Boletín de Marzo

Andalucía declara 14 enclaves representativos de la represión franquista

Los espacios, en las ocho provincias, incluyen fosas comunes, cementerios, cárceles, antiguas trincheras, refugios antiaéreos y campos de concentración

El Consejo de Gobierno andaluz aprobó este martes la declaración de 14 Lugares de Memoria Histórica en las ocho provincias andaluzas, de acuerdo con el decreto de agosto de 2011 que instaura esta figura para recordar los principales emplazamientos de la represión franquista y homenajear a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

Estos enclaves son el monumento a los asesinados en el Campo de Concentración de Mauthausen y la antigua cárcel del Ingenio, en Almería; el Castillo de San Sebastián, en Cádiz; la fosa común del Cortijo El Marrufo, en Jerez de la Frontera (Cádiz); los Muros de la Memoria en los cementerios de la Salud y de San Rafael, en Córdoba; las tapias del cementerio de Granada y la carretera entre los municipios granadinos de Víznar y Alfacar; la fosa común del cementerio de Nerva (Huelva); el refugio antiaéreo de Jaén y los vestigios de la Batalla de Lopera en este municipio jiennense; la carretera Málaga-Almería y el cementerio de San Rafael de Málaga, y las antiguas cárcel de la Ranilla y Comisaría de Investigación y Vigilancia de la calle Jesús del Gran Poder, en Sevilla.

Los 14 nuevos Lugares de Memoria Histórica se suman a los dos primeros que fueron declarados en diciembre de 2011: la Casa de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla) y el lugar de su fusilamiento en el kilómetro 4 de la antigua Carretera de Carmona, en el término municipal hispalense.

De acuerdo con el decreto regulador de esta figura, la consideración de un emplazamiento como Lugar de Memoria Histórica obliga a la administración pública titular a garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio. Cuando la propiedad sea privada, la Junta fomentará la firma de acuerdos con las personas y entidades titulares.

La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre el lugar, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.

El inicio del procedimiento de declaración es competencia del Comisariado para la Recuperación de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia. Este proceso se prolonga durante un periodo total de seis meses desde su inicio hasta su resolución y aprobación por el Consejo de Gobierno.

Los Lugares de Memoria Histórica se inscriben en un catálogo específico de carácter público que contiene la documentación de cada emplazamiento y la adicional que se pueda generar y sea de utilidad para estudios e investigaciones.

Todo este proceso cuenta con el apoyo de un grupo de seis expertos, designados entre profesionales e investigadores de reconocido prestigio a propuesta del Comisariado (tres), el Consejo Andaluz de Universidades (dos) y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (uno).

Dos supervivientes españoles de Mauthausen: “Hay que localizar a los desaparecidos en conflictos”

Dos supervivientes españoles del campo de concentración de Mauthausen consideran necesaria la localización de desaparecidos y fallecidos en conflictos bélicos para “cerrar heridas” y, aunque han tratado de “olvidar” para retomar sus vidas, piden que estos episodios atroces no mueran en la memoria de la sociedad. Solo así las familias podrán “descansar”.

 

Es la opinión de dos alicantinos, Antonio Ballesta, de 101 años, y Francisco Aura, de 94, quienes han dado su testimonio de vida y horror en el documental Estación de peaje, elaborado por la Fundación General de la Universidad de Alicante, bajo la dirección histórica del catedrático Josep Miquel Santacreu.

Ballesta ha comentado, entre fotografía y fotografía, algunos aspectos de aquel horror, como la falta de alimentos: “Los mendrugos de pan que ellos (los nazis)

tiraban, para nosotros eran un banquete”, ha rememorado.

Aunque intenta decir más cosas de las que su salud le deja, recuerda que perdió a Raúl, su mejor amigo, mientras su hermana, con la que vive, relata que “Antonio subía aquella escalera famosa de Mauthausen casi desnudo y cargando sobre su espalda ladrillos”.

Mientras habla, de forma pausada y áspera, enseña las cartas que enviaba a su familia y algunos carnés identificativos de aquellos años “cuando yo tenía el pelo negro”, dice entre risas. “Yo pensaba que las cartas las tiraban al retrete, pero llegaron”, afirma aún sorprendido.

Sobrevivir al horror nazi

El documental, cuyo título responde a la traducción en español de Mauthausen, plasma con entrevistas e imágenes “la supervivencia” de estos dos antiguos combatientes del Ejército republicano que, tras huir a Francia finalizado el conflicto bélico español, fueron apresados por las tropas nazis.

En declaraciones, Santacreu ha explicado que, a pesar de que más de 500 valencianos estuvieron presos en Mauthausen (de los que alrededor de 200 lograron sobrevivir), “muy pocos de estos últimos han querido rememorar ante una cámara lo que padecieron”.

La mayoría de los supervivientes “aún tiene miedo de narrar lo ocurrido”, pero Ballesta y Aura son “partidarios de hablar, pues para ellos supone una liberación”.

Ambos presentan problemas de salud, pero “tienen lucidez mental”, lo que les permite “recordar y comentar”. “Son dos supervivientes natos”, ha añadido el catedrático.

“Mientras los entrevistaba me preguntaba constantemente cómo pueden pasar esas cosas, cómo el ser humano puede llegar a esos niveles de degradar al prójimo, pero también de cómo una persona es capaz de sobrevivir”, señala Santacreu.

Viaje a Mauthausen

Además del testimonio de estos dos alicantinos, que permanecieron en Mauthausen entre 1941 y 1945, los realizadores viajaron hasta el campo de concentración para rodar imágenes y entrevistaron a jóvenes alemanes, italianos y españoles que visitan con sus colegios estas históricas instalaciones del horror.

A pesar de que ambos combatieron con el ejército republicano y sufrieron las condiciones de Mauthausen, Ballesta y Aura no se conocen.

Salieron de España por lugares distintos y los franceses los recogieron en campos de exiliados. Sin embargo, al cabo de un tiempo les comunicaron que no podían seguir allí, que “si querían podían enrolarse en la Legión francesa, formar parte de los batallones de trabajadores de la línea Maginot (fortificación defensiva gala en la frontera con Alemania) o buscar trabajo”.

Ballesta, que decidió por lo segundo, fue apresado por los alemanes cuando estos invadieron Francia.

En el campo de concentración, vio “caer a muchos”, sufrió severos castigos, algunos “por el simple hecho de no saber decir bien su número en alemán”, y siempre intentó situarse en medio de los pelotones de trabajo para evitar los golpes de los alemanes.

Las familias de estos dos alicantinos guardan la correspondencia que estos les remitían desde Mauthausen, lo que les permitía conocer que aún seguían vivos y dónde estaban.

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!

Pablo Neruda

Para la libertad

Miguel Hernández

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.


Andalucía declara 14 enclaves representativos de la represión franquista

 

Los espacios, en las ocho provincias, incluyen fosas comunes, cementerios, cárceles, antiguas trincheras, refugios antiaéreos y campos de concentración

El Consejo de Gobierno andaluz aprobó este martes la declaración de 14 Lugares de Memoria Histórica en las ocho provincias andaluzas, de acuerdo con el decreto de agosto de 2011 que instaura esta figura para recordar los principales emplazamientos de la represión franquista y homenajear a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

Estos enclaves son el monumento a los asesinados en el Campo de Concentración de Mauthausen y la antigua cárcel del Ingenio, en Almería; el Castillo de San Sebastián, en Cádiz; la fosa común del Cortijo El Marrufo, en Jerez de la Frontera (Cádiz); los Muros de la Memoria en los cementerios de la Salud y de San Rafael, en Córdoba; las tapias del cementerio de Granada y la carretera entre los municipios granadinos de Víznar y Alfacar; la fosa común del cementerio de Nerva (Huelva); el refugio antiaéreo de Jaén y los vestigios de la Batalla de Lopera en este municipio jiennense; la carretera Málaga-Almería y el cementerio de San Rafael de Málaga, y las antiguas cárcel de la Ranilla y Comisaría de Investigación y Vigilancia de la calle Jesús del Gran Poder, en Sevilla.

Los 14 nuevos Lugares de Memoria Histórica se suman a los dos primeros que fueron declarados en diciembre de 2011: la Casa de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla) y el lugar de su fusilamiento en el kilómetro 4 de la antigua Carretera de Carmona, en el término municipal hispalense.

De acuerdo con el decreto regulador de esta figura, la consideración de un emplazamiento como Lugar de Memoria Histórica obliga a la administración pública titular a garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio. Cuando la propiedad sea privada, la Junta fomentará la firma de acuerdos con las personas y entidades titulares.

La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre el lugar, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.

El inicio del procedimiento de declaración es competencia del Comisariado para la Recuperación de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia. Este proceso se prolonga durante un periodo total de seis meses desde su inicio hasta su resolución y aprobación por el Consejo de Gobierno.

Los Lugares de Memoria Histórica se inscriben en un catálogo específico de carácter público que contiene la documentación de cada emplazamiento y la adicional que se pueda generar y sea de utilidad para estudios e investigaciones.

Todo este proceso cuenta con el apoyo de un grupo de seis expertos, designados entre profesionales e investigadores de reconocido prestigio a propuesta del Comisariado (tres), el Consejo Andaluz de Universidades (dos) y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (uno).

Dos supervivientes españoles de Mauthausen: “Hay que localizar a los desaparecidos en conflictos”

Dos supervivientes españoles del campo de concentración de Mauthausen consideran necesaria la localización de desaparecidos y fallecidos en conflictos bélicos para “cerrar heridas” y, aunque han tratado de “olvidar” para retomar sus vidas, piden que estos episodios atroces no mueran en la memoria de la sociedad. Solo así las familias podrán “descansar”.

 

Es la opinión de dos alicantinos, Antonio Ballesta, de 101 años, y Francisco Aura, de 94, quienes han dado su testimonio de vida y horror en el documental Estación de peaje, elaborado por la Fundación General de la Universidad de Alicante, bajo la dirección histórica del catedrático Josep Miquel Santacreu.

Ballesta ha comentado, entre fotografía y fotografía, algunos aspectos de aquel horror, como la falta de alimentos: “Los mendrugos de pan que ellos (los nazis)

tiraban, para nosotros eran un banquete”, ha rememorado.

Aunque intenta decir más cosas de las que su salud le deja, recuerda que perdió a Raúl, su mejor amigo, mientras su hermana, con la que vive, relata que “Antonio subía aquella escalera famosa de Mauthausen casi desnudo y cargando sobre su espalda ladrillos”.

Mientras habla, de forma pausada y áspera, enseña las cartas que enviaba a su familia y algunos carnés identificativos de aquellos años “cuando yo tenía el pelo negro”, dice entre risas. “Yo pensaba que las cartas las tiraban al retrete, pero llegaron”, afirma aún sorprendido.

Sobrevivir al horror nazi

El documental, cuyo título responde a la traducción en español de Mauthausen, plasma con entrevistas e imágenes “la supervivencia” de estos dos antiguos combatientes del Ejército republicano que, tras huir a Francia finalizado el conflicto bélico español, fueron apresados por las tropas nazis.

En declaraciones, Santacreu ha explicado que, a pesar de que más de 500 valencianos estuvieron presos en Mauthausen (de los que alrededor de 200 lograron sobrevivir), “muy pocos de estos últimos han querido rememorar ante una cámara lo que padecieron”.

La mayoría de los supervivientes “aún tiene miedo de narrar lo ocurrido”, pero Ballesta y Aura son “partidarios de hablar, pues para ellos supone una liberación”.

Ambos presentan problemas de salud, pero “tienen lucidez mental”, lo que les permite “recordar y comentar”. “Son dos supervivientes natos”, ha añadido el catedrático.

“Mientras los entrevistaba me preguntaba constantemente cómo pueden pasar esas cosas, cómo el ser humano puede llegar a esos niveles de degradar al prójimo, pero también de cómo una persona es capaz de sobrevivir”, señala Santacreu.

Viaje a Mauthausen

Además del testimonio de estos dos alicantinos, que permanecieron en Mauthausen entre 1941 y 1945, los realizadores viajaron hasta el campo de concentración para rodar imágenes y entrevistaron a jóvenes alemanes, italianos y españoles que visitan con sus colegios estas históricas instalaciones del horror.

A pesar de que ambos combatieron con el ejército republicano y sufrieron las condiciones de Mauthausen, Ballesta y Aura no se conocen.

Salieron de España por lugares distintos y los franceses los recogieron en campos de exiliados. Sin embargo, al cabo de un tiempo les comunicaron que no podían seguir allí, que “si querían podían enrolarse en la Legión francesa, formar parte de los batallones de trabajadores de la línea Maginot (fortificación defensiva gala en la frontera con Alemania) o buscar trabajo”.

Ballesta, que decidió por lo segundo, fue apresado por los alemanes cuando estos invadieron Francia.

En el campo de concentración, vio “caer a muchos”, sufrió severos castigos, algunos “por el simple hecho de no saber decir bien su número en alemán”, y siempre intentó situarse en medio de los pelotones de trabajo para evitar los golpes de los alemanes.

Las familias de estos dos alicantinos guardan la correspondencia que estos les remitían desde Mauthausen, lo que les permitía conocer que aún seguían vivos y dónde estaban.

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!

Pablo Neruda

Para la libertad

Miguel Hernández

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.

Inauguración de Más fuerte que la muerte, exposición

El Ateneo Español de México

El Centro de Estudios de Migraciones y Exilios de la UNED

Y la Embajada de la República Dominicana en México

 Invitan

A la inauguración de la exposición

Más fuerte que la Muerte

70 aniversario del exilio español en Santo Domingo

Miércoles 14 de marzo 19:00 hrs. Ateneo Español de México

Mesa Redonda con la participación de

Fernando Pérez.

Memén, Embajador de la República Dominicana en México

Paola Torres.

Ministra Consejera de la Embajada de la República Dominicana en México.

Juan B. Alfonseca Giner de los Ríos

del Instituto Superior de Ciencias de la Educación del Estado de México.

Rocío Arnal

del Colegio Madrid A.C.

Modera: Carmen Tagüeña Parga

del Ateneo Español de México

Boletín de enero 2012

Pablo Neruda, el Winnipeg y los republicanos españoles

Por: Julio Feo

El director de cine Dominique Gautier y el profesor de la universidad de Pau, Jean Ortiz son los autores del documental “La travesía solidaria” que cuenta la epopeya del Winnipeg. Un barco carguero, el Winnipeg, fue fletado en 1939 por el poeta chileno Pablo Neruda, entonces cónsul de Chile en París que condujo a 2.500 republicanos españoles, desde el puerto de Pauillac, cerca de Burdeos hasta el puerto chileno de Valparaiso. La película difundida por la televisión francesa se ha estrenado en Pauillac, y será proyectada el 12 de enero en el Festival de cine político, social y derechos humanos de Valparaiso en Chile. En el verano de 1939, las tropas de Franco han entrado ya en Barcelona, la retirada hacia Francia de los republicanos españoles armas en mano ha empezado, a su llegada decenas de miles de hombres, mujeres y niños son detenidos y hacinados en campos de concentración en el sur de Francia. Varios países latinoamericanos se ofrecen para acoger a esos refugiados, entre ellos México y Chile. El gobierno chileno del presidente Aguirre Cerda encarga a Pablo Neruda el traslado a Chile de más de dos mil refugiados, miembros de organizaciones políticas republicanas, socialistas, comunistas, anarquistas o trotskistas. La compañía marítima comunista “France Navegation” que había participado activamente en el apoyo logístico al campo republicano, rompiendo el embargo en vigor en Francia, con envío de armas, municiones y con el transporte de las brigadas internacionales, organiza el viaje del Winnipeg. Se trata de un viejo carguero que es habilitado para trasladar a Chile un total de dos mil quinientos refugiados. Considerados indeseables por las autoridades francesas que los han encerrado en campos de concentración, los “rojos” españoles se embarcan con destino a Chile. El Winnipeg sale de Pauillac, puerto cercano a Burdeos, el 4 de agosto de 1939, con destino a Valparaiso en Chile, a donde llega el 2 de septiembre. Si una parte de la opinión en Chile acoge solidariamente a los refugiados españoles, la derecha chilena se insurge contra la llegada de esos emigrantes. A través de los emocionantes testimonios de algunos supervivientes de esa travesía y con el análisis de historiadores y especialistas, el documental relata esa epopeya desde un punto de vista muy contemporáneo, al mostrar como a lo largo de la historia se repiten las mismas actitudes con respecto al emigrante y al extranjero, considerados como un peligro por los sectores mas retrógrados de la sociedad. “Es una historia de hoy, de solidaridad internacionalista, de esperanza -afirma Jean Ortiz- Hemos hecho el documental con una lectura actual, para mostrar que los inmigrantes no son una amenaza, son un valor añadido, enriquecen el país, contribuyen al mestizaje, y le dan su aporte cultural, lingüístico y económico. En Francia hay toda una campaña para decir que los inmigrantes son un peligro. Es terrible. Nosotros queremos mostrar como ese barco solidaridad, ese barco utopia es útil para hoy”. “La travesía solidaria” muestra también el caso específico de los refugiados españoles que se instalaron en Chile y como años mas tarde con la llegada al poder de la dictadura en 1973, sus familias padecieron un doble exilio o exilio circular. “Los países latinoamericanos como Chile, Argentina o Uruguay, que habían acogido a los exiliados de la guerra civil española, se convirtieron a su vez en sus perseguidores durante las dictaduras militares de la década de los setenta”. Explica Isabel Pinter, universitaria chilena entrevistada por los autores del documental.

Un programa de actos recordará el bombardeo de Eibar hace 75 años

Pánico, miedo y confusión. La vida de los eibarreses cambió de manera repentina aquel 25 de abril de 1937. El próximo año se cumplirán 75 años desde que los Flechas Negras italianos bombardearan y sacudieran Eibar. Unos hechos que se repetían en numerosas localidades vascas como Elorrio o anteriormente en Otxandio. Coincidiendo con ese aniversario, el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado una moción presentada por el PNV en la que se aprueba elaborar un programa de actos para conmemorar el 75 aniversario de la batalla, bombardeo y destrucción de Eibar a través de un proceso de participación ciudadana. Según, el PNV, «los hechos históricos de 1937 tuvieron incidencia en el desarrollo de la guerra y en el futuro de la ciudad por lo que esta iniciativa trata de ponerlos en valor con el máximo respeto hacia todas las personas». La iniciativa responde al doble reto de activar propuestas que proyecten al exterior la imagen de la ciudad y consoliden también el proyecto de memoria histórica que convierta a Eibar en destino referente. Por otro lado, también se trata de recuperar y poner en valor unos hechos históricos que se prolongaron más allá de la Guerra Civil, que desencadenaron diversas circunstancias encadenadas. «Entre ellas estaban que durante meses se abrió un frente activo de combate en los alrededores de Eibar (en las laderas de Kalamua, Ixua, Akondia ) que opuso seria resistencia al avance del bando nacional. Después vino el posterior bombardeo y destrucción tras un incendio de la ciudad, lo que transformó y condicionó, por último, el futuro de Eibar en aspectos sociales, económicos e incluso en su trama urbana, tras la declaración de Eibar como ‘zona devastada’ y posterior reconstrucción». En esta dirección, desde el PNV se indica también que «en un contexto de crisis económica y donde el Ayuntamiento ya está anticipando una drástica reducción de los ingresos se propone esta iniciativa que supone un beneficio para Eibar, con una inversión económica moderada pero muy rentable buscando la proyección de imagen al exterior. La participación ciudadana, la energía y creatividad de los eibarreses y las eibarresas puede resultar clave para diseñar un programa de actos que debe captar en 2012 el foco de atención de medios de comunicación, visitantes.». Toda la programación se desea poner en marcha en un proceso de participación ciudadana que recoja las propuestas de colectivos y personas que tienen algo que aportar o que llevan mucho tiempo trabajando por recuperar nuestra memoria histórica. «Creemos que de alguna manera ellos también merecen un homenaje en el marco de esta conmemoración. Los hechos y circunstancias que vivió a lo largo de aquel periodo nuestra localidad son parte de nuestro patrimonio y legado que hay que poner en valor», según la moción del PNV. Esta iniciativa se encuadra, también, en el proyecto de memoria histórica (propuesto en 2007 por PNV) en fase de desarrollo que busca poner en valor el patrimonio histórico eibarrés, «recuperando un legado inmaterial que debe ser difundido y proponerse como objeto de estudio para situar a Eibar en el mapa y atraer visitas de forma continuada en el tiempo». Tras la destrucción de Eibar y sus fábricas, sobre todo en la zona del casco antiguo alrededores de la iglesia de San Andrés, Eibar fue declarada ‘Región Devastada’, lo que permitió su reconstrucción.

Un pensamiento en recuerdo de don Carlos

Sé que algún día todos vamos a morir, pero para mí es muy difícil saber que don Carlos se nos adelantó. Él para mí fue un jefe de corazón noble y muy humano, aprendí muchas cosas durante su mandato y siempre tenía un gesto amable aún cuando me corregía los puntos y comas de los escritos. Recuerdo que cuando sabía que iba a ser postulado para Presidencia del Ateneo me llamó y me dijo: cuento con usted en caso de ser elegido. Dije desde luego que sí. A partir de ese momento teníamos comunicación todos los días. Él llegaba al Ateneo siempre muy elegante con ese portafolio que cargaba. En momentos difíciles como cuando mi madre murió, él estuvo acompañándome en el velatorio. Lo conocieron mis hermanos y le agradezco la compañía. Por eso, al saber que llegarían sus cenizas, yo no sabía cómo iba a reaccionar porque días anteriores por dentro tenía una sensación de tristeza, sentía que si yo entraba al lugar donde se colocaría la urna me soltaría a llorar. Poco antes que llegara, entré a la oficina donde estaba Carmen Tagüeña y le pregunté ¿te puedo dar un abrazo? y rompí en llanto. Carmen me dijo desahógate y eso hice. Me sentí más tranquila en ese momento. Siempre recordaré a don Carlos y doy gracias a la vida por haberlo conocido ya que me dejó buenas enseñanzas que siempre recordaré, como de todas las personas que he conocido en esta institución y gracias siempre diré.

 Ma. Teresa Trejo

Mexicana por nacimiento y fundida de corazón con el exilio republicano español.

 

Muere Wislawa Szymborska

 

Wislawa Szymborska, un verdadero mito en Polonia, nació el 2 de julio de 1923 en Bnin (Kórnik), cerca de Poznan, pero la mayor parte de su vida transcurrió en Cracovia. Allí pasó sus últimos años, recluida en un piso sin lujo alguno y con aires de vivienda de protección oficial pero en el que nunca faltaban ni los bombones ni el brandy. En él recibía a sus amigos, a sus traductores y a periodistas a los que preguntaba ella para evitar tener que ponerse demasiado seria. A partir de esa fecha —y en títulos como El gran número, Fin y principio, Instante o Aquí, el último que publicó, de 2009— su voz cambió poco. En los últimos años, además, autorizó la traducción de las agudas y desternillantes notas de lecturas que publicó durante 30 años en la prensa polaca. Ella, que siempre dudaba de todo y cuya expresión favorita era “no sé”, nunca las consideró “prosa seria”. Y eso que respondían a un viejo aviso suyo: “Solo las preguntas un poco ingenuas son verdaderamente profundas”.

Las cartas de los difuntos

Leemos las cartas de los difuntos como impotentes dioses,
pero dioses a fin de cuentas porque conocemos las fechas
posteriores.
Sabemos qué dinero no ha sido devuelto.
Con quién se casaron rápidamente las viudas.
Pobres difuntos, inocentes difuntos,
engañados, falibles, ineptamente precavidos.
Vemos los gestos y las señas que hacen a sus espaldas.
Cazamos con el oído el rumor de los testamentos rotos.
Están sentados frente a nosotros, ridículos, como en panecillos
con mantequilla,
o se echan a correr tras los sombreros que vuelan de sus cabezas.
Su mal gusto, Napoleón, el vapor y la electricidad,
sus mortales curas para enfermedades curables,
el insensato Apocalipsis según San Juan,
el falso paraíso en la tierra según Juan Jacobo…
Observamos en silencio sus peones en el tablero,
sólo que tres casillas más allá.
Todo lo previsto por ellos salió de una manera totalmente
diferente,
o un poco diferente, es decir, también totalmente diferente.
Los más diligentes nos miran ingenuamente a los ojos,
porque hacían cuenta de que encontrarían en ellos la perfección.

Wislawa Szymborska

 

Tomás Segovia, la justicia es nuestra

Nos gustaría compartir este artículo de nuestro querido socio Tomás Segovia, escrito en 2010 como parte de las “Cartas cabales“. El texto fue tomado del blog de Tomás Segovia, el cual escribió hasta su muerte. El texto nos invita a la reflexión, sobretodo con lo ocurrido en estos días sobre el caso del juez Garzón. Al inicio hay una nota agregada por Tomás Segovia.

——————–

“Cartas cabales” se llamó una columna que publiqué durante casi un año en La Jornada de México en 1994. Son cartas dirigidas a un corresponsal imaginario, Matías Vegoso, obvio anagrama.

 LA JUSTICIA ES NUESTRA

 Querido Matías Vegoso:

Vaya, ahora tú también me sales con que hacer manifestaciones y firmar declaraciones en favor del juez Garzón es presionar a la justicia, y que eso resulta contraproducente porque es renunciar a ganar la causa por procedimientos puramente judiciales. Reflexionemos, querido Matías. En primer lugar, esos actos no son propiamente en favor del juez Garzón, sino contra la desnaturalización de la justicia. Pero es claro que para discutir sobre estas cosas hay que tener mucho cuidado de no simplificar de inmediato. Por eso empezaré, inesperadamente, por dar un salto a México.

Bien sé que el desastre de la justicia en México no es de la misma naturaleza que en España. En esta última es claramente ideológico y en parte corporativo. En México es también corporativo, pero nada ideológico, sino simplemente mafioso o directamente crematístico. Por eso justamente propongo compararlos: para que nos centremos en el carácter desastroso independientemente de sus causas. Tú sabes tan bien como yo que en México cuando alguien menciona “el estado de derecho”, nos echamos a temblar: seguro que nos están preparando alguna granujada. ¿Por qué? Porque sabemos que casi infaliblemente esa frase anuncia que van a manipular la ley para justificar algo. Pero si ese algo fuera justo, ¿qué necesidad habría de justificarlo? Es posible que en México esa manipulación sea más burda y descarada que en España, a veces incluso delictiva, pero lo que me importa ahora es que un procedimiento jurídico puede perfectamente servir a una injusticia, lo mismo si es efecto de una mordida que de una postura ideológica. ¿Quién podría en México luchar contra esa clase de injusticia? Obviamente no los jueces, que son precisamente el problema. ¿El poder? Pero el uso injusto de la ley, cuando no se paga directamente en dinero, es generalmente servicio al poder, o a veces pura intención de congratularse con él. Es evidente que sólo la sociedad podría denunciar esa corrupción, y de alguna manera, no necesariamente violenta, castigarla. Pero hete aquí, querido Matías, que cada vez que la sociedad mueve siquiera un dedo en esa dirección, el poder, los poderes, la acusan de atropellar el estado de derecho.

¿Te suena eso en relación con España? Bueno, todo parece indicar que es el juez Varela el que está prevaricando, y no serán las manifestaciones y proclamas las que impidan que esa prevaricación sea denunciada, como ya está sucediendo. Pero a la vista de lo que están haciendo el juez Varela y sus apoyos de la judicatura, es evidente que la suerte de esa denuncia dependerá de en manos de qué jueces caiga. Si el problema es la injusticia de los jueces, ¿cómo vamos a confiar pasivamente en la justicia de esos jueces? Habría que concluir, parodiando la famosa frase sobre la guerra, que la justicia es demasiado seria para dejarla en manos de los jueces.

Empecemos a matizar, pero desde los dos lados, el tuyo y el mío. A la denuncia obviamente ideológica de Falange Española de que Garzón prevaricó por motivos ideológicos, se contrapone la denuncia también ideológica de las víctimas del franquismo de que Varela prevarica por motivos ideológicos. Está claro que este proceso, desde el principio y en todos sus aspectos, rebasa por todas partes el ámbito jurídico. Claro que hay diferencias: Falange Española es un partido fascista que debería estar proscrito como lo estaría en cualquier país civilizado, mientras que las víctimas del franquismo son víctimas de hecho, con o sin ideología. A su vez, la prevaricación atribuida a Garzón consistiría en haberse atribuido competencias, mientras que la atribuida a Varela consistiría en negarse a aceptar testimonios y en falsificaciones tales como cambiar fechas e inventar firmas, que es algo bastante más malintencionado que una opinión sobre competencias. No es lo mismo prevaricar para perseguir a unos asesinos que para perseguir a un juez por un exceso de competencia, lo cual se parece bien poco a un asesinato. Además, la ambigüedad de la ley de amnistía española, reconocida por la mayoría de los juristas, permite interpretaciones opuestas no necesariamente de mala fe, pero una de ellas acorde con el derecho internacional y las exigencias de la ONU y la otra incompatible con ese derecho y por lo tanto con la pertenencia de España a la ONU. No es pues técnicamente imposible, desde luego, hacer prevalecer la justicia por procedimientos puramente jurídicos. Pero puesto que de uno y otro lado nadie confía en la neutralidad de la justicia –en la justicia de la Justicia– , nadie puede creer que, sea cual sea el resultado, habrá prevalecido la justicia, sino la fuerza política.

No sé qué vas a argumentar ahora, pero veo que podrías argumentar que por eso precisamente no será politizando la denuncia como despolitizaremos el proceso. Pues perdona, pero creo que no es tan simple. Despolitizar puede significar cosas bastante diferentes. En un sentido es pedir a los ciudadanos, y a la sociedad como tal, que no se meta en política, es como decirnos “Ustedes no intervengan, para que nosotros intervengamos a gusto”. Pero en otro sentido es sanear algún ámbito donde se ha metido espuriamente la política. Característicamente, evitar la politización de hechos, procesos o movimientos sociales. Despolitizar la familia, o la educación, o la igualdad de los sexos –o insignemente la justicia– es despolitizar en este sentido. Una manifestación contra la injusticia de los jueces no es un movimiento político, es un movimiento social. Con un efecto político, sin duda, pero ese efecto es justamente la despolitización.

Sigamos matizando. Lo que en México se pretende con la retórica del “estado de derecho”, y en España con la de la respetabilidad de los jueces y la condena de toda manifestación de la sociedad, es hacer al derecho enteramente autónomo respecto de la sociedad. Digo el derecho, no la justicia, o sea el derecho como un ámbito puramente procesal, autojustificado, sólo responsable ante sí mismo e irresponsable ante la sociedad. Es claro que el poder judicial tiene que contar con una autonomía, pero no tal que pueda prevalecer sobre la sociedad. Porque la justicia, querido Matías, no es patrimonio del poder judicial, sino de la sociedad. La autonomía del poder judicial debería ser absoluta frente al poder no sólo político, sino también económico y de privilegios, pero no puede ser absoluta frente a la sociedad. Es preciso asegurar que a los jueces no se les pueda pedir cuentas a troche y moche, pero es monstruoso que no se les pueda pedir cuentas en absoluto. Las cuentas más graves, lo estamos viendo, no podemos confiar en que se las pidan unos jueces a otros. Esas cuentas se piden en la calle. La noción misma de prevaricación implica que la justicia no puede reducirse nunca a una cuestión de procedimiento: no es la ley la que funda la justicia sino la justicia la que funda la ley. La más breve mirada a la historia nos muestra enseguida con qué abrumadora frecuencia las injusticias, incluso las más graves, han sido legales. La historia no se hubiera movido si las sociedades humanas no hubieran reivindicado su potestad sobre la justicia cuando el poder se ampara en la jurisprudencia para justificar la injusticia.

Terminaré en un tono levemente demagógico volviendo a la candente actualidad. No sé si leíste hace unos días un reportaje en El País Semanalsobre el caso de un preso inocente condenado en México a 20 años de cárcel y liberado gracias a un video grabado por una pareja de jóvenes abogados donde se ve la irremediable podredumbre de la justicia mexicana. Por la cual, por supuesto, nadie recibe la menor sanción, puesto que ese video y esa denuncia atentan contra el “estado de derecho”. Como las escuchas de los delincuentes del caso Gürtel. Yo personalmente, querido Matías, creo que deberíamos manifestarnos también contra los jueces que anularon esas pruebas. Porque para mí, perdona la ingenuidad, es evidente que si una cuestión de procedimiento permite dejar impunes a unos delincuentes que para más vergüenza roban las arcas públicas, o sea nuestro dinero, entonces es el procedimiento lo que hay que corregir, no la verdad. Y eso, con perdón, no es político o ideológico, es simplemente reivindicar la razón y la justicia. Cuando se puede condenar arbitrariamente, con toda impunidad, a un inocente a 20 años de cárcel, o cuando los delincuentes acusan al juez que los descubrió, o cuando un partido fascista sienta en el banquillo al juez que investiga los crímenes de los que es corresponsable, no hay procedimiento legal que pueda borrar la escandalosa injusticia de todo eso simplemente dándole el nombre de justicia. Ni hay juez que tenga derecho a pedirnos que le respetemos cuando actúa así, simplemente declarando que es respetable (declarándose competente para la respetabilidad). La ventaja que yo le veo a esta deplorable crisis es que ha puesto sobre la mesa todo esto. España podría tener en este momento la oportunidad de airear por fin la vergonzosa llaga que sigue poniéndola aparte del resto de Europa: la persistencia enmascarada de un poder fascista que la famosa transición no supo condenar y neutralizar, y que es evidentemente una cuestión mucho más trascendental que la de si Garzón tenía más o menos competencias. Para volver a hacer creíble a España, habría sin duda que desdorar un poco la respetabilidad de nuestros jueces heredados del franquismo. A mí, la verdad, me parece un precio bastante barato.

Espero que con todo esto no me declares incompetente para enviarte un cordial abrazo

 T. S

 

Homenaje al filósofo Adolfo Sánchez Vázquez en la UNAM

Homenaje al ilustre filósofo

Adolfo Sánchez Vázquez en la UNAM

Estimados socios y amigos del Ateneo Español de México

Los invitamos cordialemente al homenaje que se llevará a cabo en torno a la obra del filósofo Adolfo Sánchez Vázquez, los días 10, 13 y 14 de febrero en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

La Universidad Nacional Autónoma de México

La Facultad de Filosofía y Letras

Invitan al Homenaje a

Adolfo Sánchez Vázquez

Inauguración

Viernes 10 de Febrero 12:00 Hrs

Aula Magna

Participan

Gloria Villegas

Juliana González

Luis Villoro

Federico Álvarez

Homenaje póstumo al Dr. Carlos Vélez en el Ateneo Español de México

El martes 24 de enero, con motivo de la muerte del Dr. Carlos Vélez Ocón, el Ateneo Español de México abrió sus puertas para que amigos le dieran el pésame a la familia de quien fue presidente emérito del Ateneo y presidente del PSOE en México. Conformé se abrieron las puertas, el lugar se llenó de personas cercanas y que admiraron su labor. Se dieron algunos discursos sobre su persona y se firmó un libro para que la familia tuviera el recuerdo cariñoso de las personas que asistieron al evento. Así, le dijeron adiós al ilustre Dr. Carlos Vélez Ocón.


Fallece el presidente emérito del Ateneo Español de México, Carlos Velez

Queridos amigos:

seguramente se enteraron del fallecimiento de Carlos Vélez, nuestro presidente emérito. Es una noticia tristísima y solo nos consuela el pensar con mucho cariño que disfrutamos de su amistad y bondad. Fue un hombre bueno y dada su situación médica lo que sucedió fue, aunque sea difícil de aceptar, lo más compasivo. También eso deberá de consolarnos.
Hemos ofrecido las instalaciones del Ateneo para que su familia pueda recibir el duelo de todos sus amigos. Los invitamos a acompañarnos. Eso sucederá el martes 24 de enero. Estamos en espera de que nos avisen y los mantendremos informados. Les envío como siempre un saludo con mucho afecto.

Carmen Tagüeña Parga

Presidenta del Ateneo Español de México

Nota en La Jornada sobre homenaje a Elvira Gascón

Rinden homenaje a Elvira Gascón, una de las pocas artistas del exilio

El Ateneo Español de México presenta exposición con 378 trabajos de la pintora

El espíritu de su obra se centró en tres temas: el erotismo, la religión y la estética helénica.

La muestra sólo incluye retratos de hombres, reprocha Angelina Muñiz-Huberman

Carlos Paul

Periódico La Jornada

Sábado 14 de enero de 2012, p. 5

Rendir homenaje a las mujeres antifranquistas y reivindicar su papel dentro de la memoria histórica republicana fue la temática de la mesa redonda desarrollada alrededor de la estética de Elvira Gascón, el pasado jueves, en el contexto de la exposición Pequeños retratos/ grandes personajes, que reúne obras de la artista. La muestra, que se presenta en la sede del Ateneo Español de México y el Centro de Estudios de Migración y Exilios de la UNED, reúne la vasta producción retratística de Gascón, alrededor de 378 trabajos, cuyos protagonistas fueron los intelectuales, escritores, filósofos, músicos y humanistas más importantes de su época y del exilio. Durante el exilio español, en 1939, la pintora republicana arribó a México, donde adquirió relevancia. Elvira Gascón realizó pinturas murales y al óleo, esmaltes, grabados, carteles, folletos y programas; ilustró artículos en periódicos y más de 210 libros de reconocidos escritores publicados por el Fondo de Cultura Económica. De acuerdo con la crítica de arte Angustias Freijo, el dibujo con referencias historicistas fue lo que más desarrolló Elvira Gascón.

 Rareza y poética

 La exposición Pequeños retratos/grandes personajes reúne obras creadas con diferentes técnicas de dibujo, como la línea, la tinta sobre papel, la aguada y el esgrafiado, que Elvira Gascón utilizó para retratar a Ramón del Valle Inclán, Benito Pérez Galdós, Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, León Felipe, Max Aub, Luis Cernuda, Ramón Xirau, Pablo Casals y quien fue su esposo, el arquitecto Roberto Fernández Balbuena, también parte del exilio.

 Durante el debate, Guadalupe Fernández Gascón, hija de la pintora, leyó un texto de Angustias Freijo, en el que la crítica de arte recordó que Elvira Gascón tenía 28 años cuando llegó a México, como una de las pocas mujeres artistas del exilio español. Siempre dibujó muchísimo como parte de todos sus trabajos, como disciplina y como punto de partida de su estética; influida por las vanguardias y del México de la época. El espíritu de su obra se centró en tres temas claves: el erotismo, la religión y la estética helénica.

 Elvira Gascón (1911-2000) Foto de Luis Miguel Vargas Contreras

 Retrato de Federico García Lorca hecho por Elvira Gascón incluido en la exposición de la artista española que se presenta en la sede del Ateneo Español. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

Retrato de Benito Pérez Galdós hecho por Elvira Gascón. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

 

Retrato de Ramón del Valle Inclán hecho por Elvira Gascón. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

El investigador Mauricio Ramírez, en amplia ponencia sobre la vida y la obra de la pintora, destacó el trabajo muralístico que Gascón realizó en el templo de San Francisco, en Zongolica, Veracruz. Por su parte, el poeta y editor José María Espinasa resaltó la rareza y la poética que caracterizan los dibujos y retratos realizados por Gascón a destacados escritores de su época. Tal es el don que tiene la pintora al dibujar los rostros, que sus retratos son una manera de empezar a leer esos autores. Luego de que el arquitecto Juan Ignacio del Cueto habló sobre la arquitectura española en el exilio, y destacó los murales realizados por la pintora en la iglesia de San Antonio de Padua, ubicada en San Cosme, la escritora y poeta Angelina Muñiz-Huberman subrayó, entre otros puntos, el trabajo que reúne Gascón en su libro 100 dibujos, publicado en 1972 por la editorial Siglo XXI, en el que –apuntó la narradora– “la simplicidad del dibujo, la compenetración con la leyenda y el misticismo se resumió en una de las facetas más puras del erotismo. Un erotismo pleno, vital, en la joie de vivre. Donde sagrado y profano son uno mismo. Donde el sentido del humor no se pierde”. Luego de llamar la atención de que en la muestra no se incluyó el retrato de ninguna mujer y recordar los extraordinarios dibujos de Sor Juana Inés de la Cruz realizados por Gascón, Muñiz-Huberman resaltó “el talento y la mano hábil de Elvira Gascón, siempre en el perpetuum mobile, siempre dispuesta al trazo que vuela”.

 La exposición Pequeños retratos/grandes personajes, se presenta en el Ateneo Español de México (Hamburgo 6, esquina Berlín, colonia Juárez).

Mesa redonda sobre la exposición de Elvira Gascón

Pequeños Retratos

Grandes Personajes

de

Elvira Gascón.

 

El Ateneo Español de México A.C. y el Centro de Estudios de Migraciones y Exilios de la UNED (CEME) invitan a la mesa redonda sobre Elvira Gascón que con motivo de la exposición: Pequeños Retratos/Grandes Personajes de la pintora tendrá lugar el jueves 12 de enero, a las 19:00 horas, en la calle de Hamburgo, 6, esq. Berlín, col. Juárez, y que fue posible gracias a la generosidad de su hija Guadalupe Fernández Gascón.

“Elvira Gascón (1911-2000) – al decir de Angustias Freijo, Directora de Freijo Fine Artfue una de las pocas mujeres que integraron la lista de los creadores plásticos del exilio español de 1939. Se tituló como profesora de dibujo en la Academia de Bellas Artes de Madrid. Durante su carrera recibió menciones honoríficas y premios en dibujo, anatomía, historia del arte y perspectiva, aspectos que trabajó durante su vida, creando un lenguaje basado en el dibujo y con referentes historicistas. La línea y estética del “retorno al orden” marcan el perfil que recorre el estilo de su trabajo. En México forjó un nombre importante como artista; realizó pinturas murales, obras al óleo, esmaltes, grabados, carteles, folletos, programas e ilustró más de 210 libros de grandes escritores. De la enorme producción retratista de Elvira Gascón se cuenta con alrededor de 378 retratos. Sus protagonistas fueron los intelectuales más importantes de la época y el exilio: escritores, filósofos, políticos, músicos y humanistas.”

            La exposición Pequeños Retratos/Grandes Personajes, con diversas técnicas como la línea, la tinta sobre papel, la aguada y el esgrafiado, nos acerca a personajes del mundo de las letras como Luis de Góngora y Argote, Juan Ruiz de Alarcón, Miguel de Cervantes Saavedra, Benito Pérez Galdós, Ramón María del Valle Inclán, Juan Ramón Jiménez, Ramón Gómez de la Serna, Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, León Felipe, Luis Cernuda, Max Aub, Ramón Xirau, Agustí Bartra, de la música como Isaac Albéniz, Rodolfo Halfter, Pablo Casals, de la historia como Américo Castro y Agustín Millares Carlo, de la filología y la lingüística como Amado Alonso,  de la edición como  Joaquín Díez–Canedo, de la pedagogía como Luis Santullano, de la política como  Pablo Iglesias, de la pintura como Roberto Fernández Balbuena o cristalógrafos como Luis Garrido. Esta exposición y por ende la mesa redonda, siguen la misma línea de la exposición anterior presentada en nuestra sede, Mujeres Republicanas, porque trata de rendir homenaje a las mujeres antifranquistas, de modo que “no queden eclipsadas por una Historia que se escribe en masculino”, es decir, se trata de “reivindicar su papel dentro de la memoria histórica republicana”, en palabras de Javi Larrauri, artista de la exposición mencionada.

          Tanto la exposición como la mesa redonda forman parte de las actividades del Coloquio Internacional Félix Candela, vida, obra y legado, organizado por Juan Ignacio del Cueto y que tuvo lugar el diciembre pasado, con la participación de connotados especialistas de la vida y la obra de Candela, de prestigiosas Universidades de México, España, Venezuela, Estados Unidos y Reino Unido, así como del proyecto elaborado por la galería de Arte y Proyectos, Freijo Fine Art, de Madrid, llamado El debate de Elvira  Gascón: el amor, la religión y la estética helénica cuya curadora es Angustias Freijo, autora asimismo de algunos textos usados en esta exposición.

            Participarán en la mesa redonda: con la presencia de Guadalupe Fernández Gascón, hija de la pintora: Angelina Muñiz, escritora, que se referirá a la exposición que presentamos; José María Espinasa, poeta y editor que hablará sobre la relación de Elvira Gascón con la literatura; Juan Ignacio del Cueto, arquitecto, que repasará la relación de la pintora con Félix Candela y con su marido Roberto Fernández Balbuena y de su colaboración en la iglesia de San Antonio de las Huertas; de Mauricio Ramírez, estudioso de la vida y la obra de nuestra pintora, que dará a conocer la presencia de  México en la obra de Elvira Gascón y de Angustias Freijo, crítica de arte,  que nos ofrecerá las reflexiones que acompañaron a su proyecto de exposición para dar a conocer la obra de  Elvira Gascón, fuera de México.

            El Ateneo Español de México es hoy uno (si no el único) de los espacios dedicados a conservar la memoria del exilio español en México, sin quedarse anclado en el pasado sino para ofrecerlo a las generaciones actuales y a las que están por venir. En esta pretensión coincide con el Centro de Estudios de Migraciones y Exilios de la UNED (CEME) que intenta consolidarse como un espacio de reflexión e investigación de estos temas; además reúne documentación archivística, audiovisual, artística y la pone al alcance de todos los interesados. Ambas instituciones, El Ateneo Español de México y el CEME no tienen a la República Española detrás sino en el horizonte, adelante, porque hay todavía tanto que defender.

Cronología de Elvira Gascón

 

1911 – Elvira Gascón nace en Almenar, Soria.

1930 – Ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid y en los años sucesivos obtiene numerosos reconocimientos.

1935 – Obtiene el título de Profesora de Dibujo y comienza a trabajar en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid como profesora de perspectiva.

1937 – Trabaja como auxiliar técnico en la Junta Delegada de Incautación, Protección y Salvamento del Tesoro Artístico en Madrid. En diciembre consigue el puesto de profesora en el Instituto Lope de Vega.

1939 – Llega a México como exiliada donde trabaja para el Fondo de Cultura Española.

1940-1990 -Trabaja como ilustradora en publicaciones periódicas y libros. Además participa en subastas y obras de caridad.

2000 – Fallece en México y sus restos yacen en el Panteón Español.

 

 

Poema de Rubén Bonifaz Nuño

dedicado a Elvira Gascón

Como el rostro del aire cuando giraestablece la luz; como la helada

el agua móvil de la madrugada,

funda las cosas tu dibujo Elvira.

 

Lo que quiere nacer, tiende y aspira

a la forma que mira tu mirada;

a que lo saque, aspira, de su nada

y vuelva verdadera su mentira.

 

Solo tiene verdad lo que finje

entre los cuatro aspectos de la esfinge

cobra peso y fulgor lo oscuro y vano.

 

Y las llamas, el mar, la tierra, el cielo,

existen, limitados por el vuelo

de la línea que come de tu mano

 

Rubén Bonifaz Nuño, 1969

 

 

Mujeres Republicanas de Javi Larrauri – Trailer del documental

Javi Larrauri inició este proyecto en otoño de 2009 investigando el papel de las mujeres en la defensa de la segunda república con el objetivo de retratar a aquéllas que hubieran participado en la Guerra Civil. Tras localizar a varias de estas mujeres y reunirse con ellas para conocer sus historias en primera persona, el artista decidió acompañar cada retrato de una breve biografía y grabar en video sus testimonios. El objetivo del artista es rendir homenaje a las luchadoras antifranquistas y reivindicar su papel dentro de la memoria histórica republicana. “La labor de estas mujeres no puede quedar eclipsada por una Historia que se escribe en masculino”, ha definido Larrauri, quien ha destacado la sabiduría y la belleza de la vejez de las protagonistas de la muestra. “Quería hacer una reivindicación de la mujer anciana en estos tiempos en que la juventud está tan injustamente sobrevalorada”, ha declarado el artista, preocupado por difundir los testimonios de la última generación viva de mujeres que defendieron la segunda República.

Mujeres Republicanas – Concha Carretero

Video grabado en Madrid para el Ateneo Español de México y la inauguración de Mujeres Republicanas, exposición y documental realizados por Javi Larrauri. En el video Concha Carretero, una de las Mujeres Republicanas, canta la canción que se escuchaba en la prisión de Las Ventas, cerca de la cual, a las tapias del cementerio de La Almudena, fueron fusiladas Las Trece Rosas.

Carlos Romero Giménez

Carlos Romero Giménez

Nació en Madrid el 7 de noviembre de 1890 en la Carrera de San Francisco. Hijo del coronel Manuel Romero Salas, de familia andaluza de Medina Sidonia y de María Giménez Núñez. Ingresó al ejército español el 2 de diciembre de 1908. Participó en la Guerra del Rif, habiendo recibido por ello numerosas condecoraciones, entre ellas la Cruz Laureada de San Fernando.

Fue detenido a consecuencia de su participación en el levantamiento de 1930 en favor de la República y en contra de la Dictadura de Primo de Rivera, permaneciendo dos años y medio en Prisiones Militares bajo petición fiscal de pena de muerte por insurrección. Una vez liberado mediante la amnistía concedida por el General Dámaso Berenguer, estuvo destinado en el Regimiento de Santa Cruz de Tenerife, en las Canarias donde permanece hasta el 14 de abril de 1931, fecha en que fue proclamada la Segunda República Española, cuando regresa a Madrid para colaborar en la política del nuevo gobierno.

Retirado por la Ley Azaña (por la orden del 28 de julio de 19314 ), desempeñó el cargo de Agregado Comercial de España en Portugal entre los años 1931 y 1932. Desde ese cargo y al regresar a España ayuda a portugueses perseguidos por la dictadura de António de Oliveira Salazar. Fue fundador y director de la Revista Hispano Lusitana y de una revista ilustrada denominada Defensa Nacional, Revista Española de Técnica Militar.

Siendo secretario general del Comité Nacional pro-Monumento a los Mártires de Jaca, el 20 de agosto de 1934 destituyó de su cargo como tesorero de dicha comisión a Luis Romero Basart, llamado entre los refugiados españoles “Romero el Malo“, quien posteriormente siendo Coronel de Aviación fue expulsado del Ejército Republicano por abandono de su puesto. En su libro Bajo las garras de la Gestapo el coronel Giménez señala a esta persona diciendo que “se había ofrecido y había sido admitido al servicio de la Gestapo para vigilar y denunciar a los españoles refugiados políticos en Francia” y como quien lo entregó a la Gestapo. Después de haber sido su vicepresidente por algunos años, a la muerte de José Puig de Asprer asume la presidencia de la Liga Española de los Derechos del Hombre, organización fundada en 1922, bajo la presidencia de Miguel de Unamuno.

En el año 1935 le fue aprobada una patente de invención por “Un sistema de ferrocarril aéreo impulsado por hélices”.

Puedes leer su historia completa aqui