más de un cuarto de siglo después. Trivial la circunstancia, forzado tú a pública lectura,

por ella con aquel hombre conversaste: Un antiguo soldado
en la Brigada Lincoln.

Veinticinco años hace, este hombre, sin conocer tu tierra, para él lejana
y extraña toda, escogió ir a ella
y en ella, si la ocasión llegaba, decidió apostar su vida,

juzgando que la causa allá puesta al tablero entonces, digna era
de luchar por la fe que su vida llenaba.

Que aquella causa aparezca perdida, nada importa;
Que tantos otros, pretendiendo fe en ella sólo atendieran a ellos mismos,
importa menos.
Lo que importa y nos basta es la fe de uno.

Por eso otra vez hoy la causa te aparece como en aquellos días:
noble y tan digna de luchar por ella.
Y su fe, la fe aquella, él la ha mantenido a través de los años, la derrota,
cuando todo parece traicionarla.
Mas esa fe, te dices, es lo que sólo importa.

Gracias, compañero, gracias
por el ejemplo. Gracias por que me dices que el hombre es noble.
Nada importa que tan pocos lo sean: Uno, uno tan sólo basta
como testigo irrefutable
de toda la nobleza humana.

Luis Cernuda

 

Ellas no cabían en la cárcel de Victoria Kent CGT-A pide rescatar del olvido la vieja prisión de mujeres de Málaga

Olivia Carballar Sevilla

Las mujeres han sido durante años las grandes silenciadas del franquismo. Ni la Ley de Memoria Histórica se acordó de ellas. No fue hasta el año pasado cuando la Junta de Andalucía las reconoció por primera vez como víctimas oficiales de una dictadura que les arrebató los derechos adquiridos, no sin dificultades, en la II República. Las asociaciones memorialistas ahora promueven un nuevo homenaje a través de los Lugares de Memoria Histórica, una figura recién creada por el Gobierno andaluz para dignificar, proteger y catalogar los puntos donde sucedieron hechos violentos.

Entre sus propuestas, el grupo de trabajo sobre Memoria Histórica del sindicato CGT-Andalucía ha señalado la vieja cárcel de mujeres de Málaga. Durante la República, la entonces directora de Prisiones, Victoria Kent, cerró la prisión por su insalubridad. Sin embargo, y a pesar de esas nefastas condiciones, fue reabierta por los falangistas para encarcelar a las mujeres de los rojos. “Kent propició el inicio de prisiones de construcción nueva, donde hubiese una reinserción real. Y la prensa local de la época recoge fotografías de ella visitando las obras de la nueva prisión provincial, para unas 500 o 600 personas. Al entrar las tropas franquistas en la ciudad, esta cárcel se quedó pequeña, se hacinó hasta límites insoportables. Y a las mujeres se las trasladó a la vieja, que se inundaba, que tenía humedades… A ellas se dedicó el sitio más inhóspito“, explica la profesora de la Universidad de Málaga Encarnación Barranquero, investigadora y autora de diversas obras sobre la represión hacia las mujeres.

Los falangistas las llevaron a una cloaca tras quedarse pequeña la prisión

“Ni la juventud ni la ancianidad fueron atenuantes para que se las considerara peligrosas y sufrieran los rigores de la represión. Tanto en las fichas de la cárcel como en las órdenes de sepelio del Ayuntamiento para los enterramientos se pueden ver jóvenes de 18 años ejecutadas y ancianas de 82 acusadas de rebelión militar”, sostiene Barranquero. En torno a 50 mujeres presas fueron sometidas, además, a un “experimento” elaborado por el doctor Antonio Vallejo-Nájera. Su conclusión fue que las mujeres tienen instintos criminales y necrófagos que, en circunstancias normales, no demuestran por el control que se ejerce sobre ellas. Sólo gracias a ese control son dulces y buenas. Pero en momentos de revolución esos instintos se desatan. A sus hijos habría que educarlos al margen de ellas. “La Iglesia tuvo mucho que ver en todo eso, en la reeducación de los hijos”, afirma Antonio Somoza, de CGT de Málaga, que se indigna al recordar que la Iglesia aún no ha pedido perdón por su papel durante el régimen franquista.

La ‘desbandá’

Fueron también las mujeres, según Barranquero, las que impulsaron en gran medida la desbandá, aquella huida masiva por la carretera entre Málaga y Almería ante la llegada de los falangistas. “Eran las encargadas de mantener controlados a los niños, a ancianos y los enseres que portaban“, añade.

La investigadora, que ha buscado el reconocimiento de las mujeres a través de sus trabajos, destaca el papel que tuvieron que ejercer en la guerra: “Les tocó a muchas sacar la familia adelante al quedarse solas y enfrentar años de hambre y miseria en los mejores casos, si es que no se añadía el estigma de ser familias de presos, de fusilados o desaparecidos”.

De la escuela de la República al Nacionalcatolicismo

Dolors Aguado y Martorell

Arturo siempre fue Don Arturo para mí, maestro de la República, seguidor de los métodos de la Institución Libre de Enseñanza, de Giner de los Rios y Bartolomé de Cossio. Profesor de historia represaliado por el infausto régimen del dictador Franco, no pudo ejercer la enseñanza hasta bien entrada la década de los sesenta. Cuando fue contratado en un colegio religioso y en otro privado ocho horas por semana en cada uno, me contaba la de sorpresas que se había llevado en su regreso tardío a la docencia. Pensaba que, después de muchos años depurado, preso y en el exilio, trabajando con tacto y prudencia, se podía continuar haciendo una escuela activa: práctica de asambleas, diario de clase, textos libres; en una palabra, libertad de cátedra. Y sobre todo luchar por una escuela laica de nuevo. No fue posible, pese a su empeño. En la época en que lo conocí –a principios de los 70- me solía repetir, ahíto de amargura: “el régimen no acepta ni el diálogo ni el sugerimiento.”

En uno de los centros, al principio de cada jornada, los alumnos y maestros hacían filas en el patio, levantaban el brazo (no todos sonreían) y se oían las notas del “Cara al Sol”. Después, a clase.

“Yo he visto matar la escuela”, explicaba la pedagoga Marta Mata, de quien ya publiqué un artículo en EL OTRO PAÍS con motivo de su fallecimiento. “He visto dispersar a los maestros. He visto guillotinar los libros de texto por el mero hecho de estar escritos en catalán”. En el enfoque de la enseñanza, bien mereció el régimen nacido el 14 de abril de 1931 el sobrenombre de “República de intelectuales”, también porque coincidió con un nuevo ímpetu de escritores y universitarios, con un acrecentado deseo de saber de las clases populares. Las causas fueron múltiples: la necesidad de una mayor participación popular en tareas políticas y sindicales, la puesta en tela de juicio de concepciones seculares, la incorporación de las niñas en una escuela unitaria y la voluntad decidida de la República por crear una escuela pública, gratuita y obligatoria al menos en el nivel de la enseñanza primaria, que arrancara de las manos de la iglesia católica a través de las ordenes religiosas el monopolio de la enseñanza. No se puede negar la proyección de la República sobre la enseñanza: creación de 7.000 escuelas en 1931; 2580 en 1932; 3900 en 1933. Los sueldos de los maestros sumaban 5’8 millones de pesetas en el presupuesto de 1931 y 28’2 en el de 1932. Se triplicaron los Institutos de segunda enseñanza y se formaron nuevos profesores.

Las misiones pedagógicas salieron por campos y aldeas. La obra de “La Barraca”, el teatro de los estudiantes, dirigido por Federico García Lorca ha quedado como jalón y ejemplo para otras generaciones. Del mismo tono, fue El “Búho”, teatro de la F.U.E. de Valencia, dirigida por Max Aub. Porque la escuela fue uno de los grandes logros de la segunda República, no fue casual el ensañamiento del franquismo con hombres como Arturo y con todo el cuerpo de maestros y maestras que trabajaron por el ideal de una enseñanza pública, gratuita y laica. Por eso, el largo olvido en que estuvieron en la noche de la dictadura se prolongó tras la muerte del generalísimo. Casi nadie les ha dedicado un reconocimiento por el trabajo, la experiencia, los méritos de la escuela que habían construido durante la República. Es lógico, se pactó enterrar la República y, por tanto, silenciar toda su obra.

Del Maestro Al Catequista

Con la victoria del fascismo, el perfil del maestro tenía que cambiar radicalmente. Ya en 1939, el ideólogo franquista Alfonso Iniesta escribió en su obra “El caudillo y la escuela”: “Al enemigo hay que despojarle de sus ideales absurdos, dice el caudillo, y es ésa la Misión del maestro”.

No le fue a la zaga la Inspección educativa de Girona, que en su primer comunicado, en 1939, expresó el tipo de profesionales de la enseñanza que querían los vencedores: “Maestros sanos de cuerpo y espíritu, poseídos del fervor necesario para arrastrar inquietudes infantiles; con valor suficiente para afrontar la tarea que exige de nosotros renunciación y sacrificio, y valentía suficiente para sostener nuestras creencias; entusiasmo inquebrantable para transmitir el amor que precisa la tierra bendita que nos vio nacer, la de las grandes epopeyas e incontables heroísmos. Siempre firme nuestra fe en Dios y en España y completa nuestra obediencia al Caudillo. No se puede dejar todo en manos del párroco, sino, juntamente con él, intensificar de tal forma la enseñanza del catecismo”. He aquí un ejemplo de lo que copiaba un niño de La Salle, de Cassà de la Selva, el curso 1961-1962: “Los gitanos. Los que viven en casas derrumbadas, debajo de puentes y rodeando una hoguera. Mujeres y niños mal vestidos y sucios son los gitanos. Hombres que son lo último de la sociedad, la peste por donde pasan con sus robos. Se sirven de animales que luchan con la vida y la muerte por su falta de alimentos”. Y acaba diciendo que deberían desaparecer porque no aportaban ningún provecho.

Esta fue la gran regresión del franquismo, devolver la escuela a la Iglesia católica, reinstaurar el clasismo, el desprecio a lo diferente, eliminar la razón. En definitiva, el regreso a la España negra del tópico y la inquisición. La Iglesia católica, en su afán por controlar los contenidos de la enseñanza, no ha dudado en reprimir, depurar, fusilar maestros – homenaje aquí al maestro de Pulianas fusilado junto con García Lorca. No hay que olvidar que le correspondió a un maestro valenciano Cayetano Ripoll, el mestre de Russafa, el triste honor de ser la última victima del Santo Oficio, quemado públicamente en Valencia en 1826.

Todas estas reflexiones y recuerdos sobre la enseñanza y la República se han reavivado con la lectura del excelente libro de Ramón Portell i Salomó Marqués “Mare de déu, quina escola. Els mestres contra Franco”, que ha salido de imprenta en la Editorial Ara Llibres. También ha contribuido a revigorizar mis recuerdos el asco que me ha producido contemplar a un enviado de la Curia vaticana reclamarle al gobierno el máximo respeto a la libertad de enseñanza.

Los “legítimos” herederos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes: D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”.

Arturo Fernández Domínguez

Hijo del Exilio republicano y socialista español e “institucionista”

Según la “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista”, de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, representada por su presidente D. Bernardo Giner de los Ríos, expuesta -con total claridad- por su secretario D. Germán Somolinos D’ Ardois en su artículo titulado “Los Ochenta Años de D. Bernardo”, publicado en el Boletín No 110, de diciembre de 1968, acerca de los únicos legítimos (verdaderos) herederos de estas instituciones (históricas), éste afirma que:

“D. Bernardo es el presidente de la Institución Libre de Enseñanza. Nombrado por la asamblea general todavía en España (en 1936) y sus manos son las únicas que pueden recibir el patrimonio institucionista cuando el retorno sea posible. Esta razón fundamental en nuestro grupo…” (Grupo de México).

Y, ello, porque D. Bernardo es “el alma, el impulso y hasta el obrero manual de nuestro Boletín. Archivo permanente y futuro de nuestra Corporación”; “el fundamento de nuestro grupo”; “el aglutinante de todos nosotros”. Sabe “convivir, comprender y atraer hacia sí, los más dispares caracteres de esa heterogénea Corporación, donde todos estamos unidos por el hilo de la nostalgia, la amistad y el culto a D. Francisco y sus apóstoles”.

Para terminar, diciendo: “Obra callada, obra de soledad, pero con trascendencia para todos. Razón de su autoridad moral permanente en el grupo de exiliados españoles. Son treinta años de edificación continua y, él, que es arquitecto, sabe muy bien que cuando se edifica sobre cimientos sólidos la obra será perdurable. Creo haber repasado algunas de las razones por las cuales D. Bernardo ha sabido cumplir sus ochenta años y sabrá seguir cumpliendo los venideros. Son razones de esperanza, de responsabilidad, de fe y de convivencia…”.

Sin embargo -desgraciadamente- la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”, a través de su presidente D. Bernardo Giner de los Ríos, que falleció en el año de 1970 en México, la “legítima” (verdadera) heredera del legado (herencia) “intelectual” (espiritual) y material (patrimonial) de dichas instituciones, no sólo no recibió el patrimonio (edificios históricos); sino que, tampoco, la dejaron (permitieron) tomar la dirección y realizar la gestión de éstas a partir de la etapa de la Transición “democrática” (años 1977-78), porque tuvo lugar otra “restauración” histórica más de la Monarquía borbónica, “liberal” y católica en España, una nueva versión (más modernizada) (reedición) de la restauración “canovista” del anterior siglo XIX.

La Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (históricas) en el Exilio, y sus principales integrantes (representantes), de orientación ideológica democrática -principalmente (fundamentalmente)- republicana y socialista fueron (sin contemplaciones) postergados, silenciados y olvidados por unos nuevos “dirigentes” (supuestos “institucionistas”) en España, los “hijos” (herederos) del Franquismo, que los pusieron (colocaron) al frente de la actual Institución “oficial” (Fundación “Francisco Giner de los Ríos”, “Corporación de Antiguos Alumnos y Amigos” y Residencia de Estudiantes), totalmente diferente (distinta) y contraria a la “histórica”. Esta Institución “oficial” -desde el primer momento- vendrá (será) ya “bendecida” política y económicamente; y, también, servirá como “aggiornamento” liberal y progresista y “legitimadora” del nuevo régimen político “democrático”, heredero e impuesto por el Franquismo, la Monarquía borbónica, “liberal” y católica, hasta llegar después a convertirse además, y cada vez lo será más en el futuro, en un lucrativo “negocio” (empresa) cultural.

La recuperación (completa), de la importante (por su valor “inestimable”) “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista”, recogida (expuesta) -afortunadamente- en el Boletín de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, durante los años 1958 hasta 1970, gracias -sobre todo- a D. Bernardo Giner y otros “institucionistas”, es pues necesaria (imprescindible) en la actualidad para poder llevar a cabo (realizar) en el futuro la restauración (definitiva) y la continuidad (continuación) de estas instituciones en España.

Dicha “Voz” estuvo integrada (constituida) no sólo por los “institucionistas” que estaban en el Exilio; sino, también, por los que se encontraban -por diversas circunstancias personales y familiares- dentro de la España de Franco y la Iglesia católica, que fueron perseguidos, presos y postergados -como por ejemplo- D. Luis Calandre Ibáñez, médico de la Residencia de Estudiantes de Madrid; y, de Dña. María Sánchez-Arbós, maestra y profesora del Instituto-Escuela de Madrid, entre otros principales. No obstante, éstos mantuvieron -siempre- una estrecha y afectuosa relación epistolar con D. Bernardo Giner y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”; aportando, además, sus colaboraciones (artículos) a su modesto- no por ello menos importante- Boletín, de gran significación para Dña. María Sánchez-Arbós por ser: “esencia y presencia” del anterior; que a mí “tanto me dice y tanto me recuerda y admiro a los pocos compañeros que se mantienen fieles, leales a un principio amoroso que sopló intensamente en su alma”; y, que, finalmente, “representa el aliento vital de lo que fue y no se extingue, y pasará a otros espíritus delicados cuando falten los actuales, porque lo bueno y verdadero debe ser infinito” (Boletín Grupo de México, No 64, septiembre de 1963,”Acuse de Recibo” por Dña. María Sánchez-Arbós).

Fallece el poeta de las dos orillas: Tomás Segovia

Falleció Tomás Segovia;

estar en paz, esa es la libertad, decía

Periódico La Jornada

Martes 8 de noviembre de 2011, p. 4

El poeta Tomás Segovia murió este lunes en la ciudad de México, a los 84 años de edad, víctima de cáncer. El también narrador, ensayista y traductor, quien recibió el pasado octubre el Premio Poetas del Mundo Latino Víctor Sandoval, dejó un libro inédito dedicado al amor y a la vida, que de manera tentativa lleva por título Rastreos. Francisco Segovia, hijo del escritor, informó que el deceso ocurrió a las 14:30 horas y que los restos mortales del poeta serían velados a partir de las 20 horas de este lunes en la funeraria García López del Pedregal. Asimismo, precisó que su padre poseía las nacionalidades española y mexicana.

Nacido en Valencia, España, el 21 de mayo de 1927, Tomás Segovia llegó a vivir a México luego de salir exiliado a consecuencia de la Guerra Civil en su país. Entre los diversos reconocimientos nacionales e internacionales que recibió destacan los premios Xavier Villaurrutia (1973) y Alfonso X de Traducción, en 1982 y 1984. Fue ganador de los premios Octavio Paz de Poesía y Ensayo en 2000, el de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo en 2005 y el Internacional de Poesía Federico García Lorca 2008. Tomás Segovia, quien fue una figura del exilio español republicano, durante una lectura de su poesía realizada en el Palacio de Bellas Artes el mes pasado, manifestó: el amor es que le quieran a uno, no por lo que merece, sino por amor, ya que el amor nunca es merecido. Fue autor de una vasta obra poética: La luz provisional (1950), Cuaderno del nómada (1978), Lapso (1986), Noticia natural (1992), Fiel imagen (1996), Salir con vida (2003), Llegar (2006) y Siempre todavía: poemas 2006-2007, entre otras. En una de las últimas entrevistas concedidas a La Jornada, Segovia expresó: ya no tengo que demostrar nada a nadie. No tengo ningún temor. La poesía me lleva a la sabiduría. A propósito de la publicación del libro Estuario, publicado en 2010, comentó: ahora escribo absolutamente por gusto. No tengo ningún temor de que me digan qué debo escribir o me reprochen. Por muy libre que quise ser de joven, estuve tenso, pensando en los críticos o en tal o cual opinión de fulano. A mi edad. ¿qué van a decir los críticos? Nada. Para Segovia fue importante hablar a través de sus versos, correr el riesgo de escribir, ver de a cómo nos toca en la vida, sin ninguna garantía, pero eso sí, sin inventar nada. El poeta señaló en una ocasión que la sorpresa de la vejez fue la libertad: los achaques de la vejez los preveo. Sé que luego voy a ser sordo, con dificultades para caminar, dolores de lumbago, pero lo que nunca preví fue la libertad que iba a sentir con la vejez. A esta edad ya no tengo que demostrar nada. Estoy en paz con la vida. Esa es la libertad. Además de la libertad, Tomás Segovia encontró la sabiduría de la vida, así lo recordó también en una entrevista con este diario: la poesía tal como yo la concibo es justamente esa cosa milagrosa de llegar a la sabiduría. Lo que siempre me ha deslumbrado de la poesía es que cuando ya no era joven y escribía un poema, yo sabía que no era tan sabio como mi poema. Es la poesía la que es sabia. Es lo milagroso. La tentativa del poeta es producir algo que le asombre a sí mismo. Es un parto. 

Traductor de Rilke y Bloom

Autor de más de 50 libros, Tomás Segovia tradujo al español a Rilke, Ungaretti, Bloom y Lacan. A principios de este año comenzó a trabajar en Hamlet, de William Shakespeare, y quería traducir Dios, el gran poema de Víctor Hugo, tarea que acometió hace 50 años. A pesar de que nunca fue proclive a dar consejos o definiciones sobre la escritura poética, Segovia sostenía que la poesía es crear sentido. Pero no utilizo el crear como aquello de Dios creó, sino como descubrir. La poesía no se produce sola, no hay una ley inexorable que la produce. Hay que descubrirla, no inventarla. Nadie puede inventar nada. Con la poesía de lo que se trata es de leer las cosas que suceden, las experiencias significativas y reveladoras a las que hay que darles un vehículo para que tomen forma, se entiendan y lleguen a los demás. Hugo Gutiérrez Vega consideró a su colega Tomás Segovia como uno de los grandes poetas de la lengua, un renovador de la poesía erótica, un poeta amoroso explícito y audaz, que creía en la libertad del cuerpo, de los alimentos terrenales; un maestro de las formas poéticas, un gran traductor; maestro de traductores y su tarea enriquecía la vida cultural de México. A Tomás Segovia le sobreviven su esposa María Luisa Capella y sus hijos Inés, Ana y Francisco.

Boletín – Octubre 2011

En Febrero de 1939, poco antes de la caída de Madrid en manos de los fascistas, un grupo de combatientes republicanos, sobrevivientes de la Brigada Mixta No 143, en su camino al exilio buscando refugio al otro lado de la frontera con Francia, recorría el campo de concentración de “Bourg Madame”. Marchaban en silencio hasta que vieron, detrás de la frontera que dejaban atrás, a los franquistas vigilándoles. Justo en ese momento, entre estos excombatientes, comenzó a alzarse un canto cada vez más fuerte y de manera improvisada, pues la letra parece haber sido creada justo en ese mismo momento, mientras que la música es la de “Konarmieiskaia” (La armada a caballo), de Dan y Dim Pokrass. Uno de aquellos supervivientes así se lo contó, años más tarde, a los periodistas italianos Sergio Liberovici y Michele Straniero, que así lo recogieron en su Cantos de la Nueva Resistencia Española.

Canción de Bourg Madame

Españoles, salís de vuestra patria

después de haber luchado contra la invasión

caminando por tierras extranjeras

mirando hacia la estrella de la liberación.

Camaradas caídos en la lucha

que disteis vuestra sangre por la libertad

os juramos volver a

nuestra España para vengar la afrenta de la humanidad.

A ti Franco traidor vil asesino

de mujeres y niños del pueblo español

tú que abriste las puertas al fascismo

tendrás eternamente nuestra maldición.

Medio pan y un libro

El 19 de mayo de 1929, en un banquete ofrecido por sus paisanos fuenterinos con motivo del exitoso

estreno en Granada de Mariana Pineda, Federico García Lorca lanzó la propuesta de crear en Fuente Vaqueros una biblioteca popular; Rafael Sánchez, panadero, organizador del acto, recogió está iniciativa ofreciendo trescientos volúmenes de su propiedad.

Poco después, el 30 de mayo, la propuesta sugerida por el poeta sería llevada al Ayuntamiento para su aprobación, siendo Federico el encargado de inaugurar oficialmente la biblioteca pública en septiembre de 1931, durante la feria del pueblo.

En el acto de inauguración, el poeta leería una hermosa y elogiosa alocución a su pueblo natal, con gran acento didáctico, enalteciendo el valor del libro, la lectura y la cultura; Asimismo donaría los libros que había escrito junto a los de sus amigos, además de pedirles más volúmenes a la Residencia de Estudiantes de Madrid y a la Editorial Ulises.

La guerra cercenó el proyecto y sería ya en tiempos democráticos cuando, en enero de 1988, se volvieran a abrir las puertas de una nueva biblioteca situada en la planta baja del edificio del Ayuntamiento.

Así que hay que leerla y siempre recordarla:

“Medio pan y un libro”


Alocución de Federico García Lorca 
al Pueblo de Fuente de Vaqueros (Granada). Septiembre 1931.

“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es

de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: “Amor, Amor”, y que deberían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, (padre de la revolución rusa mucho más que Lenin), estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía:

“¡Envíenme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!”.

Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más importantes de Europa, que el lema de la República debe ser:”Cultura”, porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en los que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz…

Federico García Lorca

La memoria es proyecto de futuro, de futuro republicano

José Luis Pitarch

Somos jacobinos, no girondinos. Por ello somos republicanos. Tenemos sangre jacobina cual el modesto y preclaro don Antonio Machado. Y sabemos que la III República Española será definitiva, enterrando para siempre la monarquía en España, como hiciera la III República Francesa. No pretendemos cortar la cabeza a nuestro “Luis-16” Borbón. Sólo rescatar siglos. Eso significa en este país la República. Por eso la fusilaron dos veces, pese a que había llegado sin una gota de sangre, entre el alborozo y entusiasmo del pueblo.

Hemos memorado hace poco el aniversario del 14 de Abril de 1931. El octogésimo, con el nervio de las fechas que historian y numeran décadas. Nada menos que ya ocho, desde aquella alborada en que la Cultura, la Moral y la Política, aliadas al Derecho, parieron por segunda vez en nuestro país el único sistema compatible en plenitud e integridad con la Democracia: ese sistema de doctrina y práctica al que llamamos República.

Nadie con honradez intelectual y aptitud de discernimiento puede ignorar que el fin natural de una sociedad democrática es la República. Diferente y funesto asunto es que la coalición bastarda de epulones reaccionarios, eclesiásticos infieles a su evangelio, militares corrompidos por el miedo al pueblo o adoctrinados en el fascismo, linajudos terratenientes -–y véase que no hablamos de “todos” los ricos, religiosos, mílites o propietarios, sino de numerosa parte de los mismos–, diferente cuestión es, decimos, que dicho contubernio haya logrado en el siglo XIX y en el XX reponer en el trono una y otra vez a los Borbones tras traicionar y linchar a la I y la II Repúblicas. Mas esa infausta realidad sólo prueba la inmadurez histórica y política de España, con la voluntad popular aherrojada por tal alianza de poderes bastardos.

En un tiempo en que las monarquías semejan una especie en extinción (sucesivamente, va habiendo una menos, nunca una más), nuestro país se constituye en excepción mundial, pues ya han arribado cuatro veces dichos Borbones, tres de ellas como resultado de feroces guerras civiles y/o golpes militares, otra tras el sainete de abdicaciones de Carlos IV y su abyecto hijo Fernando VII, aquellos cobardones (“león en casa, liebre en la plaza”) que cedieron la Corona de España al Emperador de Francia.

La presente monarquía que soportamos constituye, por otra parte, auténtico esperpento. Pues su insana “legitimidad” originaria deriva del dedo del dictador que logró serlo gracias a Hitler y Mussolini, conculcando incluso las reglas de la dinastía y colocando a un monarca, Juan Carlos, a cambio de que obedeciese mansamente a dicho dictador, traicionando a su propio padre y jurando solemnemente los “principios” fascistas del llamado “movimiento nacional”. Aunque, como Groucho Marx, luego dijera: “éstos son mis principios; pero, si me conviene, tengo otros”.

Toca aquí poner en su sitio la media verdad (con frecuencia “la mayor mentira es la mitad de la verdad”) de que los españoles votaron sí a Juan Carlos en el referéndum de 6 de diciembre de 1978 que dio vía a la Constitución de 27 del mismo mes, entrada en vigor dos días después. Pues la automitificada “transición” fue en realidad “transacción”, con una serie de trágalas impuestas en tal Constitución por los francofascistas (si no, no dejaban paso, no permitían la democracia, y ahí estaba el Ejército de Franco vigilando y amenazante lustros después de morir dicho césar marroquí). Y para imponer las trágalas y guetos –entre los que destaca la ignominiosa no rehabilitación de los últimos soldados de la República, los guerrilleros antifascistas o “maquis”, héroes en toda Europa menos acá– estaban “padres” de dicha Ley Máxima como Fraga. Que en toda Europa, del Este y del Oeste, excepto aquí, hubiera sido juzgado como criminal tipo Pierre Laval o Philippe Pétain, o tipo Von Ribbentrop, Frick o Speer. Mas acá es Presidente de un partido como el PP. La cabra tira al monte.

La monarquía hereditaria, en fin, transgrede la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ninguna desigualdad “al nacer”, Artículo 1o; y ello “sin distinción de ninguna índole, ni por origen ni por nacimiento”, Artículo 2o). También transgrede el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ídem, Artículos 2 y 25); y el propio Artículo 14 de la actual Constitución Española (ídem, igualdad jurídica sin discriminación, recogido también en el Artículo 7 de la citada Declaración Universal de DHs). Conculca incluso el Artículo 1 de la Constitución (la igualdad como “valor superior” de nuestro ordenamiento jurídico), el 9 (la igualdad ha de ser “real y efectiva”) y el 23 (“derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos”).

Por todo esto, por la dignidad colectiva, porque ser republicano es simplemente ser demócrata, porque el Rey nunca habla de la corrupción y el enriquecimiento sospechosamente rápido, porque creemos en la libertad, igualdad y fraternidad humana, porque República significa Regeneración y Cultura en su mejor sentido, significa ciudadanos informados, críticos y activos que exijan una Democracia sin “atados y bien atados”, laica y sin privilegios para ninguna religión, social como aquella “República de trabajadores” de 1931, decimos con el gran Pedro Garfias: Por lo noble, por la paz, por la justicia, por el trabajo, por la libre República del pueblo, ¡peleamos, peleamos!

Por todo ello, en fin, reclamamos –como en Italia y Grecia tras sus dictaduras fascistas– un referéndum monarquía/república. España está y estará en interinidad mientras no haya tal referéndum, sin el cual un eventual Felipe VI sería sencillamente ilegítimo. La República dos veces llegó democráticamente y sin gota de sangre. Ésta sí la vertieron quienes la acuchillaron. Mas decía Emilio Castelar que la República la trae una conjura de la Sociedad, la Naturaleza y la Historia. Cabe añadir que los humanos amamos lo que necesitamos. Por eso amamos la República.

————————–
José Luis Pitarch, es Presidente estatal de Unidad Cívica por la República Artículo también publicado en Nuestra Bandera primer trimestre de 2011.

 

Un nieto e hijo de exiliados criado en México Premio Príncipe de Asturias 2011.

Arturo Álvarez-Buylla:

«Mi padre, en el exilio me aconsejó que me alejara del peligro de la política»

ENTREVISTA: Neurocirujano e investigador. Hijo de exiliados asturianos, focalizó su vocación de servicio en la ciencias

Pasó la mañana recorriendo Picos de Europa, redescubriendo la tierra de su padre a la que siempre se ha sentido íntimamente ligado, en compañía de su madre y de su hermana. Y esa emoción especial que siente le quiebra la voz cuando habla de temas personales. De su abuelo muerto, del exilio. En cambio, recupera toda la firmeza al hablar de la ciencia, el campo que su padre le mostró porque era mucho más seguro que el de la política, pero igual de útil y vocacional. Su campo de estudio es la neurogénesis, la capacidad del ser humano de producir células del sistema nervioso central.

¿Qué supone para un asturiano, hijo de exiliados, recibir el premio Príncipe de Asturias en Oviedo?

Es algo muy emocionante, que me conecta con mi infancia, con mi padre y con mi familia. Hoy todavía venía en el coche con mi madre y mi hermana y veníamos recordando historias de Asturias.

¿Ser hijo de una familia asturiana de exiliados, que pasó por la URSS y terminó en México y con un abuelo fusilado durante la guerra forja un carácter especial?

Todo eso forjó a mi padre que pasó etapas muy difíciles. Mi vida ha sido un lujo comparada con la suya. A mí me forjó mucho hablar con él de esas experiencias. Para mi padre la política siempre fue un área muy peligrosa y no del todo satisfactoria y su consejo fue siempre que me mantuviese al margen de la política, porque su padre había muerto por esta causa. Él siempre se alejó de la política y pensó que como podía ser un ser humano útil era dedicándose a la investigación y aportar conocimiento.

¿Esa otra forma de servicio?

Creo que sufrió mucho. Las historias que nos contó de niño era conmovedoras, cuando se graduó como médico, cómo se acordaba de su padre, de las últimas palabras que pronunció cuando le fusilaron. Se le ponía la piel de gallina y aún hoy se me pone a mí.

¿Está al tanto de la Ley de la Memoria Histórica, de los proyectos por recuperar la memoria de las víctimas? ¿Cree que es importante?

Conozco poco de la historia de mi abuelo. Parte de lo que sé es por mi padre y por mi abuela. Tuvimos unas entrevista con un piloto de Iberia que estaba intentando de escribir un libro y recuperar la aportación a la aviación civil que mi abuelo y la gente de su época habían tenido. Mi abuelo estuvo a cargo de Barajas y su pasión era la ingeniería aeronáutica. Pero me da tristeza porque fui al museo aeronáutico a Madrid y la memoria de todos esos españoles no está casi presente. Vi un avión que había volado mi padre, que se entrenó como piloto de caza en la URSS, con 18 años. Mi padre no murió pero otros muchos, sí. Mi padre, por fortuna, estudió medicina y se convirtió en científico. Su idealismo lo vertía en la educación. Así llegaron muchos españoles a México, gentes extraordinarias con dedicación a la cultura y a la educación. Ver a esas figuras sí forja.

¿Le han transmitido esa amor por Asturias que los emigrantes presumen de transmitir a sus hijos?

Muchísimo. En casa en Navidades había muchos recuerdos de Asturias. Y yo iba al Club Asturias, con muchos socios de origen asturiano, en el que hacíamos deporte y había un hórreo y hacían comidas asturianas. Y tenía mucho contacto con gente.

Cuándo habla de ciencia habla de emoción y de curiosidad.

Hay muchas formas de ser científico y cada uno tiene diferentes motivaciones e intereses. Mi motivación viene en gran parte de mi padre y tiene que ver con la emoción por el descubrimiento.

¿Cuáles son los últimos avances en el terreno de la neurogénesis?

Este mismo mes hemos publicado un artículo en la revista Nature , en el que contamos el proceso de neurogénesis en niños muy jovencitos y vemos que decrece muy rápidamente en el primer año de vida. Pero lo importante es que hemos encontrado un camino nuevo migratorio de células del sistema nervioso, también en bebés de menos de seis meses, entre la zona germinal y hasta la corteza. Es algo intrigante que en humanos suceda esto.

¿Qué puede implicar este hallazgo?

Para mucha gente las implicaciones de la ciencia son sólo sus aplicaciones directa, el beneficio que tienen, si puede curar una enfermedad o conseguir un avance tecnológico. Pero esto que nosotros estudiamos es lo que pasa en las etapas iniciales del desarrollo humano. Es importante para conocer y entender nuestro crecimiento en general. Es ciencia básica, generar conocimiento. Después se podrá ir aplicando. Es posible que haya enfermedades relacionadas con estas interneuronas que puedan llegar a curarse.

¿Puede, entonces, que la clave para curar esas enfermedades neuronales degenerativas esté dentro del propio cerebro?

En parte sí, por que lo que miramos es cómo prevenir, buscamos la causa de que mueran esas células que están en el cerebro. Pero es muy prematuro pensar que el germen que ayudará a regenerar esas células que mueren esté dentro del cerebro, que alguien pueda volver a generar las células que se desarrollaron cuando era un embrión.

¿Podemos establecer que la neurogénesis en adultos puede ser la clave para la curación de enfermedades neurodegenerativas?

Lo importante es que la neurogénesis puede suceder en adultos. Estuvimos un siglo pensando que no podía suceder. Pero hay células madre que puede migrar y si se puede inducir un circuito, se las puede dirigir para corregir algún problema Es lo que todos los que trabajamos con el sistema nervioso soñamos. Sabemos que existe nuevos caminos para reemplazar células, pero llevará años conseguir algo concreto, porque sólo probar un medicamento lleva un proceso muy largo. Trabajamos por la terapia celular, utilizar los mecanismos de nuestro desarrollo y aprovecharlo para que hagan cosas positivas en los pacientes. Esa es una nueva frontera de la investigación.

También está la frontera ética.

Siempre existe esa frontera. El trabajo que hacemos con células madre embrionarias es producir neuronas pero no para un sistema embrionario completo. Aún así, nos preocupa. En mi universidad hay un comité, del que formo parte, en el que revisamos protocolos de cada investigación con células madre.

A pesar de que su trabajo es investigación básica, reciben llamadas de pacientes que buscan una última alternativa para curar su enfermedad. ¿No produce eso congoja?

Lo que perturba realmente es la magnitud del problema, la gran cantidad de gente que sufre enfermedades neurodegenerativas. Lo peor es cuando recibes un correo de un niño. Los recibo yo y todo el equipo de la Universidad. Pero el sistema nervioso es un reto gigantesco que va a llevar muchas generaciones desentrañar.

“Sois historia, sois leyenda…”

Cuatro supervivientes relatan, en el 75 aniversario de la creación de las Brigadas Internacionales, su derrota en la Guerra Civil y la revancha en la II Guerra Mundial

NATALIA JUNQUERA – Madrid – 24/10/2011
Tenían menos de 20 años cuando dejaron su país y su familia para venir a jugarse la vida en España, a defender un Gobierno que no era el suyo pero cuyos ideales compartían: la República. En su día, llegaron a ser 35,000 -entre ellos, escritores como George Orwell y políticos como Willy Brandt-, procedentes de 55 países. Cerca de 9,000 murieron o cayeron prisioneros. Hoy quedan pocos vivos, pero cuatro de ellos han venido a España para participar en las jornadas-homenaje que ha organizado la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales en el 75 aniversario de su creación por decreto, firmado por el entonces presidente de la República, Francisco Largo Caballero. EL PAÍS ha hablado con ellos, supervivientes de la Guerra Civil, de la segunda Guerra Mundial y del paso del tiempo.

“Yo tenía 17 años y pensé que tenía que hacer algo. No quería quedarme parado mientras veía al fascismo ganar en España. El día que cumplí los 18 me fui. No le dije nada a mi madre, porque nunca me hubiese dejado, y tuve muchos remordimientos por lo mal que lo pasó, aunque después decía que estaba muy orgullosa y me convertí en su favorito. Y éramos ocho hermanos”, relata David Lomon, británico, a un mes de cumplir los 93 años. “Pero no me arrepiento de haber venido a defender a aquel Gobierno democráticamente elegido. Lo volvería a hacer mil veces”.

Lomon vino pensando que ganarían. “Éramos los buenos”, dice con una sonrisa. No tardó en darse cuenta de que no iba a ser tan fácil. “Cuando llegué a España no conocía la magnitud del apoyo que los italianos y alemanes estaban dando a Franco. No esperaba eso. Tampoco esperaba que estaríamos tan solos. A los republicanos no les apoyaba nadie, solo voluntarios”.

A Lomon le indignó oír que “comunistas y anarquistas estaban combatiendo entre ellos durante la guerra”, pero cuando realmente se dio cuenta de la debilidad de su bando fue durante el breve entrenamiento que realizó antes de incoporarse al frente. “Fue terrible. De armas, teníamos las sobras de los rusos y de la I Guerra Mundial. Se atascaban. Eran muy delicadas. No les sentaba bien ni el calor, ni el frío”. No ha olvidado el día que le pusieron delante la ametralladora Maxim. “Nunca había visto un arma hasta entonces”.

Lo mejor de su paso por España fue conocer a los republicanos, cuenta. “Me fascinó ver a gente tan pobre y a la vez tan orgullosa”. Se echó una novia española durante la guerra, pero duró poco. “Recuerdo que un día, la invité al cine, ¡y se plantó allí con toda su familia!”, ríe a carcajadas.

No llegó a participar en grandes combates – “solo escaramuzas”- pero estuvo a punto de morir. Una bomba le dejó inconsciente durante no sabe cuánto tiempo. Cuando se despertó estaba en un campo de prisioneros. “Me habían capturado los italianos. Casi todos éramos extranjeros. De hecho, mientras estuve allí, la Gestapo vino a ver qué alemanes apoyaban a los españoles. Fue algo espantoso. Cuando te meten en un sitio así es como si te apartaran del mundo. Salí libre en un intercambio de prisioneros: me cambiaron por algún italiano”.

Durante la entrevista, enseña orgulloso el pasaporte español que ha obtenido gracias a la ley de memoria histórica, que concedió la nacionalidad española a los brigadistas internacionales. Perder la guerra en España fue “un golpe muy duro”, pero asegura que le sirvió de “inspiración” para, al regresar al Reino Unido, ingresar en el Ejército, “para luchar después contra Hitler. Esa guerra sí la ganamos”.

El estonio Erik Ellmann, de 92 años, parecía incómodo con los aplausos que recibió en el homenaje. “No los merezco. Yo era un niño. Tenía 19 años y solo participé en el final de la guerra. Hice lo mejor que pude con el arma que me dieron: una de 1896”, dijo.

Hijo de un matrimonio pobre, Ellman recuerda que el Gobierno de su país “hizo una ley por la que castigaba a 10 años de trabajos forzosos a quienes ayudaran a los españoles”. Decidió arriesgarse. “Mis ideales y los de mis padres eran los mismos que los de la República”. Estuvo en la batalla del Ebro y guarda un enorme remordimiento. “Íbamos de avanzadilla y teníamos que avisar si veíamos avanzar a los franquistas. Nos fuimos a descansar y avanzaron. No sabemos qué pasó con los que venían detrás de nosotros”.

Los hermanos José Eduardo y Vicente Almudéver Mateu, de 92 y 94 años respectivamente, nacidos en Francia pero de padres españoles, tampoco han olvidado. “¡Fuimos al frente sin balas!”, asegura José. “A cinco kilómetros había una columna del PCE y me dieron cinco. Después el coronel nos dio otras cinco. ¡Diez balas para una guerra!”. El 25 de mayo de 1938, cayó herido en combate. “Al darme el alta, me mandaron a casa, pero volví. Terminé en el puerto de Alicante. Fue terrible lo que pasó allí”.

En aquel puerto, 20.000 republicanos, ya perdedores de la Guerra Civil, esperaban en abril de 1939, la llegada de unos barcos extranjeros que nunca llegaron para huir de Franco. Cuando al entrar

las tropas italianas quedó claro que no había escapatoria, muchos optaron por suicidarse. “Recuerdo a una mujer embarazada, echada en el suelo, y a un hombre que se afeitaba con una navaja a su lado. Oí un grito terrible. Cuando volví a mirar, el hombre se había degollado y la mujer lo había visto todo”, recuerda José, quien salió de aquel puerto directo al campo de concentración de Los Almendros tras haber tirado al mar su carné de la Brigada.

Vicente estuvo en el frente de Guadalajara y en la batalla del Jarama. También en Madrid. “Pese a haber perdido, de lo que más orgulloso estoy en mi vida es de haber luchado en la Guerra Civil con la República”, asegura. Como sus compañeros, también luchó después en la segunda Guerra Mundial.

José Carrillo, hijo del exdirigente del PCE, Santiago Carrillo, y actual rector de la Universidad Complutense de Madrid, donde se acaba de levantar un monumento a los brigadistas, afirma: “No recuerdo un ejemplo de solidaridad internacional como la participación de los 35.000 brigadistas que vinieron a España a defender la legalidad de la República, y el de los propios españoles, que intentaron devolver el favor en la II Guerra Mundial incorporándose a la resistencia contra los nazis. Son un ejemplo, no un invento de Stalin, como dice el nostálgico que ha presentado una denuncia contra el monumento y que me acusa de hacer política. La ciudad universitaria fue testigo. Aquí combatieron muchos brigadistas y en los edificios más antiguos todavía se pueden ver agujeros de bala”.

Pese a la denuncia, el monumento se inauguró el sábado. Son dos grandes placas de acero en las que se lee una frase de Dolores Ibárruri: “Sois la historia, sois la leyenda. Sois el Ejército heroico de la solidaridad y de la universalidad de la democracia”.


Boletín – Septiembre 2011

“No guardo rencor, pero que se sepa qué pasó”

Un superviviente de los campos de concentración franquistas reclama que se conozcan la esclavitud y las torturas

“Éramos esclavos”, así se refiere José Barajas (Huelma, Jaén, 1916) a los batallones de trabajadores del franquismo, donde penó durante tres años al acabar la Guerra Civil con miles de represaliados y exsoldados de la República. Con 95 años, recuerda en conversación telefónica desde Barcelona, donde ahora vive, el hambre y la muerte de compañeros por inanición, por suicidios y por enfermedades después de sufrir tratos vejatorios. Con el paso del tiempo, asegura que no guarda rencor -“solo a veces”, admite-, pero pide que no se olvide esta historia. “Que la juventud sepa qué pasó”.

Barajas se alistó como voluntario al comienzo de la Guerra Civil para defender la República y se convirtió en uno de los miles de esclavos del franquismo que realizaron trabajos forzados.
Era hijo de socialista y desde muy joven asistía a los mítines del partido en burro. Tenía 20 años cuando estalló la guerra y se alistó en los batallones de voluntarios. Desde ese momento, pasó una década “viendo morir gente”.
Tras la contienda y al comenzar la II Guerra Mundial, Barajas fue enviado como esclavo a Punta Paloma, en Tarifa (Cádiz), donde construyó los fortines para las ametralladoras y los cañones, entre ellos el considerado más grande del Ejército, traído desde Mahón (Menorca). Según contaron sus compañeros de destino, fue arrastrado por los presos por zonas donde no había ni carreteras. Recuerda suicidios de compañeros, hambre, “y que nadie se preocupaba”.

En Facinas (Cádiz) construyó una carretera y un campamento militar. Las bellotas del campo y la comida que traían mujeres de la zona aliviaron el hambre de los batallones. “Comíamos hierbas, naranjas con piel y los arenques con la cabeza, la espina y todo lo que llevase; todo lo comíamos”, recuerda.
También construyó una carretera en Conil de la Frontera (Cádiz), donde un alférez sintió lástima de la situación y aumentó las raciones de comida. Los pescadores les daban cubos de sardinas a cambio de que les ayudaran con las redes.
Compartió el campo con tres jefes republicanos vascos llegados del Patronato de Redención de Penas por el Trabajo, una institución creada en el Ministerio de Justicia para distribuir a losesclavos.
De Bolonia recuerda la enorme decepción al descubrir que Estados Unidos obviaba la situación de los presos y negociaba con el Gobierno español la instalación de bases militares. “Estábamos tan ilusionados que planeamos que, cuando viniesen a liberarnos, les quitaríamos los fusiles a los escoltas, los encerraríamos y saldríamos en busca de los que viniesen a salvar al Gobierno de la República y luchar junto a ellos. Pero ya ves, fue todo lo contrario”, afirma.
Barajas pasó por campos de concentración de Navarra y por tres de los 54 que hubo en Andalucía; lugares que, junto a depósitos de presos y zonas de fosas comunes, el grupo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (RMHSA) de la Confederación General del Trabajo (CGT) ha pedido que sean declarados, protegidos y señalizados, según la legislación andaluza.
La ausencia hasta ahora de una figura de protección ha supuesto la desaparición de algunas instalaciones, como el caso de las de La Algaba (Sevilla), uno de los centros más duros donde se concentraron los esclavos que construyeron el Canal del Viar y donde muchos fallecieron, como en otros campos, por el hambre y el maltrato.
Muchas de las infraestructuras que construyeron los presos, como las pistas del aeropuerto de Málaga o el Canal del Bajo Guadalquivir, aún están operativas o constituyeron la base de fortunas particulares sin que exista ni un solo elemento que recuerde cómo y por quiénes fueron levantadas. El testimonio de Barajas apoya las pretensiones del grupo memorialista de la CGT. Su experiencia vital ha sido recogida y difundida por la asociación Memoriaren Bideak, Collectiu Republicà del Baix Llobregat y Memoria Antifranquista del Baix Llobregat.

A la espera de respuesta del Ayuntamiento de Sevilla

El grupo memorialista RMHSA de CGT mantuvo el pasado día 21 una reunión con el concejal del Ayuntamiento de Sevilla Juan Bueno (PP) para pedir su apoyo y proponer la señalización como lugares de la memoria de La Corchuela y El Colector, dos campos de concentración franquistas donde más de 2.000 personas cumplieron penas de trabajos forzados entre 1938 y 1943. El edil se comprometió a responder a la petición, según informaron los asistentes. El Ayuntamiento no respondió a la solicitud de información de este periódico.

El grupo planteó también el cumplimiento del acuerdo de 2008 sobre la fundación Memorial Merinales, paralizada porque las instituciones implicadas no aportan las cantidades comprometidas: entre 3.000 y 12.000 euros.

Los memorialistas destacaron en el encuentro la actitud del Ayuntamiento de Málaga, también gobernado por el PP, que ha invertido más de 300.000 euros en la localización y exhumación de restos de ocho fosas comunes con 2.840 fusilados. En ese marco, propusieron retomar iniciativas relacionadas con el Canal de los Presos, la cárcel de Ranilla, la guía del cementerio de Sevilla y otros lugares de la memoria.

Los lugares de la memoria se extienden por toda Andalucía. Estos son algunos de los propuestos por RMHSA para su protección: El Colector, La Corchuela, Los Merinales, El Arenoso, Torre del Águila, La Algaba, cortijo Gambogaz, El Puntal y Canal del Bajo Guadalquivir, en Sevilla; La Almadraba, en Cádiz; Torremolinos, en Málaga; Isla Saltés, en Huelva; La Casa Grande de Padul y Benalúa de Guadix, en Granada; y el cuartel de Sotomayor de Viator, en Almería. La lista crece con la incorporación de nuevos datos sobre torturas, fusilamientos y penas de represaliados de todo el país en Andalucía.

Regresa el último exiliado, con más de 50 años de retraso

El gran exiliado de los archivos de la memoria de España regresa al lugar en el que nació

Ha pasado más de medio siglo y el gran exiliado de los archivos de la memoria de España regresa al lugar en el que nació. Mañana, la nieta del exjefe de Gobierno de la República, Carmen Negrín, entregará una copia de los archivos de su abuelo Juan Negrín al Ministerio de Cultura, para que lo deposite en el Centro Documental de la Memoria Histórica, en Salamanca. Las otras copias de los casi 300.000 fotogramas, cerca de 40.000 legajos, planos de batalla, cartas, etc. quedarán una en manos del Gobierno francés, otra en el poder de la familia, y los originales en el archivo de la Fundación Juan Negrín, con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

Después de casi diez años de negociaciones con los herederos, ha llegado el acuerdo de devolución de “un archivo privado español bajo derecho francés”, al que muchos califican como el más buscado por Francisco Franco. Una memoria que ha logrado sobrevivir a la Gestapo, en la Francia ocupada. De hecho, la propia repartió los originales en un sótano, un piso y un ático de París.

Después del Guernica, este regreso significa el final de un exilio de los más sonados y dolorosos. Sólo quedará bajo la custodia de la familia un mínimo número de cartas muy personales, queCarmen Negrín ha preferido preservar de la mirada pública.

Un secreto bien guardado

Estos documentos clave han sido revisados por muy pocos historiadores (Preston, Moradiellos y, sobre todo, Ángel Viñas), para consultar, por ejemplo, las cuentas relativas al oro de Moscú.

Carmen Negrín, que recibió a Público, hace ahora un año, en el piso parisino que fuera residencia en el exilio del exjefe de Gobierno entre 1947 y su fallecimiento en 1956, insistía: “No soy historiadora, ni pretendo serlo”, por lo que no evalúa documentos, pero recuerda varias de las cartas conservadas a las que ha echado un vistazo. “Hay toda una parte que es la correspondencia oficial entre ministerios, pero también sobre la vida cotidiana de la guerra. Cartas de niños, de madres, de soldados”, dice. “He visto una de un niño, diciendo a Juan Negrín que sus padres han muerto. Una madre, que busca a su hijo soldado desaparecido”. La historia se hace pública.

Hacia la recuperación (completa) de la verdadera “memoria histórica” (republicana y socialista) de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes; y, la restauración (definitiva) y continuidad de las mismas.

“Voz” (actual) del Exilio “institucionista” en México (D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos”).

Por: Arturo Fernández Domínguez
(Hijo del Exilio republicano y socialista español e “institucionista”).

En “Si don Francisco hubiere vivido”, artículo (colaboración) de D. Germán Somolinos D ́Ardois, publicado en el Boletín Extraordinario de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, No 80, del 18 de febrero de 1965,conmemorativo del Cincuentenario de la muerte de D. Francisco Giner de los Ríos (fundador de la Institución Libre de Enseñanza) (1915-1965), éste afirmó respecto de D. Francisco Giner que:

“Enderezó vidas, despertó vocaciones y alcanzó a dirigir muchos años el que fuera vivero de sus futuras obras, la Institución. Pudo asistir al nacimiento de algunas hijuelas de su profundo pensar: el Museo Pedagógico, la Junta para Ampliación de Estudios, y la Residencia de Estudiantes. Pero el resto de su programa quedó como herencia para sus seguidores. El Instituto-Escuela, las Misiones Pedagógicas, y sobre todo la adopción de sus ideas sobre la manera de enseñar y de unir a los hombres, difundidas a toda la educación española, llegó mucho más tarde; cuando los discípulos que él había formado tuvieron el poder en sus manos y una República generosa -inspirada en mucho de D. Francisco-, sintió la necesidad de llevar la educación y el progreso hasta la más apartada aldea campesina de España y hasta el más humilde de sus moradores.

Desgraciadamente desapareció antes de ver como sus ideas y su espíritu se difundía por todos los campos de España. Pero tuvo la fortuna de ignorar la terrible lucha fratricida -en gran parte en contra de su propia ideología-. No llegó a presenciar como aquellos ideales por los cuales luchó una vida entera eran pisoteados; ni como hasta su más íntimo rincón de recogimiento era

profanado por aquellos que siempre vieron en él un peligro para sus mezquinos intereses mantenidos por la ignorancia y la explotación.
La guerra le hubiera desgarrado el alma. Y, si Don Francisco hubiera vivido aquel año del Éxodo -transtierro le ha llamado Gaos-; cuando la Institución adquirió dimensión universal al dispersarse sus miembros por todo el mundo, hubiera sido el primer viajero que: ágil, ligero de equipaje y rico de contenido espiritual, habría llegado a esta nueva tierra de promisión, con la pesadumbre del espectáculo pasado, con las ilusiones de un pronto retorno y estaría hoy formando parte de este grupo de desterrados, y enterrados, que tan amorosamente recogió la acogedora tierra de México”.

De una manera pues sencilla, resumida y clara D. Germán Somolinos, secretario de la “Corporación”, nos expone su opinión acerca de cuál hubiera sido -seguramente- la posición (respuesta) personal y ética de D. Francisco Giner después de la Guerra Civil: la del partir al Exilio. Hubiera sido un exiliado más; al igual como, también, la de su principal discípulo D. Manuel B. Cossío (si no hubiese fallecido en 1935), nombrado “Ciudadano de Honor” de la Segunda República española. Si a esta importante opinión, acerca del fundador y pasado de la Institución, que forma parte de la “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista” en México, añadimos (recuperamos) también -a continuación- la opinión de D. Bernardo Giner de los Ríos, ex-ministro de la República, último presidente de la Institución Libre de Enseñanza en España y presidente de la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”, respecto del futuro de la Institución, del Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes, que -seguramente- se habría llevado a cabo si D. Bernardo Giner y algunos (determinados) “institucionistas” exiliados hubieran sobrevivido a la muerte del dictador Franco, hecho que -desgraciadamente- no ocurrió.

La historia inmediatamente posterior y reciente de estas instituciones (históricas) (desaparecidas por el Franquismo) hubiera sido otra muy distinta de la que -lamentablemente- fue y sigue siendo en la actualidad la Fundación “Francisco Giner de los Ríos”, la “Corporación de Antiguos Alumnos y Amigos” y la Residencia de Estudiantes (oficiales), porque ésta se hubiera ajustado -probablemente- con total coherencia y ética a la verdadera (completa) “memoria histórica” y a su “espíritu” (filosofía). Realidad que continúa sin ocurrir hoy en día, ya que la “Voz” del Exilio “institucionista” (Institución Libre de Enseñanza, Instituto-Escuela y Residencia de Estudiantes históricas), de orientación ideológica democrática -principalmente (fundamentalmente)- republicana y socialista, fue y continúa siendo postergada, silenciada y olvidada -sistemáticamente- por los nuevos “dirigentes” de la actual Institución “oficial”

(Fundación “Francisco Giner de los Ríos”, “Corporación de Antiguos Alumnos y Amigos” y Residencia de Estudiantes) en España, desde la época de la Transición “democrática” hasta la fecha de hoy, que cuentan con todas las “bendiciones” políticas y religiosas y la “financiación” económica de la España “oficial”, de la Monarquía borbónica, “liberal” y católica, heredera e impuesta por el Franquismo.

El plan o programa (“idea” central) general, que viene a ser (constituir) en la práctica todo un “testamento”, para la restauración (definitiva) y continuidad de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (históricas), de D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”, aparece -con total claridad- expuesto (recogido) en la “Carta abierta a los compañeros de España”, de la Asociación de Antiguos Alumnos del Instituto-Escuela, con motivo de la celebración del Cincuentenario de la creación del Instituto-Escuela (1918), publicada en hoja impresa para su distribución, y que fue también reproducida en el Boletín de dicha “Corporación” No 109, de octubre de 1968, donde se dice -entre otras importantes cosas- que:

“Nos invitáis a que celebremos de algún modo los cincuenta años de la creación del Instituto- Escuela: escuela ejemplar, coeducación, espíritu de tolerancia…
…Y, es que sentimos una honda preocupación por el porvenir de España y por la vida que en esa España, que habrá de ser rehecha-vuelta a la vida, como a la vida habrá de volver nuestro Instituto-Escuela- nos esté reservada a los españoles. No somos partidarios de festejar ahora, antes de que finalicen los años dramáticos que truncaron tantas vidas españolas -las de muchos alumnos y maestros de nuestro Instituto- el cincuentenario de aquella iluminada creación. Mejor os invitaríamos a reflexionar. No estaría de más que meditásemos todos en las causas que motivaron la invención del Instituto, en aquellas otras que determinaron su corta vida –a todas luces sabidas- y en las que a la fecha prolongan su desaparición. Porque no hay, no puede haber un sucedáneo del Instituto-Escuela. Como no puede haber una España sucedánea de otra más entera. Quede esto bien claro. Entre otras razones, porque sólo en un clima de tolerancia y libertad podría volver a existir el Instituto. Entendámonos, tal como ha de ser. Y lo mismo España. Con todas las de la ley. Lo demás será apócrifo.

Por eso, si queremos que el Instituto-Escuela vuelva a la vida, y valdría la pena de hacer el intento en cuanto fuera posible, lo que nos corresponde hacer no es soslayar u olvidar los hechos tan significativos que conmovieron a España y provocaron la clausura de aquel centro de enseñanza, sino atrevernos a dar a cada uno de estos hechos su nombre, usando el lenguaje de la verdad, único que se nos enseñó…

Ved ahora cómo al pensar qué haríamos para conmemorar los cincuenta años de la creación del Instituto, de los cuales más de la mitad fueron de muerte, no se nos ocurra nada mejor que guardar silencio.
Quisiéramos, eso sí, que este silencio nuestro, mantenido durante tantos años, y a que tiene –a qué negarlo- el sentido de una protesta, fuera un silencio fecundo. Algún día, unidos de la mano, subiremos con vosotros, paso a paso, por aquella calle de los pinos, o bordeando el viejo Museo de Ciencias Naturales, hasta remontar la colina de los lirios, de la que tan injustamente fuimos desalojados, y volveremos, en un ambiente de libertad y de amor, a abrir de nuevo, en aquella atalaya, el Instituto-Escuela. ! Eso sí que sería digno de celebrarse ¡Un Instituto-Escuela con el mismo espíritu que tuvo siempre, con la misma tolerancia, con el mismo nombre. Pero también con un espíritu de cosa nueva. Con la juventud de España, también nueva e impetuosa a nuestro lado”.

Por último, en este mismo Boletín D. Germán Somolinos, y en otro artículo titulado “Hombres de esperanza”, terminó diciendo -de manera iluminadora o profética- lo siguiente:
“…aquellos hombres (Cossío y Castillejo) (redactores del programa utópico del Instituto- Escuela) (obra de fe) (ensayo pedagógico novísimo), y los que con ellos emprendieron la labor, fueron hombres de esperanza, hombres que esperaban y sabían esperar. Tenían fe en su espera y estaban seguros del milagro, de la llegada del momento propicio, de la fecundidad de su obra…”

Málaga, a 21 de Septiembre del 2011.

Fallece el gran filósofo Adolfo Sánchez Vázquez

Gracias, Adolfo Sánchez Vázquez

Elena Poniatowska

Hace muchos años entrevisté a Adolfo Sánchez Vázquez en su departamento para el libro sobre Tina Modotti, y todavía recuerdo la bondad en su mirada. Con él, su mujer Aurora ofrecía te, café, galletas, lo que quisiera. Seguramente Sánchez Vázquez se dio cuenta de mi ignorancia, pero nunca me lo hizo sentir. Le preguntaba si había sufrido mucho en la guerra de España, si se había venido en el Marqués de Comillas o en el Sinaia; me empeñé en saber qué le había parecido Veracruz, si en Francia lo habían encerrado en alguno de los campos de concentración, a lo mejor en Argelès–sur–Mer o quizá Saint Cyprien. Insistí en decirle a Aurora, su mujer, que tenía un marido guapo, guapísimo, el más apuesto de los refugiados españoles, y ella concluyó, como diciéndome que ya le parara: También a mí me lo parece. ¿Qué sería de México sin la aportación del exilio español?, preguntaba yo como ahora lo pregunto, al día siguiente de la muerte de Adolfo Sánchez Vázquez, el filósofo, el historiador, el maestro universitario y el poeta.

Entrevisté a Adolfo Sánchez Vázquez sobre todo como soldado en la guerra de España. Quería saber si en la contienda había encontrado a Tina Modotti, si había conocido al médico Norman Bethune, quien hacía transfusiones en el campo de batalla mientras Tina sostenía en alto el plasma y se salvaban vidas que de otro modo se habrían acabado en el trayecto a la enfermería levantada en tiendas de campaña. Tina entonces se llamaba María, y pertenecía al Socorro Rojo Internacional. Me contó de los barrenderos que se aparecieron con sus escobas a pesar de la guerra y le dijeron que pasara lo que pasara tenían que barrer la plaza. También se extendió sobre la retirada de hombres, mujeres, niños y ancianos y su horrible tránsito por la carretera costera de Almería. Habló de los bombardeos y de lo que significaba para él ser un trasterrado, concepto acuñado por José Gaos.

 A tanta pregunta atolondrada, respondió que había llegado a Veracruz el 13 de junio de 1939 en el Sinaia, con Juan Rejano y Pedro Garfias, en plena época de lluvias en un Veracruz frondoso y tropical. Me contó de su participación en España peregrina y cómo había llegado a la Universidad de Morelia a dar clases, recomendado por Margarita Nelken. También habló de algo que a él y a su mujer, recién casados y sin un centavo, les había costado un trabajo enorme: la dirección de uno de los albergues de los niños de Morelia que iniciaron el exilio de los republicanos a México, cuando Lázaro Cárdenas les abrió los brazos. A él y a Aurora les tocaron 30 alumnos rebeldes a cual más difíciles, porque habían salido de España entre los cuatro y los ocho años de edad, y creían que sus padres no los amaban y los habían abandonado, cuando lo que ellos pretendían era salvarles la vida. Hacérselo entender resultó imposible, y Aurora y Adolfo resultaron demasiado jóvenes e inexpertos para convencerlos.

Cuando se publicó en 1982 un grueso volumen sobre El exilio español en México, a propuesta del periodista Manuel Buendía, me sorprendió mucho que apenas se mencionara a Adolfo Sánchez Vázquez entre los filósofos españoles. ¿Por qué? ¿Por su rectitud? ¿Por su rigor? ¿Por su modestia? ¿Porque era marxista por excelencia? ¿Por su amor a la universidad? También fue excluido de antologías y reconocimientos por considerarlo pro soviético. Sin embargo, él había escrito: Admitir finalmente el diálogo, la discusión, el intercambio de razones, lo que significa, por tanto, reconocer que no poseemos el monopolio de la verdad y que estamos abiertos a las razones y a la crítica del otro.

 Lo cierto es que Adolfo Sánchez Vázquez fue, como dijo Griselda Gutiérrez Castañeda, un joven de 90 y pico de años que siempre se atrevió a ser un pensador insumiso, un idealista, que no un iluso, capaz de concebir utopías posibles, empeñar su vida y energía y contagiarnos de esperanza sobre el sentido de luchar por la dignidad y la justicia.

Fallo del XIX Certamen literario “Juana Santacruz”

ATENEO ESPAÑOL DE MÉXICO, A.C.

Los miembros del jurado:

Angelina Muñiz-Huberman, Anamari Gomís y Federico Patán presentan el siguiente fallo:

Reunido el jurado calificador el día 31 de mayo de 2011, y tras un exhaustivo análisis de los textos presentados a concurso, decidió declarar ganador del XIX Certamen Literario Juana Santacruz el trabajo titulado La burla de Dios, bajo el seudónimo de Papa Benedicto XVI.

Asimismo se otorgaron dos menciones a los trabajos: Cristal, bajo el seudónimo de Sosecla, y Un sombrero, por favor…, bajo el seudónimo de Lucía B.

Este año la participación fue sumamente amplia: 189 trabajos provenientes de México y del extranjero. La calidad de los cuentos presentados fue muy alta, de ahí que no sólo hubo un ganador sino que el jurado decidió otorgar 2 menciones honoríficas.

La entrega de los premios se llevará a cabo el día 6 de julio a las 19:00 hrs. en el Ateneo Español de México, A.C. ubicado en Hamburgo # 6, esquina Berlín, Col. Juárez. México, D.F.


Felicitamos a los ganadores y los invitamos a seguir participando en este concurso que cada año cobra más fuerza.


INFORME DE GESTIÓN DE LA MESA DIRECTIVA DEL AÑO 2010.

ASAMBLEA ORDINARIA ANUAL DE LOS ASOCIADOS DEL ATENEO ESPAÑOL A.C.,  18 de mayo de 2011.

INFORME DE GESTIÓN DE LA MESA DIRECTIVA  DEL AÑO 2010.

Estimados asociados:

Acabamos de celebrar en el 2011, el 80 Aniversario de la Proclamación de la Segunda República Española y ha sido muy impresionante comprobar la fuerza y la presencia del Exilio Republicano en nuestro país.  Durante tres semanas se logró centrar la atención sobre el tema en conjunto con otras dos instituciones también fundadas por la República,  el Colegio Madrid y el Instituto Luis Vives, así como, con la Asociación de Descendientes del Exilio Español. En esas celebraciones nos vimos rodeados de conocidos y amigos entrañables y, sin embargo, muchos de ellos no son nuestros asociados a pesar  de que el Ateneo es un centro de encuentro, comunicación, preservación y difusión del legado del exilio español en México. El Ateneo logró, además, convertir su gran repositorio de documentos históricos en un acervo imprescindible y único para que los investigadores de diversas latitudes puedan explorar, comprender y dar a conocer la compleja historia de los republicanos españoles en el tránsito de la derrota al éxodo y su desarrollo ulterior.  Por su importancia, volveré sobre el tema de los asociados más adelante y centraré ahora mi atención en los acontecimientos del año anterior, sobre el cual tratará este informe. Se trató de un año de grandes cambios, muy positivo para el Ateneo Español de México y de mucho trabajo.

Como es de su conocimiento, desde 2010 estamos ubicados en el centro de la UNED en México y compartimos la sede también con la Consejería de Educación de España. A la UNED y a la Embajada les estamos muy agradecidos por su apoyo incondicional.

A finales de febrero de 2010 nos mudamos a la nueva sede de Hamburgo 6. La mudanza se hizo de noche y contamos para ello con el apoyo del Gobierno del Distrito Federal a través de la Autoridad del Centro Histórico. Fue un proceso planeado y organizado con mucho detalle,  pues los libros de lo que ahora llamamos la Colección General se fueron limpiando, catalogando y empacando ordenadamente en cajas para posibilitar su traslado y su posterior reacomodo en la nueva sede. También se empacó de manera organizada la Colección del Exilio con sus volúmenes y documentos.

No fueron solamente los libros, más de 900 cajas, sino que fue una mudanza completa de todos los acervos, los muebles y otros enseres, algunos a lo mejor inservibles pero muy difíciles de eliminar de golpe. Imagínense las complicaciones de semejante acontecimiento. De hecho debo de reconocer que a pesar de los grandes avances al lograr instalarnos, sigue habiendo asuntos que no hemos resuelto plenamente.

Sin embargo, lo más importante ya se ha realizado y está a la vista. Para la labor de catalogación, organización y el posterior acomodo de las bibliotecas se contrató a una empresa mexicana, líder en su ramo, denominada Infoconsultores de México.  Para llevar esto a cabo tuvieron que desempacar las 900 cajas y colocar los materiales bibliográficos de la Biblioteca General en los estantes, separando las diferentes colecciones. Lo mismo se realizó con la Biblioteca del Exilio y su importante colección de libros, separando las colecciones de los traductores del exilio, los folletos, las revistas y el archivo documental. Al mismo tiempo se realizó la depuración, corrección y unificación de 39,557 registros del catálogo completo de la biblioteca en el software Alexandria y se separaron los  materiales bibliográficos duplicados y en mal estado. También se seleccionaron y prepararon los libros que requerían encuadernación y, quizás,  lo más importante fue que se reubicaron en la biblioteca del exilio los libros que se habían catalogado dentro de la colección general  pero que por su temática no pertenecían a ella. Para facilitar la ubicación de los distintos volúmenes en las estanterías y su posterior consulta, se les asignaron códigos de barras y las etiqueta, con protectores en el lomo.

En resumen, el traslado de Isabel la Católica y el posterior acomodo en Hamburgo 6 implicó la realización de los siguientes proyectos:

  1. CATALOGACIÓN DE LA COLECCIÓN GENERAL
  2. CODIGO DE BARRAS Y EMPAQUE DE LA COLECCIÓN DEL EXILIO PARA SU TRASLADO
  3. INSTALACION INTEGRAL DE LA BIBLIOTECA EN LAS NUEVAS INSTALACIONES Y CLASIFICACIÓN DEFINITIVA

Estos proyectos se iniciaron el 1° de junio de 2009 y se concluyeron el 15 de agosto del siguiente año. Se contó afortunadamente con los apoyos económicos necesarios tanto para pagar a la empresa mencionada como para podernos instalar totalmente y adquirir, por ejemplo, un librero metálico de gran utilidad por la cantidad de libros que puede albergar, un armario diseñado y construido especialmente para guardar la obra plástica, pero sobre todo, se realizó  mucho trabajo de carpintería para readaptar los libreros y  muebles que había en la antigua sede. También hay mucho esfuerzo personal involucrado. Además del de la Mesa Directiva y la Secretaria Administrativa del Ateneo, el mismo personal de Infoconsultores  ayudó en repetidas ocasiones con el  traslado de muebles, cajas y la obra gráfica a diferentes áreas del edificio. Esto sucedió sobre todo en los dos eventos de inauguración con visitas importantes.

Hay que destacar que al mismo tiempo que en la biblioteca se llevaba el trabajo de acomodo de los libros, también, con el apoyo de Infoconsultores se completó la catalogación y se ofreció el servicio de información y búsqueda de materiales a los distintos usuarios y muy destacadamente se realizó la búsqueda y valoración para el seguro de los acervos que se prestaron para una exposición importante que organizó en Madrid el Gobierno del Distrito Federal.

En esa ocasión se solicitó a un despacho de abogados la elaboración de un convenio, que por vez primera se usó para ese préstamo. El mismo despacho nos ha elaborado otros documentos para recibir donaciones de modo que podemos comprobar en cada caso la posesión de los libros y de otros acervos. Con su asesoría estamos estudiando la manera de tener documentos formales o legales que amparen todas las posesiones del Ateneo. Parece ser que se podrá logar con una fe de hechos notarial.

Para terminar  el proceso de acomodo de libros se catalogaron e integraron al acervo las últimas donaciones recibidas de libros y revistas,  finalizando el proceso el 31 de diciembre de 2010. También se realizó un cotejo físico de todos los libros, para asegurarse que estuvieran en los estantes correspondientes. En la misma fecha Infoconsultores  entregó la relación de Libros Excedentes, que fueron detectados en las distintas etapas de su colaboración, los cuales son 5720 ítems y están actualmente guardados en un total de 78 cajas: estos son ejemplares adicionales de las diferentes colecciones.

Para finalizar el tema de las bibliotecas es muy importante informarles que tras un proceso de selección, con una convocatoria abierta, la solicitud de un expediente probatorio de la formación profesional y experiencia laboral y después de una entrevista personal,  fue seleccionada para ocupar el puesto de Bibliotecaria la Maestra Cristina Restrepo.

Como es de su conocimiento la Biblioteca del Ateneo es muy importante para la consulta de muchos investigadores y asociados. A partir del mes de noviembre se pudo  implementar el servicio presencial de circulación de libros y revistas a través de Alexandria. También se ha establecido el servicio de  fotocopias y el escaneo de documentos cuando se requiere, y se da información por correo, por mail y por teléfono. En la actualidad se está trabajando en la página WEB para subir a la misma el catálogo de libros y revistas y poder ofrecer servicios en línea. De eso supongo que podré dar detalles en el informe del año próximo.

Por lo pronto nuestra bibliotecaria tiene un plan de trabajo ambicioso del que me gustaría destacar, en la actualidad,  la revisión de los expedientes existentes del archivo para detectar documentos faltantes, mejorar la descripción en una ficha elaborada para tal propósito, con los campos del formato para ingresar la información a Alexandria. Así como el 2010 se dedicó a los libros, el 2011 será el año de los documentos.  Simultáneamente, sin embargo,  es necesario ocuparse del espacio y por eso hay que entresacar algunos de los libros de los estantes y decidir  que se hace con los libros repetidos. Por esa razón se está determinando poco a poco el precio de los libros y tenerlo como base para cualquier decisión que se tome.

 

Aparte de los servicios bibliotecarios del Ateneo son muy importantes los eventos que se organizan, no solamente por su temática interesante que permiten la difusión de la cultura,  sino que propician la convivencia de los asociados y sus amigos y sirven de homenaje a los fundadores del Ateneo y a ese exilio que llegó a México al acabarse la guerra civil.

De la lista que anexo al presente informe pero me gustaría destacar algunos aspectos.

El primero, es el cambio observable entre el primer brindis para que los asociados  conocieran la nueva sede en abril de 2010, la inauguración del Centro de la UNED en México a finales de mayo y la reanudación de los servicios de consulta de la biblioteca del Ateneo el 23 de septiembre.  En el transcurso de escasos cinco meses las cajas que en el primer encuentro estaban en todos lados fueron desapareciendo poco a poco hasta que en ocasión de la visita del Ministro de Educación de España don Ángel Gabilondo en agosto estaba prácticamente todo en su lugar.

El segundo aspecto, es justamente la importancia que se le dio al Ateneo Español de México en estos eventos. El Sr. Rector de la UNED don Juan A. Gimeno Ullastres, El Sr. Embajador de España don Manuel Alabart,  el Subsecretario de Educación Superior, Dr. Rodolfo Tuirán, y muy destacadamente del ministro de Educación de España, Don Ángel Gabilondo se expresaron muy elogiosamente y con respeto por el Ateneo.

El tercero aspecto muy satisfactorio, es que se puede observar que  ha acabado el aislamiento del Ateneo, desde los últimos tiempos en la sede de Isabel la Católica. Durante el año 2010, se han realizado eventos muy concurridos y en colaboración con las Consejerías de Cultura y de Educación de la Embajada de España, con el Ministerio de Trabajo e Inmigración de España, y con la Cátedra del Exilio de la UNAM, la UNED, la  Fundación Pablo Iglesias y las universidades de Alcalá y Carlos III.

Entre los actos realizados se  hizo un homenaje a Miguel Hernández con el Colegio de México y el centro Cultural de España; se presentó un libro del Instituto Mexicano de Migración. También nos buscaron desde España Antonio Girón realizador  de la película premiada La Voz a ti Debida; la nieta de Rafael Altamira, Pilar, presentó su libro y un documental con testimonios, y Carmen Negrín, la nieta de Juan Negrín presentó la película, El Ciudadano Negrín, que mereció la atención de nuestra  comunidad de herederos del Exilio.

Entre todas estas colaboraciones quiero destacar la que el Ateneo tiene con el Centro de Estudios de Migraciones y Exilios (CEME), de la UNED, que participó en muchos de los eventos del Ateneo y fuimos invitados al Primer Encuentro de UNED-UNAM organizado por el CEME y dedicado a los Acervos Audiovisuales en Red.  Todos nuestros eventos por cierto aparecen en la página del CEME-UNED que es muy visitada por el interés que merecen sus actividades.

El proyecto más importante que tenemos con el CEME, que tiene sus sede aquí y en España, es crear el portal de revistas del exilio y las migraciones españolas que incluirá todas las revistas depositadas en el Ateneo Español de México, facilitando la consulta de las mismas por investigadores e interesados en el tema y permaneciendo como un espacio abierto a la inclusión de nuevos materiales sugeridos o solicitados por los usuarios.  Desde el año pasado se ha pedido apoyo para este proyecto a ADAI ( Apoyo al Desarrollo de Archivos Iberoamericanos) y todavía no hemos tenido respuesta, sin embargo, hemos avanzado en la preparación de los materiales.

He abordado aquí un tema que merece una amplia explicación. ¿De donde procede el dinero (que está siempre etiquetado) para poder realizar todos los proyectos?

Tradicionalmente nos ha apoyado el Ministerio de Trabajo e Inmigración a través de la Consejería de Trabajo dentro de la partida de Ayuda al Programa de Asociaciones que es una subvención que se aplica al sostenimiento y funcionamiento del Ateneo. Existen otras partidas por las que hemos recibido apoyos variables, por ejemplo en el 2009 y 2010 nos apoyaron para obras y equipamiento, cosa muy oportuna porque nos mudamos y teníamos que instalarnos. Para el presente año hemos vuelto a hacer una solicitud en el mismo rubro para el mobiliario, porque se tiene el proyecto de construcción de un tercer piso,  sobre la actual Biblioteca del Exilio.

En el 2010 pedimos una subvención al Ministerio de la Presidencia (España) para elaborar la memoria el Ateneo dentro de la partida de Víctimas del Franquismo. Nos fue concedida y el dinero llegó en el mes de diciembre de 2010, por lo que la Memoria se está elaborando en la actualidad.

Las subvenciones más importantes que ha recibido el Ateneo desde el año 2009 han sido de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Según tengo entendido fue una gestión realizada con la entonces Vicepresidenta Fernández de la Vega por Carlos Vélez y Amapola Andrés, de la Mesa Directiva, en el momento peor y más precario del Ateneo; gracias a ello se logró que nos incluyeran en esos apoyos. Todo lo que hemos descrito ya en varias ocasiones referente al trabajo que se hizo con los libros proviene de esos subsidios. La subvención del 2009 nos permitió mudarnos y acomodar de nuevo la biblioteca en la nueva sede, la del  2010 que recibimos en diciembre la estamos ejerciendo en la actualidad y llevando a cabo las acciones que contiene la memoria explicativa que tuvimos que presentar. En la actualidad tenemos el presupuesto para implementar el servicio de circulación del acervo de libros y revistas por Internet y lograr que  el archivo del fondo histórico 1887-1978 esté también disponible en Internet. Para ello como ya les expliqué antes hay mucho trabajo que realizar con los documentos y la página Web. También nos han otorgado en esta ocasión un presupuesto para  gastos de funcionamiento o estructura y para gastos de inversión, que se empleará en la obra del tercer piso.

Ya nos han otorgado el subsidio para 2011 que acaba de llegar,  en los mismo rubros.  La única diferencia es que el proyecto que vamos a abordar en este caso es la catalogación de los documentos del Fondo Contemporáneo y la revisión del archivo recién recibido del arquitecto Tomás Bilbao Hospitalet, dentro de un proyecto que llamamos recuperación de archivos personales.

Espero que de esta exposición quede evidenciado que el Ateneo está recibiendo mucho apoyo a través de fondos con un empleo preestablecido, lo que repercutirá en una mejor instalación, mejores y modernos servicios de biblioteca, con una acervo perfectamente catalogado y puesto e disposición de los usuarios presencialmente y en línea.

Sin embargo, la situación real del Ateneo si quitamos esos subsidios recibido sería muy precaria, como lo fue anteriormente. De allí la importancia de regresar al tema de los asociados. En los últimos años hemos mantenido la cuota de $1000.00 pesos; asimismo se ha facilitado la reincorporación de socios morosos, pero hemos tenido poco éxito. Hay una parte de culpa nuestra, pues no les estamos recordando a los que están dispuestos a pagar que deben la cuota, pero también hay poco sentido de solidaridad en muchos otros casos. Por un lado, se han cultivado agravios y aunque es un hecho que lo pasado no se puede cambiar, se puede pensar que el futuro puede y debe de ser diferente. Por otro lado,  hay personas a las que les gusta usar los servicios del Ateneo pero no cooperan con él. Considero que deberíamos tener una postura más definida y firme en esos casos. Tampoco hemos sido sistemáticos en establecer relaciones, sobre todo con las instituciones. Hay que desarrollar y fortalecer la idea de los socios institucionales. También se puede pensar en crear un patronato. Ideas hay muchas y quizás ha faltado el tiempo para poderlas llevar a cabo.  A pesar de todo, el Ateneo tiene asociados a los que hago un reconocimiento público, que le tienen mucho cariño a la institución y están orgullosos de ser sus miembros. Necesitamos el apoyo de todos ellos para que esta institución fundada en 1949 siga siendo un baluarte de la memoria histórica y de la cultura republicana en el exilio.

 

Muchas gracias.

Por la mesa directiva.

 

 

Carmen Tagüeña Parga

Presidenta.