Convocatoria al Premio Internacional de Cuentos Miguel de Unamuno 2012

Podrán concursar todos los escritores, tanto españoles como extranjeros, que presenten su obra escrita en castellano, quedando excluidos los autores premiados con cualquiera de los galardones, en convocatorias anteriores de este concurso.

Se otorgará un premio de 4.000 € y dos accésit de 2.000 €, más placa conmemorativa. El jurado tiene potestad para declarar, si ese fuera el caso, desiertos los galardones.

Más información en: http://www.cajaduero.es/obrasocial/abririmagen.aspx?idconcurso=26&campo=bases&contentype=5

 

 

José Moreno Villa. La residencia y la casa.

José Moreno Villa

La residencia y la casa.

Adolfo Castañón

Hombre de libros e imágenes. José Moreno Villa es una de las figuras centrales de la cultura española y mexicana. Adolfo Castañón comenta con incisiva profusión la edición de su Memoria, fundamental para comprender a uno de los pasajeros privilegiados de la literatura del siglo XX.

http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/9712/pdf/97castanon.pdf

 

 

Venceremos, exposición del joven pintor vasco Taxio Ardanaz

EL ATENEO ESPAÑOL DE MÉXICO Y LA EMBAJADA DE ESPAÑA PRESENTAN

LA EXPOSICIÓN DEL JOVEN ARTISTA VASCO TAXIO ARDANAZ “V (VENCEREMOS)”

  • La muestra busca resignificar el concepto político de fe a través de una serie de trabajos que cuestionan la legitimidad de la memoria, la identidad y la historia
  • El artista compara el Monumento dedicado a la XV Brigada Internacional de la Sierra de Pándols en Cataluña, con el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México

Taxio Ardanaz vuelve la mirada a estos lugares —los monumentos— que concentran la memoria colectiva, para arrojar sobre ellos nueva luz y significado desde su experiencia personal y práctica artística, creando nuevos relatos contemporáneos que den cuenta de un pasado cada vez más lejano que  en muchos casos nos resulta incomprensible.

La exposición muestra pinturas y esculturas creadas a partir de la investigación y el trabajo de campo realizado en torno al Monumento a la Revolución de la Ciudad de México y el Monumento dedicado a la XV Brigada Internacional de la Sierra de Pándols en Cataluña. Tras las obras se esconde todo este recorrido vital del artista, cuya exploración personal le ha llevado a visitar lugares, archivos y bibliotecas cercanas al pasado militante de ambos países, así como a recopilar testimonios y recuerdos a los dos lados del Atlántico.

Una muestra de este trabajo se podrá apreciar además el mismo día de la inauguración donde la apertura de las salas de exposición se acompañará de una mesa redonda y la actuación del Ensemble Hueyapan, que interpretará canciones de la Revolución Mexicana y de la Guerra Civil española.

En la mesa redonda se podrán ver parte de los materiales de archivo encontrados por el artista, quien participará en el debate junto a:

– José María Espinasa, ensayista y poeta mexicano que hablará sobre la relación entre la Guerra Civil, el exilio republicano a México y la Revolución.

– José María Bilbao, arquitecto mexicano, nieto de exiliados vascos que colaboró en la restauración y rehabilitación del Monumento a la Revolución Mexicana y la Plaza de la República en la Ciudad de México.

– Carmen Tagüeña, Presidenta del Ateneo Español de México e hija del General Manuel Tagüeña Lacorte, quien estuvo al frente de XV Cuerpo del Ejército Republicano en la Batalla del Ebro.El Ensemble Hueyapan está formado por tres miembros de la familia Olmedo, Antigua familia de mariachis que continúa hoy con la tradición pero que ha dado con esta formación un giro hacia la etnomusicología. El repertorio de canciones históricas que presentarán es una muestra de esta investigación.

El Ensemble Hueyapan está formado por tres miembros de la familia Olmedo, antigua familia de mariachis que continúa hoy con la tradición pero que ha dado con esta formación un giro hacia la la etnomusicología. El repertorio de canciones históricas que presentarán es una muestra de esta investigación.

La inauguración, la mesa redonda y el concierto estarán abiertas al público y tendrán lugar este jueves 21 de junio a partir de las 19 horas en el Ateneo Español de México, situado en la calle de Hamburgo Nº 6 (esquina con Berlín), en la colonia Juárez de la Ciudad de México.

“Motín en la cocina”, cuento ganador del Certamen Literario Juana Santacruz 2012.

Motín en la cocina

Nelia Luisa Someillan Romero

(Aldonza)

Era lo que podría decirse una linda cocina. Ahí convivían armoniosamente las verduras y las legumbres, los chiles y los aceites, los pollos y los pavos, los pescados y mariscos. Pero un día, la cebolla llorando amargamente, le contó a su primo el cebollín, que el ajo, su compañero inseparable, con el cual compartía un culinario amor, le había dado calabazas con una tal Flor.

Cuando la noticia corrió, se armó un tremendo alboroto. Chiles, aceites, verduras, todos gritaban al mismo tiempo. Unos pedían la cabeza del ajo ¡ese traidor! El chile cuaresmeño hizo un comentario tan picante, que hasta los jitomates y las remolachas se sonrojaron. Los camotes defendían al ajo argumentando que eso pasaba ¡hasta en las mejores cocinas!, pero la zanahoria que sudaba por todos los poros, los mandó callar con la amenaza de hacerlos puré. Los plátanos machos guardaron prudente silencio, si daban su opinión, estarían fritos.

El aceite de oliva quiso interceder por el ajo, pero lo mandaron a freír espárragos. Al aceite de cártamo se le subió el colesterol, a la miel le subió el azúcar, el orégano gritó que a él los amoríos del ajo y la cebolla, le importaban un comino. Al escuchar esto la pimienta se puso negra del coraje. El ajo quiso hablar en su favor, pero las hijas de la guayaba le cayeron encima y le tiraron tres dientes.

En medio de todo ese escándalo de pronto se escuchó una orden. ¡Silencio! gritó cortante el cuchillo. ¡Ahh ! al elote se le erizaron los cabellos y les salieron granos. A los nopales se les cayó la baba, las tortas se lanzaron a la salsa de tomate, ¡ahogadas!, el pollo en un ataque de pánico se aventó a las brasas, el pavo se escondió en el horno, los camarones se fueron a la diabla, y esa linda cocina fue, la comidilla de todos.

Venceremos. Exposición de Taxio Ardanaz.

 TAXIO ARDANAZ

ATENEO ESPAÑOL DE MEXICO

21 DE JUNIO AL 31 DE JULIO DE 2012

 

La muestra “V” (venceremos) del artista Taxio Ardanaz busca resignificar el concepto político de fe a través de una serie de trabajos que cuestionan la legitimidad de la memoria, la identidad y la historia, al comparar el Monumento dedicado a la XV Brigada Internacional de la Sierra de Pándols en Cataluña, con el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México.

Ardanaz vuelve la mirada a estos lugares de memoria para arrojar sobre ellos nueva luz y significado desde su experiencia personal y práctica artistica, creando nuevos relatos contemporáneos que den cuenta de un pasado ya incomprensible y perdido.

Comunicado y conferencia de prensa sobre la exposición de Fernando Biderbost

Les recordamos que en el Ateneo Español de México celebraremos una conferencia de prensa el día martes 22 de mayo del 2012

Por primera vez en México, la propuesta metafísica de Fernando Biberbost

** La mente de Biderbost es un alarde de ingenio desparramado

**El pintor vasco intenta crear un espacio donde el pensamiento pueda expandirse, donde el encuentro con lo mágico sea posible, y que podrá ser captado en Casa Galería

México D.F. a de mayo de 2012.-Llega a México por primera vez, el pintor vasco Fernando Biderbost, quien presentará su trabajo en Casa Galería, espacio de arte multidisciplinario a cargo del artista plástico Gorka Larrañaga. Del 26 de mayo al 10 de junio, los espectadores mexicanos podrán conocer el trabajo de uno de los artistas más importantes de la pintura reciente en el País Vasco.

Fernando Biderbost, artista originario de Bilbao, llega a México D. F. de la mano de Gorka Larrañaga como parte del trabajo que se ha venido gestando en Casa Galería.

Biderbost, es un creador que, desde el sentimiento, la subjetividad de la repentización y las sensaciones del proceso, ha sabido acumular conocimiento. Un modo de vencer el paso del tiempo con el que desarrolla un personal universo abstracto…”, declaró Xabier Sáenz de Gorbea acerca del trabajo de Fernando Biderbost.

Fernando Biderbost nació en Bilbao en 1955, desde sus inicios con el grupo El Desván (en los 70) su trayectoria ha sido la que ha sido su vida, una expresión “especular y especulativa”; nunca podrá ser “espectacular” porque Biderbost ha optado por aquel tipo de arte que supone un acercamiento a la realidad compleja, a “su” realidad, un tipo de arte (de hacer) que se convierte en método de conocimiento.

La obra de Biderbost parece emprender una recuperación de los valores preceptivos de la figuración, por medios abstractos. Muchos de sus cuadros disponen algo parecido a figuras en algo parecido a un horizonte, sin que estén del todo ante ninguna de ambas cosas.

El artista niega al espectador los asideros que guiarían su lectura de un modo canónico y así alcanza a poner en crisis la percepción misma. Críticos y especialistas en arte como Jaime Cuenca, Edorta Kortadi, José Luis Merino, Alicia Fernández, Javier Urquijo, A. Rodriguez Bornaetxea, entre otros, coinciden en que el trabajo de Fernando Biderbost es sutil, evanescente, rico y sugerente, para el ojo y los sentidos.

Para el autor “El logro de un cuadro se produce, sobre todo, cuando es capaz de fabricar su propia atmósfera, lo que hace su unidad interna, que significa fabricar su independencia. Cortar los hilos que te unían a él mientras lo pintabas. Su automatismo. Pero resulta complejo saber cuando se produce”, destaca.

En su pintura utiliza las técnicas mixtas: el óleo y el gouache, el lápiz y el bolígrafo, la mancha y la pasta seca, todo en uno y al unísono, hasta lograr la sinfonía deseada,

Se trata de obras inscritas en reducidos formatos, donde la grafía se manifiesta con acuciosa gracilidad y certero tino. El segundo supuesto corresponde a los grandes formatos, cuya estructura es sumamente compleja.

Su carrera es una carrera autodidacta e independiente, que transcurre en solitario sorteando los obstáculos de su propio discurso, rico y abundante. Su trabajo se aísla de las corrientes de pensamiento imperantes en el arte actual y se convierte en la expresión personal de indefinidos impulsos interiores.

Lo conceptual, lo gestual y lo metafórico se entrecruzan en la pintura de Fernando Biderbost, sin concesión alguna al ilusionismo, a la arbitrariedad.

Afirmaciones del artista sobre México, sobre la pintura.

No sé si mis cuadros podrán producir sensaciones a los observadores mexicanos. Yo sí puedo adelantar que México siempre ha estado produciéndolas en mi, aún sin conocer éste país. Pero literatura, imágenes, fotografías, películas, arqueología, historia, leyendas y mitos… de éste pueblo, han rondado en mí desde niño. Una nación mágica; tal es la idea que está generalizada en mi país. Buñuel me acercó al alma y al enigma mexicano. André Breton y otros surrealistas consideraban México un país surrealista. Y los mexicanos pasan por coloristas, vitales y además miran a la muerte con naturalidad. Quizás sean tópicos, seguramente éste país es eso y millones de cosas más. Ahora tengo la ocasión de abrazar éste onírico territorio con el que empecé a soñar desde que Marlon Brando interpretó para el cine a Emiliano Zapata. La cultura Maya, Olmeca y otras, Juan Rulfo, Siqueiros, Diego Rivera, Frida Kahlo, Orozco, Tamayo, Leonora Carrington, Octavio Paz, Gerzso… demasiada potencia como para no recibir ecos e influencias del país Azteca.

Las reflexiones que vienen a continuación son, seleccionadas y resumidas, el producto de varias entrevistas por escrito que me hizo el crítico de arte y escritor Jose Luis Merino. Yo no soy dado a hablar ni a explicar. El me obligaba con sus preguntas y así me ha hecho escribir cosas que ni yo imaginaba que pensaba. Las he traído a México, con motivo de mi exposición en Casa Galería, a modo de presentación de mi obra:

– Todos los días salen las cosas mal. Es cuestión de rectificar. Es cuestión de enfangarse desde dentro hasta que se desarrolla la pintura en términos vamos a decir exactos. Exactos en cuanto que ves que el cuadro ya no tiene más camino. Ni más rectificación. En cuanto que el cuadro ha adquirido el carácter de autónomo.

– Las primeras pinceladas son los primeros machetazos para adentrarse en la selva; léase en la pintura. Esa selvaque es la percepción, la alucinación, los procesos psicológicos, la realidad mental… la pintura como una selva a la que no se trata de domesticar, sino de que podamos visualizarla. Que adquiera su propia libertad. Entendida ésta como su propia realidad.

– Se pinta para la pintura. Ese es el único observador al que hago caso. Y en toda la pintura universal hay como una trabazón, como una galaxia en la que entran desde las pinturas de Altamira, el Renacimiento italiano, el Barroco, el cubismo…

– Velázquez me enseña que es a través del aire, ese aire “real” y no ilustrativo, donde toda pintura, dibujo, mancha, etc. tiene cabida. Esta libertad también depende de otra enseñanza de Velázquez:  El distanciamiento hacia la obra. Sin el distanciamiento no habrá libertad, sino amarre y dependencia. Obsérvese cómo en Las Meninas el tema carece de importancia. Pero el “tema” evidente es el espacio aéreo. Y con eso ha pintado la “teología” de la pintura. En el aire, en la luz, y no en el color está el medio de transporte de la pintura. Su libertad y su autodeterminación. El color, para a ser efectivo, ha de volar y no hay vuelo sin aire. Velázquez enseña que no hay pintura sin atmósfera propia. Claro que también enseña que el color está al servicio de la luz y sobre todo enseña a ver y a mirar  la realidad. Velázquez te cuenta que el espacio de la pintura es la luz, no la tela sobre el bastidor.

– Con los colores me sucede que escasean. Es decir me parece que hay pocos. Pero en cambio de cada color existen casi infinitos resultados. Muchas variaciones, muchos matices. Esta es la acción de la luz.

– Una vez terminado un cuadro no me interesa mucho el proceso que ha llevado. Sólo el resultado me interesa. Porque durante su desarrollo, has experimentado muchas impotencias y fracasos. Porque pintar es fracasar. Y la sensación es de que el cuadro en un momento determinado te abandona. Ya no te pertenece.

– La mano y la cabeza caminan juntas. Pero muchas veces se separan. A veces ésto es bueno y otras es nefasto. Y aquí entra en juego el instinto. Es el aglutinador. Todo ésto produce sensibilidad. Algunas veces produce pintura.

– Trato de manejar los colores sin prejuicios. Y aquí dejo al instinto que haga la labor. Pero hay muchas cosas que no son controladas ni por el instinto, ni por el cerebro ni por nada. Está el hecho mecánico. El movimiento. El hombre está condicionado por múltiples factores. El color es uno de ellos. Pero muchas veces actúo como un vómito: Incontrolado. Después de vomitar tengo que coger los restos del vómito y comenzar un puzzle con ellos. La cabeza mete mano para convertir aquello en pintura.

– Los logros no son culminantes. Pues dejaría de pintar. Lo que sí hay es la sensación de no soltarla presa. Hasta que ésta se escapa. ¿Hacia donde? Hacia su propia realidad.

– La realidad es múltiple. La realidad plástica también. Quizás actúe como un director de orquesta. Aglutinando los colores, el dibujo y las formas a través de la luz. La cuestión es acertar en la luz que cada cuadro necesite. Siempre distinta e intransferible.

– En un momento dado el cuadro te abandona. Y ese desamparo te hace buscar el cobijo de otro cuadro.El inacabamiento va a producir más cuadros.

– Yo no creo en el tiempo. Eso es una convención. Sólo existe el movimiento. Entonces se puede apuntar al movimiento como el causante del caos pero también del orden. Jamás de la estabilidad.

– Todos los días escucho el sonido de los colores. A través de los dedos y de los ojos. Pero es inexplicable. El ojo escucha y los oídos miran. Pero ver…  sólo por los ojos.

– Se puede pintar lo que se desconoce. Del mismo modo que se puede ver lo que nunca se percibió: Forzando el instinto alucinatorio. Freud dejó escrito que “el pensamiento es el sustituto del deseo alucinatorio”.

– Mis dibujos son pintura. No diferencio. Me refiero a los dibujos que van dentro de una pintura.Los dibujos específicos dan una libertad inmediata y ágil. La pintura es una libertad pesada, lenta. Más potente.

– Los dibujos son conclusivos. Netos. No tienen por qué aspirar a algo que intentan precisamente eludir: La complejidad de lo plástico. El dibujo es directo y va directamente a la sensibilidad del ojo y de la imaginación. Produce imaginación.

– Yo nunca hago bocetos para mis cuadros. No uso dibujos para tramar un cuadro. Por eso no los considero conceptos que me valgan para pintar. Son independientes. Siempre están abiertos y jamás fijan el camino. Y ésto es así porque todas mis pinturas son improvisaciones. Improvisaciones que pueden durar tres meses, o tres días. Son improvisaciones lentas.

– Lo que queda grabado, pintado, etc. siempre es un hecho antinatura. Lo natural es moverse. De ahí que lo que logramos paralizar para siempre mediante el arte  tenga algo de mágico.

– Cada cuadro, cada dibujo siempre está abierto a muchas posibilidades. El pintor ha de estar muy atento a lo que sucede con su obra. Para captar cualquier resquicio de posibilidad. Porque los dibujos y las pinturas son posibilidades que fabrican más posibilidades.

– Mis dibujos casi siempre son automáticos. Cuando no lo son, acaban automáticos. Aquí no tengo elección. El dibujo es una fuerza que no puedo controlar. Creo que mis dibujos son pura imaginación. Sin intermediarios.

– El dibujo es el pájaro que deja el suelo. Pero para estar con las nubes necesitas el artificio de un avión y aún el de un cohete para llegar a la luna.

– El artificio es el camino. No me gusta pensar que el arte y la naturaleza van de la mano. Si no se parte de la realidad del arte como artificio estamos avanzando por un camino yermo.

– El dibujo sería las patas del pájaro. La pintura, sus alas. Ningún pájaro sobreviviría sin alguna de estas dos herramientas. Con una corre y con la otra vuela.

– Creo que hay que estar en medio de la tormenta. Tal que un buceador ha de estar en medio del mar. Pero lo más adecuado es trabajar desde varios puntos de vista. Ahí hay una clave de acercamiento a la realidad.

– El artista y las cosas desaparecen en cuanto hace acto de presencia la pintura.

– Cada obra absorbe la vida, la experiencia del pintor. Pero la finalidad de la obra no debe versar  sobre  la vida del pintor si queremos que la obra sea autónoma, cual es mi propósito. A la pintura no le sobra el “yo” del pintor, pero sí que el fin de la obra sea la expresión consciente de éste.

– Hago arte para que la pintura se escape pues en ese escapar el universo se está expandiendo. Y al fin y al cabo el cerebro del hombre es el universo en expansión. Así mismo las hojas del árbol estiran a la tierra para que ésta perciba la luz del sol profundamente.

– La belleza es una revelación psíquica. Cuando la revelación es colectiva, pertenece al ámbito cultural y costumbrista, aceptada. En cambio, son acciones individuales las que hacen girar los cánones de belleza. De todos modos la belleza se me antoja un concepto ornamental, limitado. Todo es bello. Nada es bello. La basura es bella. El abismo es una fuente de conocimiento. ¿Es bello el conocimiento?.

– El arte está en el tiempo. En su tiempo. Pero los grandes cuadros siguen pesando con una potencia plástica casi misteriosa. “Las Meninas”, “Las señoritas de Avignon” o “El grito”, son tres ejemplos. Goya, Klee, Óscar Domínguez, El Bosco, De Kooning, Chardin, Rothko, Wols, Tatlin, Oteiza… son cuchillos que atraviesan el tiempo.

– La alta cotización es la cabeza visible del mundo del arte. El mundo es jerárquico a imagen y semejanza del Vaticano.

– Lo genuino es el pájaro. A éste ¿Qué le importa el arte? Es al arte al que le importa el pájaro.

– Lo que yo pretendo no es expresar sensaciones. Lo que deseo es producirlas. Para lo cual es conveniente huir de uno mismo.

– El arte siempre tiene algo de turbador. Pero explicar lo que significa para uno es un imposible. La pintura no tiene una tensión literaria. Es decir, transcribirlo a palabras es el fracaso.

– El arte graba una porción muy pequeña de tiempo y lo convierte en intensidad. Con lo cual, la intensidad de una obra de arte depende de las sucesivas miradas de los observadores temporales en cada momento.

– La pintura es sobre todo ver y mirar. No importa las cosas que veas. Lo que importa es mirarlas. Con un ojo telescópico y con otro microscópico a la vez.

– No existe la esencia. Ni a la naturaleza ni al hombre le corresponde ser esencial. Es un concepto. Como el de caos para denominar un orden que no nos interesa . La esencia, el éter, lo sublime, no está en nuestras manos. Sólo en nuestra intuición. En nuestra imaginación.

– Coloco los colores de forma muy instintiva. Muy familiarmente. Ni siquiera pongo nombre a los colores. Tengo con ellos una relación exclusivamente visual e inmediata.

Fernando Biderbost – Bilbao, Mayo de 2012

Palabras de Angelina Muñiz-Huberman y Carmen Tagüeña al recibir la condecoración de la Orden de Isabel la Católica de España

ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA, ENCOMIENDA

(5 marzo 2012)

Angelina Muñiz-Huberman

Es un honor recibir la Orden de Isabel de Castilla en grado de encomienda. Me pregunto por qué la recibo. A lo largo de mis libros y de mis clases he procurado mantener un equilibrio entre mis antecedentes sefardíes, el exilio de la guerra civil española y mi vida entera en México desde la infancia. Equilibrio difícil, pero que supe mantener. Ahora, otro acto de equilibrio es recibir esta honrosa condecoración.

Me vuelvo a preguntar, ¿por qué a alguien descendiente de los sefardíes expulsados por esta reina se le otorga su medalla? Y recuerdo la historia de Sefarad en la Edad Media con su esmerada cultura judía y el amor por la lengua española. Los poetas, los filósofos, los médicos, los astrónomos, los traductores, todos ellos se elevaron a un punto cimero difícil de igualar. Recuerdo también el dolor de la expulsión o de la doble vida de aquellos pensadores que tuvieron que desarrollarse fuera de su querida patria y que enriquecieron la cultura de otros países: Juan Luis Vives, Antonio Enríquez Gómez, Baruj Spinoza, León Hebreo. Porque para los sefardíes, luego de catorce siglos de permanencia en ella, España fue y siguió siendo su verdadera tierra. Prueba de ello es haber conservado hasta nuestros días la lengua de 1492, en la que Fernando de Rojas, converso, escribió La Celestina o tragicomedia de Calixto y Melibea.

La lengua que se multiplicó en jarchas, romances, canciones, refranes, cantos de boda, cantos de muerte, tratados de ética y, según avanzaba el tiempo, novelas, obras de teatro, enciclopedias y todo género literario.

Así, la lengua se convirtió en otra patria, ideal, cadenciosa, sin maldades ni persecuciones. Lengua que heredé y quise unir la historia de los pueblos cuando mi familia salió al exilio no en 1492, sino en 1939 por la guerra civil. Una familia milenaria bajo la sombra de los exilios.

Como ciclo que se cierra hoy, en la tierra mexicana, es un acto conciliatorio recibir esta condecoración. Sólo me queda repetir un poema anónimo de los sefardíes en el destierro, en la que he llamado lengua florida:

A ti lingua santa,

a ti te adoro,

más que toda plata,

más que todo oro.

Tú sos la más linda

de todo lenguaje,

a ti dan las ciencias

todo el avantage.

Con ti nos rogamos

al Dio de la altura,

Padrón del universo

y de la natura.

Si mi pueblo santo

él fue captivado

con ti mi querida

él fue consolado.

Palabras de Carmen Tagüeña Parga

Muy buenas noches a todos.

Es para mi un alto honor recibir esta distinción otorgada por el Estado Español que acepto con mucho agradecimiento aún reconociendo, que seguramente hay muchas personas más merecedoras de la misma.

De acuerdo a la amable carta del Sr. Embajador la recibo en “atención a los méritos y circunstancias que concurren en mi persona”.

En ese orden de ideas, si reviso mi vida me han guiado el amor a mi familia y amigos y dos sentimientos muy dominantes. Un enorme amor y agradecimiento a México y un no menor amor apasionado y nostálgico por España, la patria de mis padres y que no pude tener. Por cierto, que antes de conocerla por vez primera al cruzar la frontera desde Francia, no pude dormir de la emoción.

Desde que pisé la facultad de Ciencias de la UNAM descubrí este país y he dedicado mi vida profesional, todos mis esfuerzos, a distintos aspectos siempre relacionados con la educación y la cultura, que ha sido mi tributo personal a México, la patria de adopción. Soy una “mexicana del Norte”, en honor a mi lugar de nacimiento, y como tal he trabajado con mucho empeño.

Me acerqué al Ateneo por amor a mis padres y a España y he sido muy recompensada en presidirlo ahora que estamos viviendo una nueva etapa en la que contamos con el apoyo de la Embajada, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y, en general, del Gobierno Español.

Tenemos una sede digna, por primera vez nuestros acervos están totalmente catalogados y se han establecido muchas relaciones institucionales que han permitido plantear nuevos proyectos. El Ateneo ha sido y es un centro de encuentro, comunicación, preservación y difusión del legado del exilio español en México.

Además, la enorme importancia del Ateneo se basa en el gran repositorio de registros históricos, logrados por el esfuerzo de muchas mesas directivas que nos precedieron, por sus socios y donadores, que son en un acervo imprescindible y único para que los investigadores de diversas latitudes puedan explorar, comprender y dar a conocer la compleja historia de los republicanos españoles en el tránsito de la derrota al éxodo y su desarrollo ulterior.

El Ateneo, es la memoria histórica del Exilio y no es solamente una mirada al pasado, es una mirada al futuro para las nuevas generaciones de españoles a los que permite vislumbrar una parte de la historia de España que no aprendieron en las aulas, no solamente en su un lado trágico que es imprescindible conocer para no repetir lo sucedido, sino en todos los demás aspectos luminosos, sobre todo los relacionados con el desarrollo de la cultura, de los que pueden sentirse orgullosos.

Dado que las migraciones, los exilios y la violación de derechos humanos sigue siendo una constante del mundo en el que vivimos para los jóvenes españoles y mexicanos los acervos del Ateneo pueden servir de referencia y punto de partida para las investigaciones y toma de conciencia para enfrentar los problemas actuales.

Por último quisiera felicitar a mis compañeros condecorados y agradecer de una manera muy especial el apoyo generoso y solidario de la Embajada de España en México, a sus funcionarios, y muy especialmente al Señor embajador. A mi familia y amigos algunos de ellos de la Mesa Directiva del Ateneo gracias por acompañarme y ayudarme durante tantos años y a todos por estar hoy conmigo una vez más. Muchas gracias.

Condecora España a Angelina Muñiz-Huberman y a Carmen Tagüeña Parga

CONDECORA ESPAÑA A ANGELINA MUÑIZ-HUBERMAN

La escritora Angelina Muñiz-Huberman fue reconocida con la Orden de Isabel la Católica en grado de encomienda, por el embajador de España en México, Manuel Alabart.

Carmen Tagueña Parga, presidenta del Ateneo Español, Aurelio González Pérez, profesor e investigador de El Colegio de México, y Tomás Pérez Vejo, docente de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), también recibieron la condecoración en el domicilio del representante diplomático, se informó en un comunicado.

Cierre de ciclo

Muñiz-Huberman se preguntó: ¿Por qué a alguien descendiente de los sefardíes expulsados por esta reina se le otorga su medalla? Y matizó que esta entrega, “como ciclo que se cierra hoy, en la tierra mexicana, es un acto conciliatorio recibir esta condecoración.

A lo largo de mis libros y de mis clases he procurado mantener un equilibrio entre mis antecedentes sefardíes, el exilio de la Guerra Civil española y mi vida entera en México desde la infancia (…) Ahora, otro acto de equilibrio es recibir esta honrosa condecoración, explicó Angelina Muñiz-Huberman, profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), nacida en Francia y naturalizada mexicana.

El reconocimiento, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, se entrega a la esfuerzos realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la nación española con el resto de la comunidad internacional.

ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA, ENCOMIENDA

(5 marzo 2012)

Angelina Muñiz-Huberman

Es un honor recibir la Orden de Isabel de Castilla en grado de encomienda. Me pregunto por qué la recibo. A lo largo de mis libros y de mis clases he procurado mantener un equilibrio entre mis antecedentes sefardíes, el exilio de la guerra civil española y mi vida entera en México desde la infancia. Equilibrio difícil, pero que supe mantener. Ahora, otro acto de equilibrio es recibir esta honrosa condecoración.

Me vuelvo a preguntar, ¿por qué a alguien descendiente de los sefardíes expulsados por esta reina se le otorga su medalla? Y recuerdo la historia de Sefarad en la Edad Media con su esmerada cultura judía y el amor por la lengua española. Los poetas, los filósofos, los médicos, los astrónomos, los traductores, todos ellos se elevaron a un punto cimero difícil de igualar. Recuerdo también el dolor de la expulsión o de la doble vida de aquellos pensadores que tuvieron que desarrollarse fuera de su querida patria y que enriquecieron la cultura de otros países: Juan Luis Vives, Antonio Enríquez Gómez, Baruj Spinoza, León Hebreo. Porque para los sefardíes, luego de catorce siglos de permanencia en ella, España fue y siguió siendo su verdadera tierra. Prueba de ello es haber conservado hasta nuestros días la lengua de 1492, en la que Fernando de Rojas, converso, escribió La Celestina o tragicomedia de Calixto y Melibea.

La lengua que se multiplicó en jarchas, romances, canciones, refranes, cantos de boda, cantos de muerte, tratados de ética y, según avanzaba el tiempo, novelas, obras de teatro, enciclopedias y todo género literario.

Así, la lengua se convirtió en otra patria, ideal, cadenciosa, sin maldades ni persecuciones. Lengua que heredé y quise unir la historia de los pueblos cuando mi familia salió al exilio no en 1492, sino en 1939 por la guerra civil. Una familia milenaria bajo la sombra de los exilios.

Como ciclo que se cierra hoy, en la tierra mexicana, es un acto conciliatorio recibir esta condecoración. Sólo me queda repetir un poema anónimo de los sefardíes en el destierro, en la que he llamado lengua florida:

A ti lingua santa,

a ti te adoro,

más que toda plata,

más que todo oro.

Tú sos la más linda

de todo lenguaje,

a ti dan las ciencias

todo el avantage.

Con ti nos rogamos

al Dio de la altura,

Padrón del universo

y de la natura.

Si mi pueblo santo

él fue captivado

con ti mi querida

él fue consolado.


Palabras de Carmen Tagüeña Parga

Muy buenas noches a todos.

Es para mi un alto honor recibir esta distinción otorgada por el Estado Español que acepto con mucho agradecimiento aún reconociendo, que seguramente hay muchas personas más merecedoras de la misma.

De acuerdo a la amable carta del Sr. Embajador la recibo en “atención a los méritos y circunstancias que concurren en mi persona”.

En ese orden de ideas, si reviso mi vida me han guiado el amor a mi familia y amigos y dos sentimientos muy dominantes. Un enorme amor y agradecimiento a México y un no menor amor apasionado y nostálgico por España, la patria de mis padres y que no pude tener. Por cierto, que antes de conocerla por vez primera al cruzar la frontera desde Francia, no pude dormir de la emoción.

Desde que pisé la facultad de Ciencias de la UNAM descubrí este país y he dedicado mi vida profesional, todos mis esfuerzos, a distintos aspectos siempre relacionados con la educación y la cultura, que ha sido mi tributo personal a México, la patria de adopción. Soy una “mexicana del Norte”, en honor a mi lugar de nacimiento, y como tal he trabajado con mucho empeño.

Me acerqué al Ateneo por amor a mis padres y a España y he sido muy recompensada en presidirlo ahora que estamos viviendo una nueva etapa en la que contamos con el apoyo de la Embajada, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y, en general, del Gobierno Español.

Tenemos una sede digna, por primera vez nuestros acervos están totalmente catalogados y se han establecido muchas relaciones institucionales que han permitido plantear nuevos proyectos. El Ateneo ha sido y es un centro de encuentro, comunicación, preservación y difusión del legado del exilio español en México.

Además, la enorme importancia del Ateneo se basa en el gran repositorio de registros históricos, logrados por el esfuerzo de muchas mesas directivas que nos precedieron, por sus socios y donadores, que son en un acervo imprescindible y único para que los investigadores de diversas latitudes puedan explorar, comprender y dar a conocer la compleja historia de los republicanos españoles en el tránsito de la derrota al éxodo y su desarrollo ulterior.

El Ateneo, es la memoria histórica del Exilio y no es solamente una mirada al pasado, es una mirada al futuro para las nuevas generaciones de españoles a los que permite vislumbrar una parte de la historia de España que no aprendieron en las aulas, no solamente en su un lado trágico que es imprescindible conocer para no repetir lo sucedido, sino en todos los demás aspectos luminosos, sobre todo los relacionados con el desarrollo de la cultura, de los que pueden sentirse orgullosos.

Dado que las migraciones, los exilios y la violación de derechos humanos sigue siendo una constante del mundo en el que vivimos para los jóvenes españoles y mexicanos los acervos del Ateneo pueden servir de referencia y punto de partida para las investigaciones y toma de conciencia para enfrentar los problemas actuales.

Por último quisiera felicitar a mis compañeros condecorados y agradecer de una manera muy especial el apoyo generoso y solidario de la Embajada de España en México, a sus funcionarios, y muy especialmente al Señor embajador. A mi familia y amigos algunos de ellos de la Mesa Directiva del Ateneo gracias por acompañarme y ayudarme durante tantos años y a todos por estar hoy conmigo una vez más. Muchas gracias.

Boletín de Marzo

Andalucía declara 14 enclaves representativos de la represión franquista

Los espacios, en las ocho provincias, incluyen fosas comunes, cementerios, cárceles, antiguas trincheras, refugios antiaéreos y campos de concentración

El Consejo de Gobierno andaluz aprobó este martes la declaración de 14 Lugares de Memoria Histórica en las ocho provincias andaluzas, de acuerdo con el decreto de agosto de 2011 que instaura esta figura para recordar los principales emplazamientos de la represión franquista y homenajear a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

Estos enclaves son el monumento a los asesinados en el Campo de Concentración de Mauthausen y la antigua cárcel del Ingenio, en Almería; el Castillo de San Sebastián, en Cádiz; la fosa común del Cortijo El Marrufo, en Jerez de la Frontera (Cádiz); los Muros de la Memoria en los cementerios de la Salud y de San Rafael, en Córdoba; las tapias del cementerio de Granada y la carretera entre los municipios granadinos de Víznar y Alfacar; la fosa común del cementerio de Nerva (Huelva); el refugio antiaéreo de Jaén y los vestigios de la Batalla de Lopera en este municipio jiennense; la carretera Málaga-Almería y el cementerio de San Rafael de Málaga, y las antiguas cárcel de la Ranilla y Comisaría de Investigación y Vigilancia de la calle Jesús del Gran Poder, en Sevilla.

Los 14 nuevos Lugares de Memoria Histórica se suman a los dos primeros que fueron declarados en diciembre de 2011: la Casa de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla) y el lugar de su fusilamiento en el kilómetro 4 de la antigua Carretera de Carmona, en el término municipal hispalense.

De acuerdo con el decreto regulador de esta figura, la consideración de un emplazamiento como Lugar de Memoria Histórica obliga a la administración pública titular a garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio. Cuando la propiedad sea privada, la Junta fomentará la firma de acuerdos con las personas y entidades titulares.

La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre el lugar, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.

El inicio del procedimiento de declaración es competencia del Comisariado para la Recuperación de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia. Este proceso se prolonga durante un periodo total de seis meses desde su inicio hasta su resolución y aprobación por el Consejo de Gobierno.

Los Lugares de Memoria Histórica se inscriben en un catálogo específico de carácter público que contiene la documentación de cada emplazamiento y la adicional que se pueda generar y sea de utilidad para estudios e investigaciones.

Todo este proceso cuenta con el apoyo de un grupo de seis expertos, designados entre profesionales e investigadores de reconocido prestigio a propuesta del Comisariado (tres), el Consejo Andaluz de Universidades (dos) y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (uno).

Dos supervivientes españoles de Mauthausen: “Hay que localizar a los desaparecidos en conflictos”

Dos supervivientes españoles del campo de concentración de Mauthausen consideran necesaria la localización de desaparecidos y fallecidos en conflictos bélicos para “cerrar heridas” y, aunque han tratado de “olvidar” para retomar sus vidas, piden que estos episodios atroces no mueran en la memoria de la sociedad. Solo así las familias podrán “descansar”.

 

Es la opinión de dos alicantinos, Antonio Ballesta, de 101 años, y Francisco Aura, de 94, quienes han dado su testimonio de vida y horror en el documental Estación de peaje, elaborado por la Fundación General de la Universidad de Alicante, bajo la dirección histórica del catedrático Josep Miquel Santacreu.

Ballesta ha comentado, entre fotografía y fotografía, algunos aspectos de aquel horror, como la falta de alimentos: “Los mendrugos de pan que ellos (los nazis)

tiraban, para nosotros eran un banquete”, ha rememorado.

Aunque intenta decir más cosas de las que su salud le deja, recuerda que perdió a Raúl, su mejor amigo, mientras su hermana, con la que vive, relata que “Antonio subía aquella escalera famosa de Mauthausen casi desnudo y cargando sobre su espalda ladrillos”.

Mientras habla, de forma pausada y áspera, enseña las cartas que enviaba a su familia y algunos carnés identificativos de aquellos años “cuando yo tenía el pelo negro”, dice entre risas. “Yo pensaba que las cartas las tiraban al retrete, pero llegaron”, afirma aún sorprendido.

Sobrevivir al horror nazi

El documental, cuyo título responde a la traducción en español de Mauthausen, plasma con entrevistas e imágenes “la supervivencia” de estos dos antiguos combatientes del Ejército republicano que, tras huir a Francia finalizado el conflicto bélico español, fueron apresados por las tropas nazis.

En declaraciones, Santacreu ha explicado que, a pesar de que más de 500 valencianos estuvieron presos en Mauthausen (de los que alrededor de 200 lograron sobrevivir), “muy pocos de estos últimos han querido rememorar ante una cámara lo que padecieron”.

La mayoría de los supervivientes “aún tiene miedo de narrar lo ocurrido”, pero Ballesta y Aura son “partidarios de hablar, pues para ellos supone una liberación”.

Ambos presentan problemas de salud, pero “tienen lucidez mental”, lo que les permite “recordar y comentar”. “Son dos supervivientes natos”, ha añadido el catedrático.

“Mientras los entrevistaba me preguntaba constantemente cómo pueden pasar esas cosas, cómo el ser humano puede llegar a esos niveles de degradar al prójimo, pero también de cómo una persona es capaz de sobrevivir”, señala Santacreu.

Viaje a Mauthausen

Además del testimonio de estos dos alicantinos, que permanecieron en Mauthausen entre 1941 y 1945, los realizadores viajaron hasta el campo de concentración para rodar imágenes y entrevistaron a jóvenes alemanes, italianos y españoles que visitan con sus colegios estas históricas instalaciones del horror.

A pesar de que ambos combatieron con el ejército republicano y sufrieron las condiciones de Mauthausen, Ballesta y Aura no se conocen.

Salieron de España por lugares distintos y los franceses los recogieron en campos de exiliados. Sin embargo, al cabo de un tiempo les comunicaron que no podían seguir allí, que “si querían podían enrolarse en la Legión francesa, formar parte de los batallones de trabajadores de la línea Maginot (fortificación defensiva gala en la frontera con Alemania) o buscar trabajo”.

Ballesta, que decidió por lo segundo, fue apresado por los alemanes cuando estos invadieron Francia.

En el campo de concentración, vio “caer a muchos”, sufrió severos castigos, algunos “por el simple hecho de no saber decir bien su número en alemán”, y siempre intentó situarse en medio de los pelotones de trabajo para evitar los golpes de los alemanes.

Las familias de estos dos alicantinos guardan la correspondencia que estos les remitían desde Mauthausen, lo que les permitía conocer que aún seguían vivos y dónde estaban.

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!

Pablo Neruda

Para la libertad

Miguel Hernández

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.


Andalucía declara 14 enclaves representativos de la represión franquista

 

Los espacios, en las ocho provincias, incluyen fosas comunes, cementerios, cárceles, antiguas trincheras, refugios antiaéreos y campos de concentración

El Consejo de Gobierno andaluz aprobó este martes la declaración de 14 Lugares de Memoria Histórica en las ocho provincias andaluzas, de acuerdo con el decreto de agosto de 2011 que instaura esta figura para recordar los principales emplazamientos de la represión franquista y homenajear a las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura.

Estos enclaves son el monumento a los asesinados en el Campo de Concentración de Mauthausen y la antigua cárcel del Ingenio, en Almería; el Castillo de San Sebastián, en Cádiz; la fosa común del Cortijo El Marrufo, en Jerez de la Frontera (Cádiz); los Muros de la Memoria en los cementerios de la Salud y de San Rafael, en Córdoba; las tapias del cementerio de Granada y la carretera entre los municipios granadinos de Víznar y Alfacar; la fosa común del cementerio de Nerva (Huelva); el refugio antiaéreo de Jaén y los vestigios de la Batalla de Lopera en este municipio jiennense; la carretera Málaga-Almería y el cementerio de San Rafael de Málaga, y las antiguas cárcel de la Ranilla y Comisaría de Investigación y Vigilancia de la calle Jesús del Gran Poder, en Sevilla.

Los 14 nuevos Lugares de Memoria Histórica se suman a los dos primeros que fueron declarados en diciembre de 2011: la Casa de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla) y el lugar de su fusilamiento en el kilómetro 4 de la antigua Carretera de Carmona, en el término municipal hispalense.

De acuerdo con el decreto regulador de esta figura, la consideración de un emplazamiento como Lugar de Memoria Histórica obliga a la administración pública titular a garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio. Cuando la propiedad sea privada, la Junta fomentará la firma de acuerdos con las personas y entidades titulares.

La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre el lugar, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.

El inicio del procedimiento de declaración es competencia del Comisariado para la Recuperación de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia. Este proceso se prolonga durante un periodo total de seis meses desde su inicio hasta su resolución y aprobación por el Consejo de Gobierno.

Los Lugares de Memoria Histórica se inscriben en un catálogo específico de carácter público que contiene la documentación de cada emplazamiento y la adicional que se pueda generar y sea de utilidad para estudios e investigaciones.

Todo este proceso cuenta con el apoyo de un grupo de seis expertos, designados entre profesionales e investigadores de reconocido prestigio a propuesta del Comisariado (tres), el Consejo Andaluz de Universidades (dos) y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (uno).

Dos supervivientes españoles de Mauthausen: “Hay que localizar a los desaparecidos en conflictos”

Dos supervivientes españoles del campo de concentración de Mauthausen consideran necesaria la localización de desaparecidos y fallecidos en conflictos bélicos para “cerrar heridas” y, aunque han tratado de “olvidar” para retomar sus vidas, piden que estos episodios atroces no mueran en la memoria de la sociedad. Solo así las familias podrán “descansar”.

 

Es la opinión de dos alicantinos, Antonio Ballesta, de 101 años, y Francisco Aura, de 94, quienes han dado su testimonio de vida y horror en el documental Estación de peaje, elaborado por la Fundación General de la Universidad de Alicante, bajo la dirección histórica del catedrático Josep Miquel Santacreu.

Ballesta ha comentado, entre fotografía y fotografía, algunos aspectos de aquel horror, como la falta de alimentos: “Los mendrugos de pan que ellos (los nazis)

tiraban, para nosotros eran un banquete”, ha rememorado.

Aunque intenta decir más cosas de las que su salud le deja, recuerda que perdió a Raúl, su mejor amigo, mientras su hermana, con la que vive, relata que “Antonio subía aquella escalera famosa de Mauthausen casi desnudo y cargando sobre su espalda ladrillos”.

Mientras habla, de forma pausada y áspera, enseña las cartas que enviaba a su familia y algunos carnés identificativos de aquellos años “cuando yo tenía el pelo negro”, dice entre risas. “Yo pensaba que las cartas las tiraban al retrete, pero llegaron”, afirma aún sorprendido.

Sobrevivir al horror nazi

El documental, cuyo título responde a la traducción en español de Mauthausen, plasma con entrevistas e imágenes “la supervivencia” de estos dos antiguos combatientes del Ejército republicano que, tras huir a Francia finalizado el conflicto bélico español, fueron apresados por las tropas nazis.

En declaraciones, Santacreu ha explicado que, a pesar de que más de 500 valencianos estuvieron presos en Mauthausen (de los que alrededor de 200 lograron sobrevivir), “muy pocos de estos últimos han querido rememorar ante una cámara lo que padecieron”.

La mayoría de los supervivientes “aún tiene miedo de narrar lo ocurrido”, pero Ballesta y Aura son “partidarios de hablar, pues para ellos supone una liberación”.

Ambos presentan problemas de salud, pero “tienen lucidez mental”, lo que les permite “recordar y comentar”. “Son dos supervivientes natos”, ha añadido el catedrático.

“Mientras los entrevistaba me preguntaba constantemente cómo pueden pasar esas cosas, cómo el ser humano puede llegar a esos niveles de degradar al prójimo, pero también de cómo una persona es capaz de sobrevivir”, señala Santacreu.

Viaje a Mauthausen

Además del testimonio de estos dos alicantinos, que permanecieron en Mauthausen entre 1941 y 1945, los realizadores viajaron hasta el campo de concentración para rodar imágenes y entrevistaron a jóvenes alemanes, italianos y españoles que visitan con sus colegios estas históricas instalaciones del horror.

A pesar de que ambos combatieron con el ejército republicano y sufrieron las condiciones de Mauthausen, Ballesta y Aura no se conocen.

Salieron de España por lugares distintos y los franceses los recogieron en campos de exiliados. Sin embargo, al cabo de un tiempo les comunicaron que no podían seguir allí, que “si querían podían enrolarse en la Legión francesa, formar parte de los batallones de trabajadores de la línea Maginot (fortificación defensiva gala en la frontera con Alemania) o buscar trabajo”.

Ballesta, que decidió por lo segundo, fue apresado por los alemanes cuando estos invadieron Francia.

En el campo de concentración, vio “caer a muchos”, sufrió severos castigos, algunos “por el simple hecho de no saber decir bien su número en alemán”, y siempre intentó situarse en medio de los pelotones de trabajo para evitar los golpes de los alemanes.

Las familias de estos dos alicantinos guardan la correspondencia que estos les remitían desde Mauthausen, lo que les permitía conocer que aún seguían vivos y dónde estaban.

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!

Pablo Neruda

Para la libertad

Miguel Hernández

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.

Boletín de enero 2012

Pablo Neruda, el Winnipeg y los republicanos españoles

Por: Julio Feo

El director de cine Dominique Gautier y el profesor de la universidad de Pau, Jean Ortiz son los autores del documental “La travesía solidaria” que cuenta la epopeya del Winnipeg. Un barco carguero, el Winnipeg, fue fletado en 1939 por el poeta chileno Pablo Neruda, entonces cónsul de Chile en París que condujo a 2.500 republicanos españoles, desde el puerto de Pauillac, cerca de Burdeos hasta el puerto chileno de Valparaiso. La película difundida por la televisión francesa se ha estrenado en Pauillac, y será proyectada el 12 de enero en el Festival de cine político, social y derechos humanos de Valparaiso en Chile. En el verano de 1939, las tropas de Franco han entrado ya en Barcelona, la retirada hacia Francia de los republicanos españoles armas en mano ha empezado, a su llegada decenas de miles de hombres, mujeres y niños son detenidos y hacinados en campos de concentración en el sur de Francia. Varios países latinoamericanos se ofrecen para acoger a esos refugiados, entre ellos México y Chile. El gobierno chileno del presidente Aguirre Cerda encarga a Pablo Neruda el traslado a Chile de más de dos mil refugiados, miembros de organizaciones políticas republicanas, socialistas, comunistas, anarquistas o trotskistas. La compañía marítima comunista “France Navegation” que había participado activamente en el apoyo logístico al campo republicano, rompiendo el embargo en vigor en Francia, con envío de armas, municiones y con el transporte de las brigadas internacionales, organiza el viaje del Winnipeg. Se trata de un viejo carguero que es habilitado para trasladar a Chile un total de dos mil quinientos refugiados. Considerados indeseables por las autoridades francesas que los han encerrado en campos de concentración, los “rojos” españoles se embarcan con destino a Chile. El Winnipeg sale de Pauillac, puerto cercano a Burdeos, el 4 de agosto de 1939, con destino a Valparaiso en Chile, a donde llega el 2 de septiembre. Si una parte de la opinión en Chile acoge solidariamente a los refugiados españoles, la derecha chilena se insurge contra la llegada de esos emigrantes. A través de los emocionantes testimonios de algunos supervivientes de esa travesía y con el análisis de historiadores y especialistas, el documental relata esa epopeya desde un punto de vista muy contemporáneo, al mostrar como a lo largo de la historia se repiten las mismas actitudes con respecto al emigrante y al extranjero, considerados como un peligro por los sectores mas retrógrados de la sociedad. “Es una historia de hoy, de solidaridad internacionalista, de esperanza -afirma Jean Ortiz- Hemos hecho el documental con una lectura actual, para mostrar que los inmigrantes no son una amenaza, son un valor añadido, enriquecen el país, contribuyen al mestizaje, y le dan su aporte cultural, lingüístico y económico. En Francia hay toda una campaña para decir que los inmigrantes son un peligro. Es terrible. Nosotros queremos mostrar como ese barco solidaridad, ese barco utopia es útil para hoy”. “La travesía solidaria” muestra también el caso específico de los refugiados españoles que se instalaron en Chile y como años mas tarde con la llegada al poder de la dictadura en 1973, sus familias padecieron un doble exilio o exilio circular. “Los países latinoamericanos como Chile, Argentina o Uruguay, que habían acogido a los exiliados de la guerra civil española, se convirtieron a su vez en sus perseguidores durante las dictaduras militares de la década de los setenta”. Explica Isabel Pinter, universitaria chilena entrevistada por los autores del documental.

Un programa de actos recordará el bombardeo de Eibar hace 75 años

Pánico, miedo y confusión. La vida de los eibarreses cambió de manera repentina aquel 25 de abril de 1937. El próximo año se cumplirán 75 años desde que los Flechas Negras italianos bombardearan y sacudieran Eibar. Unos hechos que se repetían en numerosas localidades vascas como Elorrio o anteriormente en Otxandio. Coincidiendo con ese aniversario, el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado una moción presentada por el PNV en la que se aprueba elaborar un programa de actos para conmemorar el 75 aniversario de la batalla, bombardeo y destrucción de Eibar a través de un proceso de participación ciudadana. Según, el PNV, «los hechos históricos de 1937 tuvieron incidencia en el desarrollo de la guerra y en el futuro de la ciudad por lo que esta iniciativa trata de ponerlos en valor con el máximo respeto hacia todas las personas». La iniciativa responde al doble reto de activar propuestas que proyecten al exterior la imagen de la ciudad y consoliden también el proyecto de memoria histórica que convierta a Eibar en destino referente. Por otro lado, también se trata de recuperar y poner en valor unos hechos históricos que se prolongaron más allá de la Guerra Civil, que desencadenaron diversas circunstancias encadenadas. «Entre ellas estaban que durante meses se abrió un frente activo de combate en los alrededores de Eibar (en las laderas de Kalamua, Ixua, Akondia ) que opuso seria resistencia al avance del bando nacional. Después vino el posterior bombardeo y destrucción tras un incendio de la ciudad, lo que transformó y condicionó, por último, el futuro de Eibar en aspectos sociales, económicos e incluso en su trama urbana, tras la declaración de Eibar como ‘zona devastada’ y posterior reconstrucción». En esta dirección, desde el PNV se indica también que «en un contexto de crisis económica y donde el Ayuntamiento ya está anticipando una drástica reducción de los ingresos se propone esta iniciativa que supone un beneficio para Eibar, con una inversión económica moderada pero muy rentable buscando la proyección de imagen al exterior. La participación ciudadana, la energía y creatividad de los eibarreses y las eibarresas puede resultar clave para diseñar un programa de actos que debe captar en 2012 el foco de atención de medios de comunicación, visitantes.». Toda la programación se desea poner en marcha en un proceso de participación ciudadana que recoja las propuestas de colectivos y personas que tienen algo que aportar o que llevan mucho tiempo trabajando por recuperar nuestra memoria histórica. «Creemos que de alguna manera ellos también merecen un homenaje en el marco de esta conmemoración. Los hechos y circunstancias que vivió a lo largo de aquel periodo nuestra localidad son parte de nuestro patrimonio y legado que hay que poner en valor», según la moción del PNV. Esta iniciativa se encuadra, también, en el proyecto de memoria histórica (propuesto en 2007 por PNV) en fase de desarrollo que busca poner en valor el patrimonio histórico eibarrés, «recuperando un legado inmaterial que debe ser difundido y proponerse como objeto de estudio para situar a Eibar en el mapa y atraer visitas de forma continuada en el tiempo». Tras la destrucción de Eibar y sus fábricas, sobre todo en la zona del casco antiguo alrededores de la iglesia de San Andrés, Eibar fue declarada ‘Región Devastada’, lo que permitió su reconstrucción.

Un pensamiento en recuerdo de don Carlos

Sé que algún día todos vamos a morir, pero para mí es muy difícil saber que don Carlos se nos adelantó. Él para mí fue un jefe de corazón noble y muy humano, aprendí muchas cosas durante su mandato y siempre tenía un gesto amable aún cuando me corregía los puntos y comas de los escritos. Recuerdo que cuando sabía que iba a ser postulado para Presidencia del Ateneo me llamó y me dijo: cuento con usted en caso de ser elegido. Dije desde luego que sí. A partir de ese momento teníamos comunicación todos los días. Él llegaba al Ateneo siempre muy elegante con ese portafolio que cargaba. En momentos difíciles como cuando mi madre murió, él estuvo acompañándome en el velatorio. Lo conocieron mis hermanos y le agradezco la compañía. Por eso, al saber que llegarían sus cenizas, yo no sabía cómo iba a reaccionar porque días anteriores por dentro tenía una sensación de tristeza, sentía que si yo entraba al lugar donde se colocaría la urna me soltaría a llorar. Poco antes que llegara, entré a la oficina donde estaba Carmen Tagüeña y le pregunté ¿te puedo dar un abrazo? y rompí en llanto. Carmen me dijo desahógate y eso hice. Me sentí más tranquila en ese momento. Siempre recordaré a don Carlos y doy gracias a la vida por haberlo conocido ya que me dejó buenas enseñanzas que siempre recordaré, como de todas las personas que he conocido en esta institución y gracias siempre diré.

 Ma. Teresa Trejo

Mexicana por nacimiento y fundida de corazón con el exilio republicano español.

 

Muere Wislawa Szymborska

 

Wislawa Szymborska, un verdadero mito en Polonia, nació el 2 de julio de 1923 en Bnin (Kórnik), cerca de Poznan, pero la mayor parte de su vida transcurrió en Cracovia. Allí pasó sus últimos años, recluida en un piso sin lujo alguno y con aires de vivienda de protección oficial pero en el que nunca faltaban ni los bombones ni el brandy. En él recibía a sus amigos, a sus traductores y a periodistas a los que preguntaba ella para evitar tener que ponerse demasiado seria. A partir de esa fecha —y en títulos como El gran número, Fin y principio, Instante o Aquí, el último que publicó, de 2009— su voz cambió poco. En los últimos años, además, autorizó la traducción de las agudas y desternillantes notas de lecturas que publicó durante 30 años en la prensa polaca. Ella, que siempre dudaba de todo y cuya expresión favorita era “no sé”, nunca las consideró “prosa seria”. Y eso que respondían a un viejo aviso suyo: “Solo las preguntas un poco ingenuas son verdaderamente profundas”.

Las cartas de los difuntos

Leemos las cartas de los difuntos como impotentes dioses,
pero dioses a fin de cuentas porque conocemos las fechas
posteriores.
Sabemos qué dinero no ha sido devuelto.
Con quién se casaron rápidamente las viudas.
Pobres difuntos, inocentes difuntos,
engañados, falibles, ineptamente precavidos.
Vemos los gestos y las señas que hacen a sus espaldas.
Cazamos con el oído el rumor de los testamentos rotos.
Están sentados frente a nosotros, ridículos, como en panecillos
con mantequilla,
o se echan a correr tras los sombreros que vuelan de sus cabezas.
Su mal gusto, Napoleón, el vapor y la electricidad,
sus mortales curas para enfermedades curables,
el insensato Apocalipsis según San Juan,
el falso paraíso en la tierra según Juan Jacobo…
Observamos en silencio sus peones en el tablero,
sólo que tres casillas más allá.
Todo lo previsto por ellos salió de una manera totalmente
diferente,
o un poco diferente, es decir, también totalmente diferente.
Los más diligentes nos miran ingenuamente a los ojos,
porque hacían cuenta de que encontrarían en ellos la perfección.

Wislawa Szymborska

 

Homenaje póstumo al Dr. Carlos Vélez en el Ateneo Español de México

El martes 24 de enero, con motivo de la muerte del Dr. Carlos Vélez Ocón, el Ateneo Español de México abrió sus puertas para que amigos le dieran el pésame a la familia de quien fue presidente emérito del Ateneo y presidente del PSOE en México. Conformé se abrieron las puertas, el lugar se llenó de personas cercanas y que admiraron su labor. Se dieron algunos discursos sobre su persona y se firmó un libro para que la familia tuviera el recuerdo cariñoso de las personas que asistieron al evento. Así, le dijeron adiós al ilustre Dr. Carlos Vélez Ocón.


Fallece el presidente emérito del Ateneo Español de México, Carlos Velez

Queridos amigos:

seguramente se enteraron del fallecimiento de Carlos Vélez, nuestro presidente emérito. Es una noticia tristísima y solo nos consuela el pensar con mucho cariño que disfrutamos de su amistad y bondad. Fue un hombre bueno y dada su situación médica lo que sucedió fue, aunque sea difícil de aceptar, lo más compasivo. También eso deberá de consolarnos.
Hemos ofrecido las instalaciones del Ateneo para que su familia pueda recibir el duelo de todos sus amigos. Los invitamos a acompañarnos. Eso sucederá el martes 24 de enero. Estamos en espera de que nos avisen y los mantendremos informados. Les envío como siempre un saludo con mucho afecto.

Carmen Tagüeña Parga

Presidenta del Ateneo Español de México

Nota en La Jornada sobre homenaje a Elvira Gascón

Rinden homenaje a Elvira Gascón, una de las pocas artistas del exilio

El Ateneo Español de México presenta exposición con 378 trabajos de la pintora

El espíritu de su obra se centró en tres temas: el erotismo, la religión y la estética helénica.

La muestra sólo incluye retratos de hombres, reprocha Angelina Muñiz-Huberman

Carlos Paul

Periódico La Jornada

Sábado 14 de enero de 2012, p. 5

Rendir homenaje a las mujeres antifranquistas y reivindicar su papel dentro de la memoria histórica republicana fue la temática de la mesa redonda desarrollada alrededor de la estética de Elvira Gascón, el pasado jueves, en el contexto de la exposición Pequeños retratos/ grandes personajes, que reúne obras de la artista. La muestra, que se presenta en la sede del Ateneo Español de México y el Centro de Estudios de Migración y Exilios de la UNED, reúne la vasta producción retratística de Gascón, alrededor de 378 trabajos, cuyos protagonistas fueron los intelectuales, escritores, filósofos, músicos y humanistas más importantes de su época y del exilio. Durante el exilio español, en 1939, la pintora republicana arribó a México, donde adquirió relevancia. Elvira Gascón realizó pinturas murales y al óleo, esmaltes, grabados, carteles, folletos y programas; ilustró artículos en periódicos y más de 210 libros de reconocidos escritores publicados por el Fondo de Cultura Económica. De acuerdo con la crítica de arte Angustias Freijo, el dibujo con referencias historicistas fue lo que más desarrolló Elvira Gascón.

 Rareza y poética

 La exposición Pequeños retratos/grandes personajes reúne obras creadas con diferentes técnicas de dibujo, como la línea, la tinta sobre papel, la aguada y el esgrafiado, que Elvira Gascón utilizó para retratar a Ramón del Valle Inclán, Benito Pérez Galdós, Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, León Felipe, Max Aub, Luis Cernuda, Ramón Xirau, Pablo Casals y quien fue su esposo, el arquitecto Roberto Fernández Balbuena, también parte del exilio.

 Durante el debate, Guadalupe Fernández Gascón, hija de la pintora, leyó un texto de Angustias Freijo, en el que la crítica de arte recordó que Elvira Gascón tenía 28 años cuando llegó a México, como una de las pocas mujeres artistas del exilio español. Siempre dibujó muchísimo como parte de todos sus trabajos, como disciplina y como punto de partida de su estética; influida por las vanguardias y del México de la época. El espíritu de su obra se centró en tres temas claves: el erotismo, la religión y la estética helénica.

 Elvira Gascón (1911-2000) Foto de Luis Miguel Vargas Contreras

 Retrato de Federico García Lorca hecho por Elvira Gascón incluido en la exposición de la artista española que se presenta en la sede del Ateneo Español. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

Retrato de Benito Pérez Galdós hecho por Elvira Gascón. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

 

Retrato de Ramón del Valle Inclán hecho por Elvira Gascón. Foto Luis Miguel Vargas Contreras

El investigador Mauricio Ramírez, en amplia ponencia sobre la vida y la obra de la pintora, destacó el trabajo muralístico que Gascón realizó en el templo de San Francisco, en Zongolica, Veracruz. Por su parte, el poeta y editor José María Espinasa resaltó la rareza y la poética que caracterizan los dibujos y retratos realizados por Gascón a destacados escritores de su época. Tal es el don que tiene la pintora al dibujar los rostros, que sus retratos son una manera de empezar a leer esos autores. Luego de que el arquitecto Juan Ignacio del Cueto habló sobre la arquitectura española en el exilio, y destacó los murales realizados por la pintora en la iglesia de San Antonio de Padua, ubicada en San Cosme, la escritora y poeta Angelina Muñiz-Huberman subrayó, entre otros puntos, el trabajo que reúne Gascón en su libro 100 dibujos, publicado en 1972 por la editorial Siglo XXI, en el que –apuntó la narradora– “la simplicidad del dibujo, la compenetración con la leyenda y el misticismo se resumió en una de las facetas más puras del erotismo. Un erotismo pleno, vital, en la joie de vivre. Donde sagrado y profano son uno mismo. Donde el sentido del humor no se pierde”. Luego de llamar la atención de que en la muestra no se incluyó el retrato de ninguna mujer y recordar los extraordinarios dibujos de Sor Juana Inés de la Cruz realizados por Gascón, Muñiz-Huberman resaltó “el talento y la mano hábil de Elvira Gascón, siempre en el perpetuum mobile, siempre dispuesta al trazo que vuela”.

 La exposición Pequeños retratos/grandes personajes, se presenta en el Ateneo Español de México (Hamburgo 6, esquina Berlín, colonia Juárez).

Mesa redonda sobre la exposición de Elvira Gascón

Pequeños Retratos

Grandes Personajes

de

Elvira Gascón.

 

El Ateneo Español de México A.C. y el Centro de Estudios de Migraciones y Exilios de la UNED (CEME) invitan a la mesa redonda sobre Elvira Gascón que con motivo de la exposición: Pequeños Retratos/Grandes Personajes de la pintora tendrá lugar el jueves 12 de enero, a las 19:00 horas, en la calle de Hamburgo, 6, esq. Berlín, col. Juárez, y que fue posible gracias a la generosidad de su hija Guadalupe Fernández Gascón.

“Elvira Gascón (1911-2000) – al decir de Angustias Freijo, Directora de Freijo Fine Artfue una de las pocas mujeres que integraron la lista de los creadores plásticos del exilio español de 1939. Se tituló como profesora de dibujo en la Academia de Bellas Artes de Madrid. Durante su carrera recibió menciones honoríficas y premios en dibujo, anatomía, historia del arte y perspectiva, aspectos que trabajó durante su vida, creando un lenguaje basado en el dibujo y con referentes historicistas. La línea y estética del “retorno al orden” marcan el perfil que recorre el estilo de su trabajo. En México forjó un nombre importante como artista; realizó pinturas murales, obras al óleo, esmaltes, grabados, carteles, folletos, programas e ilustró más de 210 libros de grandes escritores. De la enorme producción retratista de Elvira Gascón se cuenta con alrededor de 378 retratos. Sus protagonistas fueron los intelectuales más importantes de la época y el exilio: escritores, filósofos, políticos, músicos y humanistas.”

            La exposición Pequeños Retratos/Grandes Personajes, con diversas técnicas como la línea, la tinta sobre papel, la aguada y el esgrafiado, nos acerca a personajes del mundo de las letras como Luis de Góngora y Argote, Juan Ruiz de Alarcón, Miguel de Cervantes Saavedra, Benito Pérez Galdós, Ramón María del Valle Inclán, Juan Ramón Jiménez, Ramón Gómez de la Serna, Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, León Felipe, Luis Cernuda, Max Aub, Ramón Xirau, Agustí Bartra, de la música como Isaac Albéniz, Rodolfo Halfter, Pablo Casals, de la historia como Américo Castro y Agustín Millares Carlo, de la filología y la lingüística como Amado Alonso,  de la edición como  Joaquín Díez–Canedo, de la pedagogía como Luis Santullano, de la política como  Pablo Iglesias, de la pintura como Roberto Fernández Balbuena o cristalógrafos como Luis Garrido. Esta exposición y por ende la mesa redonda, siguen la misma línea de la exposición anterior presentada en nuestra sede, Mujeres Republicanas, porque trata de rendir homenaje a las mujeres antifranquistas, de modo que “no queden eclipsadas por una Historia que se escribe en masculino”, es decir, se trata de “reivindicar su papel dentro de la memoria histórica republicana”, en palabras de Javi Larrauri, artista de la exposición mencionada.

          Tanto la exposición como la mesa redonda forman parte de las actividades del Coloquio Internacional Félix Candela, vida, obra y legado, organizado por Juan Ignacio del Cueto y que tuvo lugar el diciembre pasado, con la participación de connotados especialistas de la vida y la obra de Candela, de prestigiosas Universidades de México, España, Venezuela, Estados Unidos y Reino Unido, así como del proyecto elaborado por la galería de Arte y Proyectos, Freijo Fine Art, de Madrid, llamado El debate de Elvira  Gascón: el amor, la religión y la estética helénica cuya curadora es Angustias Freijo, autora asimismo de algunos textos usados en esta exposición.

            Participarán en la mesa redonda: con la presencia de Guadalupe Fernández Gascón, hija de la pintora: Angelina Muñiz, escritora, que se referirá a la exposición que presentamos; José María Espinasa, poeta y editor que hablará sobre la relación de Elvira Gascón con la literatura; Juan Ignacio del Cueto, arquitecto, que repasará la relación de la pintora con Félix Candela y con su marido Roberto Fernández Balbuena y de su colaboración en la iglesia de San Antonio de las Huertas; de Mauricio Ramírez, estudioso de la vida y la obra de nuestra pintora, que dará a conocer la presencia de  México en la obra de Elvira Gascón y de Angustias Freijo, crítica de arte,  que nos ofrecerá las reflexiones que acompañaron a su proyecto de exposición para dar a conocer la obra de  Elvira Gascón, fuera de México.

            El Ateneo Español de México es hoy uno (si no el único) de los espacios dedicados a conservar la memoria del exilio español en México, sin quedarse anclado en el pasado sino para ofrecerlo a las generaciones actuales y a las que están por venir. En esta pretensión coincide con el Centro de Estudios de Migraciones y Exilios de la UNED (CEME) que intenta consolidarse como un espacio de reflexión e investigación de estos temas; además reúne documentación archivística, audiovisual, artística y la pone al alcance de todos los interesados. Ambas instituciones, El Ateneo Español de México y el CEME no tienen a la República Española detrás sino en el horizonte, adelante, porque hay todavía tanto que defender.

Cronología de Elvira Gascón

 

1911 – Elvira Gascón nace en Almenar, Soria.

1930 – Ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid y en los años sucesivos obtiene numerosos reconocimientos.

1935 – Obtiene el título de Profesora de Dibujo y comienza a trabajar en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid como profesora de perspectiva.

1937 – Trabaja como auxiliar técnico en la Junta Delegada de Incautación, Protección y Salvamento del Tesoro Artístico en Madrid. En diciembre consigue el puesto de profesora en el Instituto Lope de Vega.

1939 – Llega a México como exiliada donde trabaja para el Fondo de Cultura Española.

1940-1990 -Trabaja como ilustradora en publicaciones periódicas y libros. Además participa en subastas y obras de caridad.

2000 – Fallece en México y sus restos yacen en el Panteón Español.

 

 

Poema de Rubén Bonifaz Nuño

dedicado a Elvira Gascón

Como el rostro del aire cuando giraestablece la luz; como la helada

el agua móvil de la madrugada,

funda las cosas tu dibujo Elvira.

 

Lo que quiere nacer, tiende y aspira

a la forma que mira tu mirada;

a que lo saque, aspira, de su nada

y vuelva verdadera su mentira.

 

Solo tiene verdad lo que finje

entre los cuatro aspectos de la esfinge

cobra peso y fulgor lo oscuro y vano.

 

Y las llamas, el mar, la tierra, el cielo,

existen, limitados por el vuelo

de la línea que come de tu mano

 

Rubén Bonifaz Nuño, 1969

 

 

Boletín – Noviembre 2011

Poema de Luis Cernuda a un brigadista

Félix Población

José Iturmendi, ex decano de la Facultad de Derecho, aspiró al rectorado de la Universidad Complutense en las pasadas elecciones. Fue derrotado por José Carrillo, que el pasado 22 de octubre inauguró un monumento a las Brigadas Internacionales, donde muchos de estos voluntarios perdieron la vida defendiendo a Madrid de los bombardeos nazis.

En esa misma fecha, Iturmendi comentó en el diario La Razón que con ese monolito en honor de los voluntarios extranjeros que lucharon contra el fascismo en la Guerra de España, Carrillo pretendía reescribir de manera unilateral la memoria histórica y que tal monumento no es pertinente, adecuado ni oportuno puesto que no conmemora algo pacífico.

Las palabras del ex decano de la Facultad de Derecho parecen haber surtido su efecto el pasado fin de semana. Sobre el monolito apareció una pintada en la que sus autores califican de asesinos a quienes acudieron a defender la Segunda República contra el golpe de estado del general Franco, apoyado militarmente por los regímenes fascistas de Alemania e Italia. Esa rebelión armada contra el estado de derecho legítima y democráticamente instaurado es lo que, como bien debería saber el señor Iturmendi, nunca se debió conmemorar, aunque aquí lo estuvimos haciendo y padeciendo durante casi cuatro décadas. Pocos años antes de morir, Luis Cernuda, visitó una universidad de los Estados Unidos con objeto de leer allí algunos de sus poemas. Fue en ese acto, cuando Cernuda se encontró con un ex soldado voluntario de la Brigada Lincoln que lo saludó con la emoción reverdecida por la evocación que los versos habían sembrado en su memoria. No espero que quienes pretendieron enlodar la memoria de esos luchadores en el campus de la Complutense lean ese poema, escrito por Cernuda en su hotel la misma noche del encuentro con el brigadista, pues probablemente su sensibilidad esté embotada para tales menesteres, pero que un profesor de Derecho ignore, pase por alto o desprecie el significado de esos versos y los manche con su opinión acerca del proceder de aquellos voluntarios me parece desolador y vergonzoso. El poema se titula 1936 y dice así:

Recuérdalo tú y recuérdalo a otros,
cuando asqueados de la bajeza humana, cuando iracundos de la dureza humana:
Este hombre solo, este acto solo, esta fe sola. Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.

En 1961 y en ciudad extraña, más de un cuarto de siglo después. Trivial la circunstancia, forzado tú a pública lectura,

por ella con aquel hombre conversaste: Un antiguo soldado
en la Brigada Lincoln.

Veinticinco años hace, este hombre, sin conocer tu tierra, para él lejana
y extraña toda, escogió ir a ella
y en ella, si la ocasión llegaba, decidió apostar su vida,

juzgando que la causa allá puesta al tablero entonces, digna era
de luchar por la fe que su vida llenaba.

Que aquella causa aparezca perdida, nada importa;
Que tantos otros, pretendiendo fe en ella sólo atendieran a ellos mismos,
importa menos.
Lo que importa y nos basta es la fe de uno.

Por eso otra vez hoy la causa te aparece como en aquellos días:
noble y tan digna de luchar por ella.
Y su fe, la fe aquella, él la ha mantenido a través de los años, la derrota,
cuando todo parece traicionarla.
Mas esa fe, te dices, es lo que sólo importa.

Gracias, compañero, gracias
por el ejemplo. Gracias por que me dices que el hombre es noble.
Nada importa que tan pocos lo sean: Uno, uno tan sólo basta
como testigo irrefutable
de toda la nobleza humana.

Luis Cernuda

 

Ellas no cabían en la cárcel de Victoria Kent CGT-A pide rescatar del olvido la vieja prisión de mujeres de Málaga

Olivia Carballar Sevilla

Las mujeres han sido durante años las grandes silenciadas del franquismo. Ni la Ley de Memoria Histórica se acordó de ellas. No fue hasta el año pasado cuando la Junta de Andalucía las reconoció por primera vez como víctimas oficiales de una dictadura que les arrebató los derechos adquiridos, no sin dificultades, en la II República. Las asociaciones memorialistas ahora promueven un nuevo homenaje a través de los Lugares de Memoria Histórica, una figura recién creada por el Gobierno andaluz para dignificar, proteger y catalogar los puntos donde sucedieron hechos violentos.

Entre sus propuestas, el grupo de trabajo sobre Memoria Histórica del sindicato CGT-Andalucía ha señalado la vieja cárcel de mujeres de Málaga. Durante la República, la entonces directora de Prisiones, Victoria Kent, cerró la prisión por su insalubridad. Sin embargo, y a pesar de esas nefastas condiciones, fue reabierta por los falangistas para encarcelar a las mujeres de los rojos. “Kent propició el inicio de prisiones de construcción nueva, donde hubiese una reinserción real. Y la prensa local de la época recoge fotografías de ella visitando las obras de la nueva prisión provincial, para unas 500 o 600 personas. Al entrar las tropas franquistas en la ciudad, esta cárcel se quedó pequeña, se hacinó hasta límites insoportables. Y a las mujeres se las trasladó a la vieja, que se inundaba, que tenía humedades… A ellas se dedicó el sitio más inhóspito“, explica la profesora de la Universidad de Málaga Encarnación Barranquero, investigadora y autora de diversas obras sobre la represión hacia las mujeres.

Los falangistas las llevaron a una cloaca tras quedarse pequeña la prisión

“Ni la juventud ni la ancianidad fueron atenuantes para que se las considerara peligrosas y sufrieran los rigores de la represión. Tanto en las fichas de la cárcel como en las órdenes de sepelio del Ayuntamiento para los enterramientos se pueden ver jóvenes de 18 años ejecutadas y ancianas de 82 acusadas de rebelión militar”, sostiene Barranquero. En torno a 50 mujeres presas fueron sometidas, además, a un “experimento” elaborado por el doctor Antonio Vallejo-Nájera. Su conclusión fue que las mujeres tienen instintos criminales y necrófagos que, en circunstancias normales, no demuestran por el control que se ejerce sobre ellas. Sólo gracias a ese control son dulces y buenas. Pero en momentos de revolución esos instintos se desatan. A sus hijos habría que educarlos al margen de ellas. “La Iglesia tuvo mucho que ver en todo eso, en la reeducación de los hijos”, afirma Antonio Somoza, de CGT de Málaga, que se indigna al recordar que la Iglesia aún no ha pedido perdón por su papel durante el régimen franquista.

La ‘desbandá’

Fueron también las mujeres, según Barranquero, las que impulsaron en gran medida la desbandá, aquella huida masiva por la carretera entre Málaga y Almería ante la llegada de los falangistas. “Eran las encargadas de mantener controlados a los niños, a ancianos y los enseres que portaban“, añade.

La investigadora, que ha buscado el reconocimiento de las mujeres a través de sus trabajos, destaca el papel que tuvieron que ejercer en la guerra: “Les tocó a muchas sacar la familia adelante al quedarse solas y enfrentar años de hambre y miseria en los mejores casos, si es que no se añadía el estigma de ser familias de presos, de fusilados o desaparecidos”.

De la escuela de la República al Nacionalcatolicismo

Dolors Aguado y Martorell

Arturo siempre fue Don Arturo para mí, maestro de la República, seguidor de los métodos de la Institución Libre de Enseñanza, de Giner de los Rios y Bartolomé de Cossio. Profesor de historia represaliado por el infausto régimen del dictador Franco, no pudo ejercer la enseñanza hasta bien entrada la década de los sesenta. Cuando fue contratado en un colegio religioso y en otro privado ocho horas por semana en cada uno, me contaba la de sorpresas que se había llevado en su regreso tardío a la docencia. Pensaba que, después de muchos años depurado, preso y en el exilio, trabajando con tacto y prudencia, se podía continuar haciendo una escuela activa: práctica de asambleas, diario de clase, textos libres; en una palabra, libertad de cátedra. Y sobre todo luchar por una escuela laica de nuevo. No fue posible, pese a su empeño. En la época en que lo conocí –a principios de los 70- me solía repetir, ahíto de amargura: “el régimen no acepta ni el diálogo ni el sugerimiento.”

En uno de los centros, al principio de cada jornada, los alumnos y maestros hacían filas en el patio, levantaban el brazo (no todos sonreían) y se oían las notas del “Cara al Sol”. Después, a clase.

“Yo he visto matar la escuela”, explicaba la pedagoga Marta Mata, de quien ya publiqué un artículo en EL OTRO PAÍS con motivo de su fallecimiento. “He visto dispersar a los maestros. He visto guillotinar los libros de texto por el mero hecho de estar escritos en catalán”. En el enfoque de la enseñanza, bien mereció el régimen nacido el 14 de abril de 1931 el sobrenombre de “República de intelectuales”, también porque coincidió con un nuevo ímpetu de escritores y universitarios, con un acrecentado deseo de saber de las clases populares. Las causas fueron múltiples: la necesidad de una mayor participación popular en tareas políticas y sindicales, la puesta en tela de juicio de concepciones seculares, la incorporación de las niñas en una escuela unitaria y la voluntad decidida de la República por crear una escuela pública, gratuita y obligatoria al menos en el nivel de la enseñanza primaria, que arrancara de las manos de la iglesia católica a través de las ordenes religiosas el monopolio de la enseñanza. No se puede negar la proyección de la República sobre la enseñanza: creación de 7.000 escuelas en 1931; 2580 en 1932; 3900 en 1933. Los sueldos de los maestros sumaban 5’8 millones de pesetas en el presupuesto de 1931 y 28’2 en el de 1932. Se triplicaron los Institutos de segunda enseñanza y se formaron nuevos profesores.

Las misiones pedagógicas salieron por campos y aldeas. La obra de “La Barraca”, el teatro de los estudiantes, dirigido por Federico García Lorca ha quedado como jalón y ejemplo para otras generaciones. Del mismo tono, fue El “Búho”, teatro de la F.U.E. de Valencia, dirigida por Max Aub. Porque la escuela fue uno de los grandes logros de la segunda República, no fue casual el ensañamiento del franquismo con hombres como Arturo y con todo el cuerpo de maestros y maestras que trabajaron por el ideal de una enseñanza pública, gratuita y laica. Por eso, el largo olvido en que estuvieron en la noche de la dictadura se prolongó tras la muerte del generalísimo. Casi nadie les ha dedicado un reconocimiento por el trabajo, la experiencia, los méritos de la escuela que habían construido durante la República. Es lógico, se pactó enterrar la República y, por tanto, silenciar toda su obra.

Del Maestro Al Catequista

Con la victoria del fascismo, el perfil del maestro tenía que cambiar radicalmente. Ya en 1939, el ideólogo franquista Alfonso Iniesta escribió en su obra “El caudillo y la escuela”: “Al enemigo hay que despojarle de sus ideales absurdos, dice el caudillo, y es ésa la Misión del maestro”.

No le fue a la zaga la Inspección educativa de Girona, que en su primer comunicado, en 1939, expresó el tipo de profesionales de la enseñanza que querían los vencedores: “Maestros sanos de cuerpo y espíritu, poseídos del fervor necesario para arrastrar inquietudes infantiles; con valor suficiente para afrontar la tarea que exige de nosotros renunciación y sacrificio, y valentía suficiente para sostener nuestras creencias; entusiasmo inquebrantable para transmitir el amor que precisa la tierra bendita que nos vio nacer, la de las grandes epopeyas e incontables heroísmos. Siempre firme nuestra fe en Dios y en España y completa nuestra obediencia al Caudillo. No se puede dejar todo en manos del párroco, sino, juntamente con él, intensificar de tal forma la enseñanza del catecismo”. He aquí un ejemplo de lo que copiaba un niño de La Salle, de Cassà de la Selva, el curso 1961-1962: “Los gitanos. Los que viven en casas derrumbadas, debajo de puentes y rodeando una hoguera. Mujeres y niños mal vestidos y sucios son los gitanos. Hombres que son lo último de la sociedad, la peste por donde pasan con sus robos. Se sirven de animales que luchan con la vida y la muerte por su falta de alimentos”. Y acaba diciendo que deberían desaparecer porque no aportaban ningún provecho.

Esta fue la gran regresión del franquismo, devolver la escuela a la Iglesia católica, reinstaurar el clasismo, el desprecio a lo diferente, eliminar la razón. En definitiva, el regreso a la España negra del tópico y la inquisición. La Iglesia católica, en su afán por controlar los contenidos de la enseñanza, no ha dudado en reprimir, depurar, fusilar maestros – homenaje aquí al maestro de Pulianas fusilado junto con García Lorca. No hay que olvidar que le correspondió a un maestro valenciano Cayetano Ripoll, el mestre de Russafa, el triste honor de ser la última victima del Santo Oficio, quemado públicamente en Valencia en 1826.

Todas estas reflexiones y recuerdos sobre la enseñanza y la República se han reavivado con la lectura del excelente libro de Ramón Portell i Salomó Marqués “Mare de déu, quina escola. Els mestres contra Franco”, que ha salido de imprenta en la Editorial Ara Llibres. También ha contribuido a revigorizar mis recuerdos el asco que me ha producido contemplar a un enviado de la Curia vaticana reclamarle al gobierno el máximo respeto a la libertad de enseñanza.

Los “legítimos” herederos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes: D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”.

Arturo Fernández Domínguez

Hijo del Exilio republicano y socialista español e “institucionista”

Según la “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista”, de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, representada por su presidente D. Bernardo Giner de los Ríos, expuesta -con total claridad- por su secretario D. Germán Somolinos D’ Ardois en su artículo titulado “Los Ochenta Años de D. Bernardo”, publicado en el Boletín No 110, de diciembre de 1968, acerca de los únicos legítimos (verdaderos) herederos de estas instituciones (históricas), éste afirma que:

“D. Bernardo es el presidente de la Institución Libre de Enseñanza. Nombrado por la asamblea general todavía en España (en 1936) y sus manos son las únicas que pueden recibir el patrimonio institucionista cuando el retorno sea posible. Esta razón fundamental en nuestro grupo…” (Grupo de México).

Y, ello, porque D. Bernardo es “el alma, el impulso y hasta el obrero manual de nuestro Boletín. Archivo permanente y futuro de nuestra Corporación”; “el fundamento de nuestro grupo”; “el aglutinante de todos nosotros”. Sabe “convivir, comprender y atraer hacia sí, los más dispares caracteres de esa heterogénea Corporación, donde todos estamos unidos por el hilo de la nostalgia, la amistad y el culto a D. Francisco y sus apóstoles”.

Para terminar, diciendo: “Obra callada, obra de soledad, pero con trascendencia para todos. Razón de su autoridad moral permanente en el grupo de exiliados españoles. Son treinta años de edificación continua y, él, que es arquitecto, sabe muy bien que cuando se edifica sobre cimientos sólidos la obra será perdurable. Creo haber repasado algunas de las razones por las cuales D. Bernardo ha sabido cumplir sus ochenta años y sabrá seguir cumpliendo los venideros. Son razones de esperanza, de responsabilidad, de fe y de convivencia…”.

Sin embargo -desgraciadamente- la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”, a través de su presidente D. Bernardo Giner de los Ríos, que falleció en el año de 1970 en México, la “legítima” (verdadera) heredera del legado (herencia) “intelectual” (espiritual) y material (patrimonial) de dichas instituciones, no sólo no recibió el patrimonio (edificios históricos); sino que, tampoco, la dejaron (permitieron) tomar la dirección y realizar la gestión de éstas a partir de la etapa de la Transición “democrática” (años 1977-78), porque tuvo lugar otra “restauración” histórica más de la Monarquía borbónica, “liberal” y católica en España, una nueva versión (más modernizada) (reedición) de la restauración “canovista” del anterior siglo XIX.

La Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (históricas) en el Exilio, y sus principales integrantes (representantes), de orientación ideológica democrática -principalmente (fundamentalmente)- republicana y socialista fueron (sin contemplaciones) postergados, silenciados y olvidados por unos nuevos “dirigentes” (supuestos “institucionistas”) en España, los “hijos” (herederos) del Franquismo, que los pusieron (colocaron) al frente de la actual Institución “oficial” (Fundación “Francisco Giner de los Ríos”, “Corporación de Antiguos Alumnos y Amigos” y Residencia de Estudiantes), totalmente diferente (distinta) y contraria a la “histórica”. Esta Institución “oficial” -desde el primer momento- vendrá (será) ya “bendecida” política y económicamente; y, también, servirá como “aggiornamento” liberal y progresista y “legitimadora” del nuevo régimen político “democrático”, heredero e impuesto por el Franquismo, la Monarquía borbónica, “liberal” y católica, hasta llegar después a convertirse además, y cada vez lo será más en el futuro, en un lucrativo “negocio” (empresa) cultural.

La recuperación (completa), de la importante (por su valor “inestimable”) “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista”, recogida (expuesta) -afortunadamente- en el Boletín de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, durante los años 1958 hasta 1970, gracias -sobre todo- a D. Bernardo Giner y otros “institucionistas”, es pues necesaria (imprescindible) en la actualidad para poder llevar a cabo (realizar) en el futuro la restauración (definitiva) y la continuidad (continuación) de estas instituciones en España.

Dicha “Voz” estuvo integrada (constituida) no sólo por los “institucionistas” que estaban en el Exilio; sino, también, por los que se encontraban -por diversas circunstancias personales y familiares- dentro de la España de Franco y la Iglesia católica, que fueron perseguidos, presos y postergados -como por ejemplo- D. Luis Calandre Ibáñez, médico de la Residencia de Estudiantes de Madrid; y, de Dña. María Sánchez-Arbós, maestra y profesora del Instituto-Escuela de Madrid, entre otros principales. No obstante, éstos mantuvieron -siempre- una estrecha y afectuosa relación epistolar con D. Bernardo Giner y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”; aportando, además, sus colaboraciones (artículos) a su modesto- no por ello menos importante- Boletín, de gran significación para Dña. María Sánchez-Arbós por ser: “esencia y presencia” del anterior; que a mí “tanto me dice y tanto me recuerda y admiro a los pocos compañeros que se mantienen fieles, leales a un principio amoroso que sopló intensamente en su alma”; y, que, finalmente, “representa el aliento vital de lo que fue y no se extingue, y pasará a otros espíritus delicados cuando falten los actuales, porque lo bueno y verdadero debe ser infinito” (Boletín Grupo de México, No 64, septiembre de 1963,”Acuse de Recibo” por Dña. María Sánchez-Arbós).